17 de Julio de 2014

Horror en Gaza: fotógrafo del New York Times presencia la matanza de 4 niños palestinos en un bombardeo israelí

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El gobierno de Israel dice que está considerando la posibilidad de aceptar una nueva propuesta de alto el fuego realizada por Egipto, que tendría efecto a partir del viernes. Todavía Hamas no se ha pronunciado al respecto, luego de haber rechazado la última propuesta, en base a que sus dirigentes no habían sido consultados y que los términos de la propuesta permitían que Gaza siguiera sitiada y que Israel continuara bombardeando a voluntad. La noticia de esta nueva propuesta llega justo al finalizar una tregua humanitaria de cinco horas. Dicha tregua fue solicitada por la ONU para permitir que los habitantes de Gaza recibieran suministros y repararan daños provocados por 10 días de bombardeos israelíes. El miércoles, una lancha militar israelí bombardeó una playa y mató a cuatro niños que estaban jugando. Los chicos tenían entre nueve y once años y eran familiares entre sí. Otros siete adultos y niños resultaron heridos en el ataque. La escena fue presenciada por varios periodistas internacionales, entre ellos nuestro invitado de hoy, Tyler Hicks, fotógrafo de planta del periódico The New York Times y ganador del Premio Pulitzer. También nos acompaña, desde la ciudad de Gaza, el corresponsal de Democracy Now! Sharif Abdel Kouddous, que ha entrevistado a algunos familiares de las jóvenes víctimas.

Transcripción

JUAN GONZÁLEZ: Una tregua humanitaria de cinco horas acaba de terminar en Gaza. La tregua fue solicitada por Naciones Unidas para que los residentes de la Franja de Gaza pudieran recibir provisiones y reparar los daños hechos después de ser atacados por 10 días por parte de Israel. La cifra de muertos en Gaza ha alcanzado al menos 227 personas, en su mayoría civiles. Un israelí ha muerto desde que comenzó el ataque. Hoy se informa que puede darse una nueva tregua entre Israel y Gaza, pero los detalles todavía no son claros.

AMY GOODMAN: El miércoles, un barco militar israelí bombardeó una playa, matando a cuatro niños que estaban jugando en este lugar. Los niños tenían entre 9 y 11 años y hacían parte de la misma familia. Otros siete adultos y niños resultaron heridos en el ataque. La escena fue presenciada por varios periodistas internacionales, entre ellos el corresponsal de France 24, Gallagher Fenwick.

GALLAGHER FENWICK: Fuimos testigos de este incidente. Cuando se produjo el primer ataque nos asomamos a nuestro balcón. Tienen que entender que esto sucedió justo frente de los hoteles que están en la playa de Gaza donde la mayoría de los periodistas internacionales se quedan, así que hubo muchos testigos de este incidente. Como ya he mencionado, hubo un primer golpe muy fuerte que golpeó una estructura justo del puerto de Gaza. Por lo tanto, mucha gente ahí arriba estaba alerta. Y después de que ese primer ataque ocurrió, vimos a cuatro niños muy pequeños corriendo desde el punto de impacto en una playa completamente vacía, por lo que eran claramente muy visibles desde la distancia. Y es por eso que...fue en ese momento que hubo un segundo ataque que, obviamente, hirió a los otros niños, dejando a cuatro niños muertos en la playa- un hecho muy impactante teniendo en cuenta que, una vez más, estos niños estaban claramente y simplemente jugando en los alrededores y se podían ver de forma muy clara desde la distancia.

AMY GOODMAN: Ashraf al-Qidra del Ministerio de Salud de Gaza condenó el ataque a los cuatro niños— [Ismail] Mohammed Bakr, de nueve años; Ahed Bakr, de 10 años; Zakaria Bakr, de 10 años; y Mohammed Bakr, de 11 años.

ASHRAF AL-QIDRA: La ocupación sionista cometió un nuevo crimen en contra de la población civil palestina y contra los niños que jugaban cerca del puerto de Gaza, lo que llevó a la muerte de cuatro niños, que murieron en el acto. Además, el quinto niño está ahora clínicamente muerto. Sus edades varían entre los 10 y 12 años de edad. Los equipos médicos se encuentran todavía en la zona buscando evacuar los muertos y heridos del sitio, que quedó completamente destruido. Un gran número de heridos llegaron al centro médico Shifa.

JUAN GONZÁLEZ: El miércoles el presidente Obama dijo que tenía, y cito, "el corazón roto" por la muerte de civiles en Gaza, pero mantuvo que Israel tenía derecho a defenderse.

