18 de Septiembre de 2013

Cómo EE.UU casi provoca un holocausto nuclear hace 33 años y aún hoy hay riesgos de una catástrofe

Nuclear_weapons

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Hoy hace treinta y tres años que Estados Unidos estuvo a punto de provocar un holocausto nuclear en su propio territorio. El llamado “Accidente Damasco” se refiere a un accidente con el misil balístico intercontinental Titan II, en un complejo de lanzamiento ubicado en las afueras de Damasco, Arkansas. Durante un procedimiento de mantenimiento de rutina, a un joven empleado se le cayó accidentalmente una herramienta de nueva libras de peso (unos 4 kg). La caída provocó la rotura del revestimiento del misil y produjo una importante filtración de combustible inflamable. Encima del Titan II descansaba la cabeza termonuclear más poderosa jamás trasportada en un misil estadounidense. El arma era unas 600 veces más poderosa que la bomba que destruyó Hiroshima. En las nueve horas posteriores al accidente, un grupo de aviadores corrieron enormes riesgos, para salvar el misil y evitar una enorme explosión que habría provocado daños incalculables. El hecho se detalla en el nuevo libro de Eric Schlosser, "Command and Control: Nuclear Weapons, the Damascus Accident, and the Illusion of Safety” (Comando y control: armas nucleares, el accidente Damasco y la ilusión de la seguridad), en el que se indaga las veces que EE.UU. estuvo a punto de provocar una detonación nuclear en su territorio o una guerra accidental. A partir de miles de páginas de documentos del gobierno desclasificados y de entrevistas con muchísimos miembros del personal militar y científicos nucleares, Schlosser demuestra que las armas nucleares de EE.UU. representan un grave riesgo para la humanidad.

Programas recientes Ver más