18 de Julio de 2014

El único hospital de rehabilitación de Gaza evacúa a pacientes por bombardeo israelí

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El hospital Al-Wafa, el único hospital de rehabilitación en Gaza y Cisjordania, fue bombardeado por las fuerzas israelíes el jueves. Al momento del ataque, el hospital estaba lleno de pacientes que inconscientes e impedidos. Hablamos con el director ejecutivo del hospital, Basman Alashi, quien afirma que el hospital recibió una llamada de advertencia antes del ataque. “No entiendo por qué nos atacaron”, afirma Alashi. “Estamos acá desde 1996; el gobierno israelí nos conoce”. Alashi sostiene que nadie resultó herido, pero que el edificio quedó muy afectado.

Crédito de la imagen: Charlie Andreasson / palsolidarity.org

Transcripción

JUAN GONZÁLEZ: ¿Podría decirnos, doctor, qué pasó en el hospital en los últimos días? DR.

BASMAN ALASHI: Ayer por la noche, justo antes de las 9:00, nos advirtieron por teléfono diciendo: "Vamos a bombardear el hospital, necesitamos que lo evacuen". Hemos estado recibiendo este tipo de llamadas en los últimos 11 días, por lo que no tomamos esa llamada, y el asunto en serio, debido a las reiteradas llamadas de las fuerzas israelíes diciendo "Vamos a bombardearlos, vamos a bombardearlos" pero no habían hecho nada. Y nosotros les insistimos que no podíamos salir del hospital. Todos nuestros pacientes están paralizados, incapacitados—ellos están inconscientes. Y no están en capacidad de moverse, por lo que necesitamos permanecer en el hospital. Y este es el único hospital de rehabilitación en Gaza y en Cisjordania.

Pero tan sólo unos minutos después de la llamada, comenzaron a bombardear el hospital— el cuarto piso, tercer piso, segundo piso. Humo, fuego, polvo por todas partes. Perdimos la electricidad. Muchas de nuestros enfermeros, perdieron el control de sí mismos. De tal manera que no podían permanecer de pie. Salieron del hospital. Los pacientes se quedaron solos, sin saber lo que iba a pasar con ellos. Yo pude llamar a varias ambulancias de la zona, y al cuerpo de bomberos, y logramos trasladarlos a todos. Algunos de ellos necesitaban oxígeno, así que tenemos que esperar hasta las 11:00 hasta que recibamos ese oxígeno. Así que por suerte, ninguno de los pocos pacientes que tenemos resultó herido. Solamente se quemó el edificio, hay humo en el interior, polvo, el techo se cayó, los muros están rotos, no hay electricidad, el agua se está filtrando por todas partes. El hospital se ha vuelto inhabitable. En ese momento, dijimos la evacuación es mucho más saludable para los pacientes y para los enfermeros -

AMY GOODMAN: Dr. Alashi- DR.

BASMAN ALASHI: no permanecer en un ambiente-

AMY GOODMAN: Dr. Alashi, ¿cómo fue que lo advirtieron? ¿Quién es el que efectivamente llama para decir que van a bombardear su hospital? DR.

BASMAN ALASHI: El se identificó como parte del ejército israelí, tenía acento hebreo.

AMY GOODMAN: Y él es quién le dijo que tiene que desalojar el hospital. Hace unos días, dos mujeres murieron en un hogar de rehabilitación. ¿Es este caso diferente al del Hospital al-Wafa? DR.

BASMAN ALASHI: Es diferente.

AMY GOODMAN: ¿Cuándo los israelíes bombardearon el hogar? DR.

BASMAN ALASHI: Sí, es diferente. Está a unos 10 kilómetros de distancia de nosotros. Esa casa era para niños y chicas con discapacidad y el de nosotros es para aquellos que nacen con deficiencia. Y este hospital clínico fue blanco de los israelíes.

JUAN GONZÁLEZ: La llamada podría indicar de que se trataba de un ataque deliberado; que no era un misil perdido, sabían de antemano que iban a atacar al hospital. ¿Por qué habrían atacado al hospital? DR.

