20 de Agosto de 2013

El compañero de Greenwald fue detenido y The Guardian fue obligado a destruir los archivos de Snowden

Mirandagreenwald

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El gobierno de Obama reconoció que había sido notificado de que los funcionarios británicos iban a detener a David Miranda, compañero del periodista Glenn Greenwald del periódico The Guardian que reveló las prácticas de espionaje masivo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). El domingo en el aeropuerto Heathrow de Londres, conforme al artículo 7 de la Ley de terrorismo británica, Miranda fue demorado durante nueve horas, el máximo de tiempo que alguien puede ser detenido sin cargo. Miranda acaba de anunciar que iniciará una acción legal contra el Ministerio del Interior británico por la detención. Mientras tanto, el periódico The Guardian dio a conocer que el gobierno británico amenazó con iniciar acción legal contra el periódico, a menos que destruyera los documentos clasificados de Snowden o se los entregara a las autoridades británicas. "Lo que subyace a esta medida es que está en juego la posibilidad de que una persona tenga dignidad y los periodistas tengan integridad con sus fuentes; esto amenaza el concepto de democracia libre", afirma el investigador en seguridad informática Jacob Appelbaum, que fue detenido e interrogado en numerosas ocasiones en los aeropuertos. “Y no lo digo en sentido hiperbólico; pero si todo está bajo vigilancia, ¿cómo puede haber una democracia? ¿Cómo se puede organizar una actividad política o tener confidencialidad con un elector, o una fuente o un amigo o un amante? Eso constituye la anulación de cosas fundamentales que hemos tenido por mucho tiempo". También nos acompaña Gareth Peirce, abogado británico de larga trayectoria.

Programas recientes Ver más