14 de Marzo de 2014

La militarización de la frontera entre México y EE.UU. amenaza contra el modo de vida de las tribus indígenas

Az-border2

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El presidente Obama movilizó miles de agentes de la patrulla fronteriza a la frontera sur de Arizona, estado conocido por su controvertido ataque a los inmigrantes. Unos 28 mil miembros de la nación Tohono O’odham quedaron atrapados en el medio de la militarización fronteriza. Su reserva —que cuenta con reconocimiento federal— es aproximadamente del tamaño de estado de Connecticut y en una franja de 76 millas, se extiende a ambos lados de la frontera entre México y EE.UU. Emitimos el programa desde Flagstaff, y hablamos tanto con Klee Benally, activista de la tribu Diné (de la nación navajo) como con Alex Soto, miembro de la nación Tohono O’odham y organizador de la campaña de solidaridad con la nación O’odham a ambos lados de la frontera. Soto también es miembro de un duo de hip-hop que se llama Shining Soul. “El pueblo de la nación Tohono O’odham, que significa ‘pueblo del desierto’, está atrapado en el medio de políticas coloniales que ahora están militarizando nuestros territorios con agentes de la patrulla fronteriza, puntos de control, aviones no tripulados e incluso la vigilancia generalizada de nuestra comunidad”, afirma Soto.