PRESIDENTE BARACK OBAMA: Israel tiene derecho a defenderse de los ataques con cohetes que aterrorizan al pueblo israelí. No hay ningún país en la Tierra que pueda vivir bajo la amenaza constante de cohetes. En las próximas 24 horas, continuaremos contactándonos con nuestros amigos y otras partes del conflicto en la región, y utilizaremos todos los recursos y relaciones diplomáticas para apoyar los esfuerzos que conlleven a un acuerdo para un alto el fuego.

AMY GOODMAN: Nos dirigimos ahora a la ciudad de Gaza, donde nos acompaña el corresponsal de Democracy Now!, Sharif Abdel Kouddous. Sharif, ¿puedes decirnos qué pasó ayer? Cuéntanos lo que pasó en la playa.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Bueno, Amy, como ya oyeron, estos cuatro jóvenes, tenían entre 9 y 11 años, estaban jugando en un muelle que se adentraba al mar, justo en frente del hotel Deira, que alberga a muchos corresponsales extranjeros. Eran más de 4, eran 8 niños los que estaban jugando. Y aparentemente un barco naval armado les disparó. Uno de ellos fue asesinado inmediatamente y el resto de los niños comenzaron a correr. Visité el sitio hoy. Hay un montón de escombros y metales retorcidos, en el lugar donde se dio el bombardeo inicial. Y a 18 o 27 metros de distancia, mientras los niños corrían, todo parece indicar que se dio una orden para atacar directamente a esos niños, que de hecho fueron alcanzados. Hablé con un testigo, un pescador que estaba ahí, quien me dijo que los niños quedaron despedazados. Uno cayó a 20 metros de distancia de los otros dos. Todos ellos fueron asesinados. Mohammed tenía 11 años; Zakaria, nueve; Ismail, 11; y Ahed, 9. Y todos eran de la familia Bakr. Todos eran primos.

Y otros cuatro más resultaron heridos. Dos de ellos están en el hospital. Hablé con uno de ellos hoy. Dijo que estaba- que estaban jugando en la playa, y que normalmente van a la playa todos los días. Vienen de una familia de pescadores. Y me dijo que él estaba justo al lado de su primo Mohammed cuando se dio el ataque, y se las arregló de alguna manera para sobrevivir. Otro de ellos está pasando por un trauma psicológico profundo. Su nombre es Younis. Está en un shock muy fuerte por lo que pasó.

También hablé hoy con la madre de Mahammed, el chico de 11-años de edad que fue asesinado. Ella me dijo que él era un niño que amaba el mar. Tenía siete... tiene siete hermanas. Su padre arruinó su espalda hace unos 10 años mientras pescaba, y ellos estaban esperando que él creciera para que pudiera sostener a su familia. Se vivía una tragedia profunda, muy profunda en esa familia. Y como se podrán imaginar, esta es solo una de las historias de las personas que están muriendo en Gaza. Como sabemos, casi 50 niños han muerto desde que empezó el bombardeo hace 10 días, y cerca de 230 personas han sido asesinadas.

JUAN GONZÁLEZ: Sharif-

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Como usted ha mencionado anteriormente, sólo nos estamos acercando ahora a... adelante.

JUAN GONZÁLEZ: Sharif, solo quería interrumpirlo porque también tenemos en el teléfono a Tyler Hicks, el fotógrafo del New York Times que estaba allí en la escena cuando los niños fueron asesinados. Bienvenido a Democracy Now!, Tyler Hicks.

*TYLER HICKS: Gracias.

JUAN GONZÁLEZ: Si. Usted escribió un relato en primera persona de lo que presenció. ¿Podría contarnos de este, en sus propias palabras?

TYLER HICKS: Sí, de hecho, mi habitación de hotel tiene vista a la playa. Tiene una vista perfecta a esa área que fue atacada ayer. Yo había estado afuera, trabajando casi todo el día. Esto sucedió al final de la tarde. Y yo sólo, escuché una explosión muy fuerte, un sonido de impacto del otro lado de la ventana, Inmediatamente miré afuera, mi conductor estaba aquí conmigo. Y pude ver solo una parte del puerto, de este malecón que entra al mar, justo fuera de mi ventana, con una pequeña estructura, como una pequeña choza, que acababa de ser atacada por una bomba. Y en ese momento, sólo podía ver a un niño huyendo, corriendo en la arena. Yo sabía que era alta la posibilidad de que hubiera heridos o muertes tras ese evento, y rápidamente agarré mi cámara, mi chaqueta antibalas, cuando se dió la segunda explosión 30 segundos después de la primera. Cuando volví a mirar hacia fuera, ese mismo chico que había visto correr estaba sin vida, asesinado en la playa al aire libre, y junto con otros tres chicos que estaban jugando con él.

