Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

6 de Junio de 2013

Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico: mayor poder de las corporaciones para demandar a los Estados

Privatization_protest

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El gobierno de Obama enfrenta un creciente cuestionamiento por el secreto extremo con que se llevan a cabo las negociaciones en torno a un nuevo acuerdo comercial de gran envergadura, que podría llevar a reescribir las leyes nacionales en cuestiones que van desde el sistema de salud y la libertad en Internet, hasta la seguridad alimentaria y los mercados financieros. Las últimas negociaciones del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) tuvieron lugar recientemente en Lima, Perú, a puertas cerradas. Hasta ahora, el gobierno de Obama se ha negado a difundir el texto resultante. Incluso hay miembros del Congreso que se han quejado de estar excluidos del proceso de negociación. El año pasado se filtró un capítulo del borrador del acuerdo que indica que el TPP permitiría a las empresas extranjeras que operan en EE.UU. apelar la aplicación de regulaciones clave ante un tribunal internacional. El organismo representante tendría la facultad de desconocer las leyes estadounidenses e imponer sanciones a quienes no cumplan con sus fallos. Analizamos el TPP con dos invitados: Celeste Drake, especialista en política comercial que trabaja para la organización sindical Federación Estadounidense del Trabajo-Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), y Jim Shultz, director ejecutivo del Centro para la Democracia, que acaba de publicar un nuevo informe sobre la forma en que las empresas utilizan las regulaciones del comercio para apoderarse de recursos y socavar la democracia. "¿Cuál es el principal impedimento que tienen las empresas para entrar en un país y extraer los recursos naturales sin ningún respeto por el ambiente y los derechos laborales? Es la democracia ", dijo Shultz. "Para las empresas es una amenaza que los ciudadanos se enojen y se interpongan en su camino y exijan a sus gobiernos que actúen. Así que lo que las corporaciones necesitan es ser más poderosas que los Estados soberanos. Y una forma de lograr ser más poderosas es enganchar a los Estados soberanos en una red de este tipo de acuerdos comerciales supranacionales".

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares