16 de Julio de 2014

José Vargas, símbolo de la lucha de los inmigrantes indocumentados, fue detenido en Texas

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

José Antonio Vargas, uno de los inmigrantes indocumentados más conocidos de Estados Unidos, fue detenido por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos el martes. Periodista ganador del premio Pulitzer, Vargas llegó a Estados Unidos proveniente de Filipinas en 1993 a la edad de 12 años. Tras escribir para el periódico Washington Post y otros medios de noticias, dio a conocer su condición de indocumentado en un ensayo muy difundido en el año 2011. Vargas acaba de viajar a la frontera de Texas para documentar la crisis que atraviesan miles de inmigrantes menores de edad que huyen de la violencia y la pobreza en América Central. Pero inmediatamente se dio cuenta de que podría tener problemas para salir debido a la fuerte presencia de agentes de la Patrulla Fronteriza y puestos de control. El martes, Vargas fue detenido en el aeropuerto internacional de McAllen-Miller, donde lo retuvieron durante ocho horas. En Twitter su detención se hizotendencia en Estados Unidos, donde miles de personas usaron el hashtag #IStandWithJose. Mientras el país observaba, Vargas finalmente fue liberado con una notificación para que se presente ante un juez de inmigración. En declaraciones hechas tras su liberación, Vargas dijo “Mientras el Congreso no tome medidas en relación a la reforma inmigratoria y el presidente Obana siga evaluando posibles medidas del ejecutivo, el problema crítico persiste: ¿cómo definimos a un estadounidense?” Emitimos un video que muestra a Vargas hablando en McAllen, Texas, acerca del tratamiento que reciben los inmigrantes menores de edad por parte de Estados Unidos, solo unos días antes de que lo detuvieran. "Estos menores no son ilegales; son seres humanos y no constituyen una amenaza para la seguridad nacional”, afirma Vargas. “La única amenaza que estos niños representan es la amenaza de que ponen a prueba nuestra propia conciencia”.

Transcripción

NERMEEN SHAIKH: Uno de los inmigrantes indocumentados más conocidos del país ha sido puesto en libertad tras su detención en un aeropuerto de Texas. José Antonio Vargas, periodista ganador del Premio Pulitzer, vino por primera vez a los EE.UU. desde Filipinas en 1993. En 2011, se convirtió en un líder activista indocumentado después de revelar su estatus en un ensayo que fue ampliamente leído. Vargas había viajado recientemente a la frontera de Texas para documentar la crisis en que se encuentran miles de niños de Centro América que huyen de la pobreza y la violencia. Vargas comenta que pronto se dio cuenta que podría tener problemas yendo sólo con su pasaporte de Filipinas debido a la fuerte presencia de agentes de la Patrulla Fronteriza y a los numerosos puestos de control. El martes, cuando pretendía volar a Houston haciendo escala en Los Angeles, Vargas fue detenido por las autoridades de inmigración por primera vez en su vida y fue retenido durante la mayor parte del día. El Departamento de Seguridad Nacional finalmente liberó a Vargas, alegando que no tenía historial previo, y que su prioridad era eliminar, cito, "individuos criminales".

AMY GOODMAN: Cinco días antes de su detención, el 10 de julio, Vargas habló en una conferencia de prensa en McAllen, Texas, frente a la Iglesia del Sagrado Corazón, donde están siendo acogidos los niños inmigrantes. Comenzó contando su historia.

JOSE ANTONIO VARGAS: Cuando tenía 12 años, mi madre me subió a un avión junto a un coyote y me envió a América. Tardé muchos años en afrontar y lidiar con esa experiencia, la experiencia de estar con un hombre extraño a quien nunca había visto antes, a quien mi familia pagó para acompañarme en mi primer viaje en avión, el sacrificio de mi madre, a quien no he visto en persona desde hace casi 21 años, la traumática experiencia de ser un niño desplazado a los 12 años y que tu madre te diga que si al llegar alguien me preguntaba a dónde iba, debía decirles que iba a Disneyland. Y mi frontera— este es seguramente uno de los momentos en que más cerca he estado de la frontera- mi frontera era el océano Pacífico; Llegué aquí desde Filipinas en un avión.

