17 de Enero de 2014

“Aquí nunca va a haber un accidente”, le habían dicho al alcalde del pueblo donde se ubica Fukushima

Mayor_idogawa

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Hablamos con Katsutaka Idogawa, ex alcalde de la ciudad de Futaba, donde se ubica parte de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi. El pueblo quedó totalmente inhabitable luego del desastre nuclear. Le preguntamos cuáles fueron sus primeros pensamientos ante el terremoto y el tsumami que golpearon la región el 11 de marzo de 2011. “Fue una sorpresa enorme, y en ese momento yo sólo esperaba que nada hubiera sucedido en la planta de energía nuclear. Sin embargo, lamentablemente, sí ocurrió un accidente en la planta”, recuerda Idogawa. Él tomó la decisión de evacuar a la gente de su pueblo antes de que el gobierno nacional japonés diera el anuncio de evacuación. “Si hubiera tomado esa misma decisión apenas 3 horas antes, hubirea podido evitar que muchísima gente estuviera expuesta a la radiación”. Durante años, Idogawa había sido un promotor de la energía nuclear en la región; ahora la critica abiertamente. Según nos cuenta, tanto el gobierno como la empresa dueña de la planta, la Tokio Electric Power Company, siempre le habían dicho: “’No se preocupe, Alcalde. Aquí nunca va a haber un accidente’. Y porque esta promesa fue traicionada es que yo ahora me he vuelto un activista antinuclear.”