1 de Mayo de 2013

Hacen falta medidas urgentes para evitar la muerte de los prisioneros en huelga de hambre en Guantánamo

Gitmo-file1

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El presidente Obama juró renovar la presión para cerrar la cárcel militar en la bahía de Guantánamo, cuatro años después de haber prometido por primera vez su clausura. En una conferencia de prensa realizada en la Casa Blanca, Obama dijo que es insostenible la detención por tiempo indefinido de más de cien personas, pero defendió que se esté obligando a comer a los prisioneros que están haciendo huelga de hambre hace tres meses para conseguir su libertad. Los abogados que representan a los prisioneros en Guantánamo recibieron bien la promesa de cierre hecha por Obama, pero lo instaron a tomar medidas urgentes, entre ellas la liberación inmediata de 86 personas que ya tienen permiso de traslado y el levantamiento de la moratoria impuesta a la repatriación de los ciudadanos yemeníes. Nos acompaña Pardiss Kebriaei, abogada que trabaja en el Centro para los Derechos Constitucionales y abogada de Ghaleb Al-Bihani, un prisionero en Guantánamo que está haciendo huelga de hambre. “El presidente Obama hizo declaraciones muy importantes sobre Guantánamo antes; ahora necesitamos acción”, afirma Kebriaei. “Es una responsabilidad de seguridad nacional, es legalmente insostenible, es moralmente incorrecto, es injusto, el mundo lo sabe, el presidente Obama lo sabe. Los estadounidenses lo deben saber, hay que cerrarla”.

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares