2 de Julio de 2013

El gobierno de Obama enfrenta un escándalo diplomático por el espionaje a gobiernos y ciudadanos europeos

Malte_spitz_map

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Mientras el denunciante de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden sigue refugiado en un aeropuerto de Moscú, las agencias de noticias continúan informando sobre las filtraciones que éste hiciera de documentos estadounidenses clasificados. Las filtraciones más recientes revelaron que la NSA espiaba las oficinas de la Unión Europea en Bruselas, Washington, DC, y en las Naciones Unidas, así como a más de 38 embajadas y misiones extranjeras. Los documentos más recientes también indican que habría una gran operación de espionaje de la NSA, cuyo objetivo serían ciudadanos europeos. Según la agencia de noticias Der Spiegel, se controlan unas 500 millones de comunicaciones únicas por mes solo en Alemania, país europeo con mayor cantidad de escuchas. Para saber más sobre este tema, hablamos con Malte Spitz, político del Partido Verde Alemán y defensor del derecho a la privacidad. Spitz tiene una historia personal con la vigilancia no deseada: fue a juicio para conseguir la información que su servidor de telefonía celular, Deutsche Telekom, la empresa matriz de T-Mobile, había reunido sobre la actividad de Spitz y luego la publicó. Spitz es autor del artículo de opinión en el periódico New York Times “Germans Loved Obama. Now We Don’t Trust Him” (Los alemanes amaban a Obama. Ahora no confiamos en él). Nos acompaña Kristinn Hrafnsson, vocero de WikiLeaks y periodista islandés de investigación.

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes