25 de Junio de 2013

Filtración de información clasificada: piden a los empleados públicos que observen a sus compañeros

Jonathan_landay

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Mientras los medios se ocupan casi exclusivamente del posible paradero de Edward Snowden, se conocieron más detalles de las medidas del gobierno de Obama contra los denunciantes. Un nuevo informe de investigación reveló que las medidas del gobierno contra las filtraciones va mucho más allá de los casos renombrados, como Snowden o la agencia de noticias Associated Press, y se extiende a la gran mayoría de las dependencias del gobierno, incluso las que no tienen ninguna relación con inteligencia o seguridad nacional. Durante casi dos años, la Casa Blanca ha llevado adelante un programa denominado “Amenaza interna” que obliga a los empleados públicos a observar constantemente el comportamiento de sus colegas y denunciar si sospechan algo. El programa apunta a funcionarios públicos que filtran cualquier información, no solo material clasificado. Esto llevó a McClatchy a advertir: “El programa (Amenaza interna) posiblemente le facilite al gobierno detener el flujo de información no clasificada potencialmente vital al público, pero crea ambientes laborales tóxicos envenenados por sospechas infundadas e investigaciones espurias”. Nos acompaña el periodista que ayudó a revelar la noticia, Jonathan Landay, especialista en temas de seguridad nacional e inteligencia para la empresa McClatchy Newspapers. Landay además analiza el informe que reveló cómo los ataques con aviones no tripulados realizados en Paquistán durante un período de cuatro años se hacían violando las normas fijadas públicamente por el presidente Obama.

Programas recientes Ver más

Programa completo