JUAN GONZÁLEZ: Y, Tyler Hicks, antes de estos ataques, ¿se habían dado bombardeos en esa área o misiles o rockets se habían disparado?

TYLER HICKS: No en esa zona. Quiero decir, en total— toda Gaza tiene, como ya sabrán, cohetes, de todo tipo— es difícil decir exactamente lo que son, si son morteros, cohetes desde un avión, desde un avión no tripulado. A menos que sepas hacer un estudio forense y saber sobre ese tema, no puedes saber realmente de qué tipo de arma se trata. Lo que sabemos es que el ataque viene de Israel.

Esta zona en particular es una esquina tranquila de la playa, aveces van allí algunos pescadores con redes que intentan pescar pequeños peces con carnadas, ocasionalmente van algunos niños. Luego nos enteramos que las familias le habían advertido a esos niños que no fueran a jugar en la playa, por ser una zona despejada. Pero no debería ser una excusa, esa no es una zona militar. Es una zona que hace parte de la playa que tiene hoteles frecuentados por periodistas. No es una zona en la que se reúne Hamas no en esa pequeña choza en medio del malecón. No hay razón para pensar que gente se reuniría allí bajo el sol sofocante para tener una reunión que puede ser atacada.

AMY GOODMAN: Bueno, Tyler Hicks, ya que usted ha estado cubriendo esto, resulta que... el ejército israelí dijo que este era "un resultado trágico" cuando sus misiles desde el barco atacaron a los niños. No dijeron que fue un "error trágico". Dijeron que fue un "resultado trágico". ¿Puede explicarnos esto, como periodista cubriendo esto desde hace un tiempo?

TYLER HICKS: Sí, quiero decir, ellos tienen una fuerza militar muy sofisticada, y que puedan ver lo que está pasando, desde un avión no tripulado o desde un barco. Quiero decir, ellos saben lo que están atacando. Y es muy difícil, en mi opinión, confundir hombres adultos o militantes de Hamas, con niños que no tienen más de un metro y medio de altos, que estaban vestidos con ropa de playa, y que se dispersaron después de la explosión inicial. Quiero decir, en mi opinión, es bastante obvio, especialmente teniendo en cuenta los 30 segundos entre la primera y la segunda explosión que asesinó a tres de los cuatro niños. Uno de ellos fue asesinado por la primera bomba. Pero esos 30 segundos deberían ser suficientes para determinar si esos eran niños o civiles o militantes de Hamas.

JUAN GONZÁLEZ: Sharif Abdel Kouddous, me gustaría ir de nuevo a usted por un momento. Esa tregua temporal, y la posibilidad de otra tregua, ¿nos podría hablar de eso?

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Bueno, como usted lo mencionó, esa tregua de cinco horas se acabó apenas salimos al aire. Las calles se están quedando vacías mientras hablamos. Pero temprano en la mañana, había una multitud de gente como no se había visto en 10 días, miles de personas fueron al mercado a comprar lo que necesitan, comida y agua, o solo querían verse los unos a los otros después de 10 días de bombardeo. Habían largas filas en los bancos y los cajeros, con gente que estaba intentando retirar dinero. Y ahora creo que Gaza volverá a ser una ciudad fantasma, una ciudad tranquila, a excepción de los sonidos de la guerra, que está en todos lados, ese zumbido incesante de los aviones no tripulados en el cielo, esas bombas estruendosas desde los buques de guerra, el chirrido de los F-16 y las explosiones constantes de los misiles que caen como lluvia. Y han atacado tantos hogares. Es decir, han destruido casi todas las esquinas. Todos esos edificios de concreto de dos, tres pisos, completamente derribados, con sus entrañas desparramadas por las calles, es decir las pertenencias de la gente.

