A pesar de que ofrece conversaciones directas, EE.UU. aumenta las sanciones económicas contra Irán

11 de febrero de 2013
Reportaje
Trita parsi

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El gobierno de Obama está intensificando su guerra económica contra Irán, antes de las conversaciones nucleares que se realizarán a fin de este mes en Kazajstán. La semana pasada, la Casa Blanca anunció que ampliaría las sanciones [contra Irán] mediante la presión a los países que le compran petróleo de que en lugar de hacerle pagos directos, le exijan a Irán que compre sus productos. El Tesoro también amplió la lista de sanciones al incluir los medios estatales iraníes. Nos acompaña Trita Parsi, fundador y presidente del Consejo Nacional Iraní-Estadounidense y autor del libro "A Single Roll of the Dice: Obama’s Diplomacy with Iran” (Una sola jugada: la diplomacia de Obama con Irán), publicado recientemente. De regreso en EE.UU. después de haber declarado ante el comité de asuntos exteriores del parlamento británico sobre el programa nuclear de Irán, Parsi afirma: "A pesar de [las sanciones], no se observa que el régimen haya cambiado sus cálculos nucleares. Esto se debe principalmente a que la presión por sí sola no funciona. Debe haber negociaciones en las que se ofrezca algo que la otra parte considere estratégicamente valioso. Sólo así se podrá decir que se probó el uso de la diplomacia".
The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.