8 de Agosto de 2013

"No quiero morir en la cárcel": la abogada Lynne Stewart, enferma de cáncer, pide su liberación

Lynnestewart3

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El equipo jurídico de la abogada presa Lynne Stewart presentará hoy ante un tribunal federal un pedido para que sea liberada. Stewart tiene 73 años y está muriendo de cáncer en una prisión de Texas. El mes pasado, el médico que la atiende en la cárcel estimó que su esperanza de vida es de aproximadamente 18 meses. La presentación de hoy sucede después de que la Oficina Federal de Prisiones denegara su solicitud de excarcelación anticipada. Los abogados de Stewart están apelando esta medida y esperan poder discutirla en la audiencia con el juez John Koeltl, quien dictaminó la primera sentencia de Stewart. En 2010, ella fue condenada a 10 años de prisión por entregar mensajes de su cliente, el clérigo islámico Omar Abdel-Rahman, a sus seguidores en Egipto. En una carta al juez Koeltl, Stewart escribió: "No tengo la intención de 'entrar dócilmente en esa buena noche', como escribió Dylan Thomas. Hay mucho por hacer en este mundo. Sé que no quiero morir aquí en la cárcel; un lugar extraño y sin amor. Quiero estar donde todo me es familiar; en una palabra, mi hogar. ...No tengo planes grandilocuentes; sólo aspiro a buena comida, conversación y música. Eso es lo que quiero. Y, por supuesto, a mi amado esposo Ralph, mi héroe y mi apoyo, mi corazón durante estos últimos 50 años. Lo necesito y necesito su fuerza y amor cerca mío, ahora que me preparo para los momentos que se aproximan, de transición y luego de descanso. Si usted realmente representa la mano misericordiosa de la ley, como lo opuesto, en este caso, a una burocracia despiadada, entonces no me castigue más. Concédame la libertad y permítame morir con dignidad". Hablamos con el esposo de Stewart, Ralph Poynter; su hija, Zenobia Brow; y su abogada, Jill Shellow.

Programas recientes Ver más

Programa completo