22 de Mayo de 2013

Piden la renuncia de Eric Holder por espionaje a la prensa y a los manifestantes del movimiento Occupy

Eric_holder

Mientras el gobierno de Obama enfrenta críticas por el espionaje que el Departamento de Estado hizo a periodistas y porque el organismo recaudador de impuestos en EE.UU, Internal Revenue Service (IRS) persigue a las organizaciones de derecha, documentos recientemente publicados demuestran cómo el FBI, el Departamento de Seguridad Nacional y las fuerzas policiales locales trabajaron de manera conjunta con las grandes empresas para espiar a los manifestantes del movimiento Occupy en 2011 y 2012. Las medidas de espionaje, detalladas en miles de páginas de registros de contraterrorismo y de las fuerzas de seguridad, incluyeron el seguimiento del uso de Internet que hacían los manifestantes y a infiltraciones de sus reuniones. Un documento muestra que un agente encubierto fue enviado en Arizona para infiltrarse entre los activistas que organizaban las manifestaciones alrededor del Consejo Estadounidense de Intercambio Legislativo (ALEC), el grupo secreto que ayuda a las grandes empresas estadounidenses a proponer y preparar proyectos de ley para los estados de todo el país. Nos acompaña Matt Rothschild de la revista The Progressive, que aborda el tema de la vigilancia en su último artículo, “El espionaje a los activistas del movimiento Occupy: cómo la policía y el Departamento de Seguridad Nacional colaboran con Wall Street”.

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más