1 de Abril de 2013

Mientras Obama medita sobre la suerte de Keystone XL, se avería un oleoducto de ExxonMobil en Arkansas

Arkansas_oil_spill

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Continúan las tareas de limpieza luego de la avería de un oleoducto de ExxonMobil, que derramó el equivalente a miles de barriles de petróleo crudo provenientes de Canadá, en la zona central de Arkansas. El derrame hizo que más de veinte hogares tuvieran que ser evacuados. El oleoducto Pegasus de arenas alquitranadas, de unos 50 cm de ancho, explotó el viernes a la noche cerca de la localidad de Mayflower, Arkansas, provocando lo que la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. calificó como “un derrame grave”. El hecho reavivó los pedidos al gobierno de Obama de que rechace el controvertido oleoducto Keystone XL, que transportaría petróleo obtenido a partir de arenas alquitranadas desde Canadá hasta las refinerías ubicadas en Texas. “Es casi como si la naturaleza estuviera tratando de decirnos que quizás sea mejor dejar esta cosa en el subsuelo en Canadá donde estuvo segura en los últimos millones de años, en lugar de trasladarla, entubarla, manipularla a lo largo y ancho del país”, afirma Bill McKibben, co fundador y director de la organización 350.org. McKibben es autor de "Eaarth: Making A Life On A Tough New Planet” (Tierrra: la vida en un planeta nuevo y difícil).

Programas recientes Ver más