Así que durante estos últimos días y semanas, viendo las imágenes de estos niños de Centro América, escuchando la historia de José Luis, no me puedo imaginar totalmente— No me puedo imaginar totalmente el peligroso, traicionero, desesperado y largo camino hacia la seguridad, la libertad y la paz por el que pasan estos niños. Cuando tienes nueve o diez años— cuando tienes nueve, diez u once años, Te preocupas por el campamento de verano y la PlayStation. Cuando tienes nueve, diez u once años no sabes lo que significa que te llamen "ilegal" y no entiendes que tu vida esta siendo objeto del fuego cruzado entre políticos. Pero eso es exactamente lo que ha estado pasando. La manera en que muchas organizaciones de noticias, muchos expertos en los medios de comunicación y muchos políticos, especialmente en el Partido Republicano, están hablando sobre esta crisis humanitaria es una afrenta a EEUU y a los estadounidenses. Hace unos días, en una noticia de CBSNews.com, el titular decía: "¿Es la oleada de niños inmigrantes ilegales una amenaza para la seguridad nacional?". Ese era el titular. Estos niños no son ilegales; son seres humanos. Estos niños no son una amenaza para la seguridad nacional. La única amenaza que estos niños representan para nosotros es la amenaza de poner a prueba nuestra propia conciencia. Acabo de oir que el Senador Coburn de Oklahoma acaba de decir que todos estos niños deberían volar en asientos de primera clase. Dije: "¿Se las arreglaron para hacer esta caminata y travesía desde dónde vinieron, para poder subir a un avión y conseguir un asiento de primera clase? Debería darle vergüenza, senador".

Y ya que estamos aquí en Texas, no podemos hablar hoy sin mencionar al gobernador Perry, quien ha salido mucho en las noticias en estos últimos días. Al igual que muchos líderes republicanos, como el senador Ted Cruz y el Senador Cornyn, de aquí, de Texas, el gobernador Perry ha estado diciendo que una directiva llamada "Acción diferida para la llegada de menores", DACA, es responsable del aumento de estos niños de Centroamérica sabiendo, por cierto, que este es el mismo gobernador, el gobernador Perry, que ha dicho que este aumento ha estado ocurriendo durante años, ¿verdad? Antes de que DACA, la acción diferida, incluso fuese institucionalizada. Y están diciendo muchos de estos líderes republicanos que esto está sucediendo porque el presidente Obama no está haciendo cumplir la ley de inmigración. ¿Quieren decir el mismo presidente Obama que ha deportado a casi dos millones de inmigrantes en cinco años? Si esto no les parece confuso- si esto no les parece claro, entonces no están prestando atención.

Pero dejando la política a un lado, los texanos de este gran estado se han definido como estadounidense abriendo sus corazones y, en algunos casos, sus hogares. Me acaban de contar que un juez del condado de Dallas se esta definiendo como estadounidense al crear un lugar para 2.000 niños refugiados en Dallas. Así es como yo defino a EEUU. Hace tres años, el gobernador Perry, al defender las matrículas estatales para los texanos indocumentados, el gobernador Perry dijo, y cito: "Si usted dice que no debemos educar a los niños, que han entrado en nuestro estado debido solamente a que han sido traídos aquí por causas ajenas a ellos, entonces no creo que usted tenga corazón". Así que creo que la pregunta aquí es: Cuando se trata de estos niños refugiados, gobernador Perry, ¿dónde está su corazón?, ¿dónde está su compasión? Estos niños no están viniendo aquí para ir a Disneyland. Estos niños vienen aquí para salvar sus vidas. Muchas gracias por haberme invitado.

AMY GOODMAN: Jose Antonio Vargas, periodista ganador del Premio Pulitzer, uno de los inmigrantes indocumentados más conocidos en el país, hablando la semana pasada. Ayer, fue detenido por la Patrulla Fronteriza. Había viajado a la frontera de Texas para documentar la crisis de los miles de niños inmigrantes de América Central que llegan huyendo de la pobreza y la violencia. Después trabajar para el Washington Post y otros medios durante años, Vargas reveló su condición de indocumentado en un ensayo para la revista del New York Times en 2011. Vargas hizo una declaración después de su liberación, diciendo: "Quiero dar las gracias a todos aquellos que me han apoyado a mi y a los inmigrantes indocumentados del sur de Texas y de todo el país. Nuestras vidas se llenan de temor en simples actos como subirse a un avión para ir a casa con nuestra familia. Con el fracaso del Congreso en la reforma migratoria, y con el presidente Obama sopesando sus opciones en la acción ejecutiva, la cuestión fundamental sigue siendo: ¿Cómo definimos a EEUU?". Un agradecimiento especial a Bryan Parras y Liana López por estas imágenes.

Y así llegamos al final del programa. Voy a estar hablando en la casa de Mark Twain en Hartford, Connecticut, el 21 de julio; en Martha’s Vineyard, el sábado, 26 de julio a las 7:00 pm en el Auditorio de Cornell Katharine en Vineyard Haven, con una recepción especial a las 5:00 en el Beach Plum Inn en Menemsha. Visite nuestro sitio web, democracynow.org.

Traducido por Camila Osorio. Editado por Igor Moreno y Democracy Now! en Español

Programas recientes Ver más