Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

17 de Septiembre de 2013

Una sobreviviente del atentado con bomba contra la iglesia de Birmingham todavía busca una compensación

Sarahcollinsrudolph2

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Esta semana se cumplen cincuenta años del día en que cuatro niñas —Denise McNair, Carole Robertson, Cynthia Wesley y Addie Mae Collins— murieron en un atentado con bomba perpetrado por el Ku Klux Klan contra la Iglesia Bautista de la calle dieciséis en Birmingham, Alabama. El atentado se produjo menos de un mes después de la histórica Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad. La semana pasada cientos de personas se reunieron en la capital del país para honrar la memoria de las niñas y los legisladores –de manera póstuma- les otorgaron la Medalla de Oro del Congreso. Nos acompaña la hermana de Addie Mae, Sarah Collins Rudolph, a quien con frecuencia se la llama “la quinta víctima” del atentado. Con solo 12 años de edad al momento del ataque de la iglesia, Collins Rudolph fue alcanza por fragmentos de vidrio, perdió un ojo y estuvo internada en un hospital durante meses. Hoy sigue viviendo en Birmingham y sufriendo los efectos físicos, mentales y emocionales del atentado. Afirma que todavía debe recibir una compensación.

Programas recientes Ver más

Programa completo