24 de Junio de 2014

Un memorándum sobre el uso de aviones no tripulados plantea preguntas preocupantes

Drones

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En el curso de tres meses en el año 2011, aviones estadounidenses no tripulados mataron a cuatro ciudadanos estadounidenses que se encontraban en el extranjero. El 30 de septiembre, el religioso Anwar al-Awlaki y Samir Khan fueron asesinados en un ataque con aviones no tripulados en Yemen. Dos semanas después, otro ataque estadounidense del mismo tipo acabó con la vida del hijo de 16 años de edad de Anwar, Abdul-rahman, en Yemen. Un mes más tarde, un ciudadano estadounidense de nombre Jude Kenan Mohammad fue asesinado en Pakistán. En los últimos dos años y medio, el gobierno de Obama se rehusó a dar a conocer el fundamento legal por el cual asesina a ciudadanos estadounidenses en el extranjero. Eso cambió el lunes cuando un tribunal federal emitió un memorando de 41 páginas muy editado. El memorando llega a la conclusión de que la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar de 2001 le permitió al gobierno estadounidense poner en la mira a Anwar al-Awlaki, quien –según el gobierno de Obama- se había unido a Al-Qaeda. En el Senado, el senador Ron Wyden elogió la publicación del memorándum pero afirmó que este plantea muchas preguntas. Wyden preguntó “¿Cuántas pruebas necesita el presidente para determinar que un estadounidense en particular es un objetivo legítimo de una acción militar? ¿El presidente puede atacar a un estadounidense en cualquier lugar del mundo?” Las preguntas se plantean también en relación a cuándo Estados Unidos puede asesinar a personas que no son ciudadanos estadounidenses. Hablamos con Hina Shamsi, directora del proyecto sobre seguridad nacional de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles.

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes