30 de Septiembre de 2013

Un análisis de ADN determina la inocencia de Henry James después de 30 años en la cárcel Angola

Henry2

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Emitimos el programa desde Nueva Orleans, Louisiana, en el corazón de la capital carcelaria del mundo, donde —en relación a la cantidad de habitantes— hay más personas tras las rejas que en cualquier otro estado: el índice de presos es trece veces mayor al de China. Louisiana también está entre las primeras ciudades del país en el número de personas que son absueltas después de pasar años en la cárcel por delitos que no cometieron. Nos acompaña Henry James, el hombre que estuvo más tiempo en la cárcel y acaba de ser absuelto en Louisiana. James estuvo 30 años en la tristemente célebre Penitenciaría del Estado de Louisiana, conocida como la cárcel Angola, con una condena a cadena perpetua por violación, sin libertad condicional. En el juicio, la fiscalía nunca le informó al jurado que la prueba serológica del material tomado por la violación excluía a James como el atacante. En el año 2011, una prueba de ADN encontrada accidentalmente demostró la inocencia de James, lo que le valió la libertad. También hablamos con Emily Maw, directora de Innocence Project de Nueva Orleans, que lo ayudó a conseguir la absolución. “El caso de Henry James es atípico y lamentable. En Louisiana todas las personas que son condenadas por asesinato o violación reciben cadena perpetua sin libertad condicional. No hay otro tipo de condena para esos dos delitos. Lo que es atípico en el caso de Henry es que encontraron la prueba”, afirma Maw. “En Louisiana, al igual que en muchos otros lugares, el almacenamiento y las prácticas de preservación de pruebas son atroces. La gente pierde las pruebas todo el tiempo en casos en que un análisis de ADN podría probar la inocencia del imputado”.