Atacaron varios cementerios, que son espacios despejados, desde donde, supongo, el ejercito israelí asume que se lanzan rockets. Pero el conductor con el que estoy trabajando acá me dijo que: "Los israelís están intentando matar hasta los muertos" Y también han sido desplazadas miles de personas, Muchas desde Beit Lahiya en el norte, que llegaron después de que el ejército israelí distribuyera por aire panfletos advirtiendo que venían los ataques. Están hacinados en escuelas de la ONU. Y hace mucho, mucho calor. Hay mucha humedad. Por lo general hay entre 10 o 20 personas, familias hacinadas en un solo cuarto, muchos de ellos durmiendo en el piso. No tienen suficientes colchones para todos. Tienen muy poca comida o agua potable. Y muchas personas han dicho, al igual que oficiales de Hamas con los que he hablado, que se sienten abandonados por la comunidad internacional, por que esto está sucediendo y han permitido que continúe. Le están pidiendo a la gente que intervenga, que esto se detenga.

AMY GOODMAN: Sharif, usted acaba de llegar de Egipto, me preguntaba si podría hablarnos de esos acuerdos para la tregua. Para la primera tregua, se dijo en los medios, hubo una conversación secreta de teléfono el fin de semana, entre el general... el presidente de Egipto, el-Sisi, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Hamas dijo que no se les consultó. ¿Puede hablarnos sobre la importancia de esto para una próxima tregua?

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Bueno, Abdel Fattah el-Sisi aparentemente si tuvo una llamada telefónica secreta con Benjamin Netanyahu, la primera vez que ha hablado con Netanyahu desde que fue declarado presidente a principios de julio. Eso fue, aparentemente, por la presión de Kerry, según un informe publicado en Ha’aretz. Creo que, esta es la diferencia entre el último presidente que fue derrocado por Sisi, Mohamed Morsi, que era de la Hermandad Musulmana y cercano a Hamas. Durante el ataque de 2012, Mohamed Morsi envió a su Primer Ministro, Hesham Qandil, a Gaza durante el bombardeo, y la población de Gaza acá— yo vine a cubrir eso— dijo que fue una gran muestra de solidaridad. Otros líderes llegaron después de eso, incluido el Primer Ministro de Turquía el Ministro Erdogan. Por consiguiente, Morsi estaba comprometido por lograr una tregua.

Y creo que Abdel Fattah el-Sisi está tratando de restaurar el papel histórico de Egipto como intermediario entre Israel y Palestina, pero, en este caso, Abdel Fattah el-Sisi ha reprimido severamente el papel de la Hermandad Musulma, el aliado de Hamas, y ha difamado constantemente y demonizado a Hamas como si estuvieran conspirando con la Hermandad para derrocar a los militares en Egipto y derrocar el orden estatal. Y así, han destruido cientos de túneles entre Gaza y Egipto, en el intermedio. Y esta tregua que fue negociada... acabo de hablar con un funcionario de Hamas, que me confirmó que no se les consultó en ningún momento. Ellos se enteraron de la tregua a través de los medios cuando estos lo informaron. Así que, ya sabe, creo que esta fue una movida para intentar restaurar el papel de Egipto como un mediador, pero también para marginalizar a Hamas como movimiento político. Se habla de un nuevo cese al fuego. Pero los detalles todavía no son claros. Pero todo el mundo quiere que los bombardeos se detengan.

AMY GOODMAN: ¿Se ha informado de una posible invasión terrestre, una posibilidad de que las tropas israelís estén en la frontera con Gaza?

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Seguimos escuchando diferentes informes. Un oficial no armado del ejército de Israel que habló con periodistas internacionales ayer-— como se informó en el New York Times y The Washington Post y otros periódicos—les dijo, que cada día que pasa, una invasión terrestre se vuelve más probable, diciendo que era muy, muy posible. Si eso pasa, lo único que nos podemos imaginar es que el nivel de violencia aumentará.

AMY GOODMAN: Sharif, queremos darle las gracias por estar con nosotros. Por favor, manténgase a salvo. Sharif Abdel Kouddous, corresponsal de Democracy Now!, informando desde Gaza. También quiero dar las gracias a Tyler Hicks, fotógrafo del New York Times y ganador del Premio Pulitzer, escribió un relato en primera persona como testigo del ataque contra los cuatro niños en la playa de Gaza. Pondremos el link de ese relato en democracynow.org. Tyler Hicks es también el fotógrafo que trabajó con Anthony Shadid, periodista del New York Times, que murió cuando salía de Libia (Sic). Tyler Hicks lo llevó a través de la frontera. Esto es Democracy Now! Perdón, cuando salía de Siria.

Traducido por Camila Osorio, editado por Clara Ibarra y Democracy Now! en Español