Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

9 de Mayo de 2013

Secuestros de Cleveland: toda una cultura de “masculinidad tóxica” y violencia contra las mujeres

Cleveland_victims

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Según se informa, Amanda Berry, Gina DeJesus y Michele Knight habrían sido secuestradas y sometidas durante años a abuso físico y sexual por parte del sospechoso Ariel Castro. Ahora surgen preguntas de por qué la policía no investigó a Castro más detenidamente antes, en particular en 1993 y 2005, cuando fue acusado de golpear a su ex esposa Grimilda Figueroa; de acuerdo a los registros de la justicia, Castro le habría roto la nariz, las costillas y un diente, le habría dislocado los hombros y la habría golpeado al punto de provocarle un coágulo en el cerebro. Jaclyn Friedman, directora ejecutiva de la organización Women, Action and the Media y editora de la antología “Yes Means Yes: Visions of Female Sexual Power and a World Without Rape” (Sí quiere decir sí: miradas del poder sexual de las mujeres y de un mundo sin violaciones), sostiene que el caso de Cleveland es “un ejemplo extremo de la dinámica generalizada de masculinidad tóxica que hay en nuestra cultura”. Friedman explica: “Realmente expresa algo que notamos en toda la cultura, que es que los hombres están entrenados para pensar que la manera de ser hombre es tener poder y deshumanizar a las mujeres”. También hablamos con el periodista Eric Sandy de Cleveland.

Programas recientes Ver más