6 de Agosto de 2013

Una ciudad de California amenaza con la expropiación para frenar las ejecuciones hipotecarias de los bancos

Foreclosure-richmond

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Un pueblo del estado de California aparece en los titulares de los diarios por el modo en que está manejando la crisis de las ejecuciones hipotecarias. En Richmond, casi la mitad de los tenedores de hipotecas residenciales de la ciudad están en déficit. La semana pasada Richmond se convirtió en la primera ciudad del país que ofrece comprar las hipotecas de los propietarios que se encuentren con problemas económicos, a los bancos de Wall Street y otras entidades financieras. Conforme a un plan aprobado por el consejo municipal en el mes de abril, la ciudad también puede usar su poder de expropiación para comprar préstamos, con el objeto de modificarlos, evitar la ejecución hipotecaria y permitir que las familias permanezcan en sus hogares. “Los bancos les vendieron a los miembros de nuestra comunidad préstamos predatorios y ahora que no tienen solución se están presentando para esta crisis”, sostiene la alcaldesa de Richmond, Gayle McLaughlin. “Vamos a participar comprando estos préstamos problemáticos a los bancos a un precio de mercado justo. Y después trabajamos con los propietarios para refinanciar y modificar los préstamos de acuerdo con los valores actuales de las propiedades. Les pedimos a los bancos que voluntariamente nos vendan estos préstamos; si no cooperan vamos a considerar la posibilidad de la expropiación".

Programas recientes Ver más

Programa completo