7 de Mayo de 2013

Mississippi: ejecutarán hoy a Willie Manning, sin análisis de ADN y con errores admitidos por el FBI

Willie_jerome_manning-1

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El estado de Mississippi se prepara para ejecutar a un convicto afroestadounidense esta noche, a pesar de que el FBI —en una actitud fuera de lo común— admitió haber cometido errores en su análisis inicial de la evidencia. Willie Jerome Manning fue declarado culpable de asesinar a Jon Steckler y Tiffany Miller, dos estudiantes universitarios blancos, en 1992. El proceso de ejecución siguió en pie luego de que la fiscalía y los tribunales del estado se negaran a permitir la realización de nuevos análisis de ADN, que podrían haber demostrado la inocencia de Manning. El Departamento de Justicia envió una carta en la que afirma que el testimonio de uno de los analistas que actuaron en el juicio "sobrepasó los límites de la ciencia y, por lo tanto, no es válido". Los abogados de Manning alegan que no existe evidencia física que lo vincule con los asesinatos y que el análisis de los restos de cabello y otras pruebas podría llevar a identificar a otra persona como el asesino. Pero el mes pasado, la Corte Suprema del estado de Mississippi, por 5 votos contra 4, se negó a conceder una nueva prueba de ADN, aludiendo a "una concluyente, abrumadora evidencia de culpabilidad". Además del rechazo a realizar la prueba de ADN, los abogados de Manning cuestionan a los fiscales por basar su caso en dos testigos clave, cuya credibilidad ha sido puesta en duda en el proceso. También se han planteado denuncias de sesgo racial en la selección del jurado que declaró culpable a Manning. "Necesitamos que alguien intervenga", dice Vanessa Potkin, una de las principales abogadas de la organización The Innocence Project. "Es absolutamente injusto que una ejecución siga en pie cuando existe la posibilidad de analizar evidencia biológica para conocer la verdad, y mostrar si fue él o no quien cometió el crimen. ¿De qué tienen miedo?"