Sharif Abdel Kouddous analiza qué significa aceptar a las fuerzas armadas egipcias después de Morsi

16 de julio de 2013
Reportaje
Egypt sharif kouddous tweet

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Después de una semana de relativa calma, nuevos enfrentamientos surgieron en Egipto en el marco del actual conflicto sobre el derrocamiento del presidente Mohamed Morsi. Al menos siete personas fueron asesinadas y más de 260 heridas en hechos de violencia ocurridos durante la noche, luego de que los simpatizantes de Morsi y los Hermanos Musulmanes bloquearan el tráfico y marcharan hacia una plaza clave. Los disturbios se produjeron justo cuando el gobierno de Obama retomara los esfuerzos de participar en la división política que hay en Egipto. En la primera visita oficial de un funcionario estadounidense desde el derrocamiento de Morsi, el secretario de Estado adjunto William Burns mantuvo conversaciones con los líderes militares y con el gobierno interino. Desde El Cairo se comunica con nosotros Sharif Abdel Kouddous, corresponsal de Democracy Now!. “Notamos el resurgimiento del nacionalismo y de la amnesia nacional, casi, que están aplaudiendo al ejército y las fuerzas de seguridad para que ataquen con impunidad y dirijan la transición del país”, sostiene Sharif. "Debemos recordar que este es el mismo ejército que fracasó en la primera transición, contribuyó a que estuviéramos en esta crisis política, que es el mismo culpable de muchos crímenes. Los guardiacárceles son los que deberían estar en la cárcel”.
The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.