BASMAN ALASHI: Yo no entiendo por qué nos atacaron. Hemos estado en este lugar desde 1996. El gobierno israelí nos distingue. Conocemos al Centro de Salud de Israel y el Ministerio de Salud. Ellos han trasladado a varios de sus pacientes a nuestro hospital para rehabilitaciones. Y tenemos muchas historias exitosas de personas que han venido para rehabilitación. Ellos vienen arrastrándose o en una silla de ruedas; y salen del hospital caminando, y regresan a Israel diciendo que al-Wafa ha hecho milagros con ellos. Así que ellos conocen quiénes somos, lo que somos. Y no estamos demasiado lejos de su frontera. Nuestro edificio no es pequeño. Es grande. Es de unos 2.000 metros cuadrados. Si me paro en la ventana, puedo ver a los israelíes, y ellos pueden verme. Así que no estamos escondiendo nada en el edificio. A mí me pueden ver, y puedo verlos.

Y hemos estado aquí durante los últimos 12 o 15 años, siendo vecinos, uno al otro. No le hemos hecho ningún daño a nadie, pero tratamos de salvar vidas, para dar vida, una mejor vida ya sea a un árabe palestino o a un judio de Israel. El que viene a este hospital, lo tratamos por su condición humana, no por su nacionalidad o su religión de origen.

AMY GOODMAN: ¿A dónde llevó a todos los pacientes? ¿Cuántos eran, Dr. Alashi? DR.

BASMAN ALASHI: Hemos trasladado a 17. Había una clínica que- nos llamó, y me dijeron que iban a desocupar un piso, un piso completo, para nosotros. El nombre de la clínica es la clínica Sahaba. Y hemos sido capaces de transladarnos a ese lugar, y estamos allí ahora mismo. Lo único que nos hace falta son medicamentos para nuestros pacientes. Todo eso fue quemado o destruido. Así que estamos tratando el viernes— el viernes, como usted sabe, en esa parte del mundo, es un día de fiesta Estamos tratando de convencer a muchos de los proveedores de abrir sus tiendas y obtener algunos de los medicamentos. Aún así, yo estoy tratando de recorrer toda Gaza, y es extremadamente difícil de moverse en un coche en Gaza porque los drones israelíes se dirigen a cualquier vehículo que se mueve por aquí.

JUAN GONZÁLEZ: Y, el Dr. Alashi, ¿han podido evaluar la magnitud de los daños? ¿Se puede reparar el hospital rápidamente una vez las hostilidades y los ataques de Israel se hayan suspendido? DR.

BASMAN ALASHI: Estamos determinados con volver a nuestro edificio cuando las hostilidades se detengan. Vamos a utilizar la planta baja y el primer piso. El segundo, el tercero, el cuarto son inhabitables, y vamos a tener que hacer un montón de reparaciónes. Calculé— sólo una estimación— que el costo de las reparaciones asciende a alrededor de $ 3 millones.

AMY GOODMAN: Dr. Basman Alashi, ¿qué le responde usted a los militares israelíes quienes afirman que están lanzando una invasión terrestre para detener el bombardeo a Israel con cohetes? DR.

BASMAN ALASHI: No tengo respuesta para ellos. Necesito que detengan los bombardeos, porque esta zona, Gaza, es similar a un campo de concentración. Ellos están asfixiando a la gente por tierra, por aire, y por mar, y están esperando a que la gente se siente allí como patos para dispararles. Aquí la gente está respondiendo de forma normal, que tienen el derecho a defenderse, como los israelíes tienen el mismo derecho, pero también tenemos derecho a defendernos. Pero lo que le estoy pidiendo a los israelíes, ya que son la superpotencia en esta zona, es actuar con responsabilidad, con prudencia. Ellos son el hermano mayor, y tienen que sacrificarse un poco para un pequeño pedazo de tierra a Gaza.

JUAN GONZÁLEZ: Y, Sharif Abdel Kouddous, todavía con nosotros. Hubo informes de que hasta el 80 porciento de la electricidad fue cortada en Gaza. ¿Cuál es la situación actual en términos de los servicios básicos allí?

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Bueno, cortaron las líneas de energía, y Gaza estuvo a obscuras la mayor parte de la noche. Muchos de los hoteles y centros para medios de comunicación tienen generadores y electricidad. Hay un grave problema con el agua, las líneas de agua se están reduciendo, también. Y esto ha sido un problema para Gaza no sólo durante la guerra, pero también durante la ocupación. Y eso es lo que la gente está diciendo: "Tenemos que salir de esto con algo." Y creo también que Hamas, como movimiento, no tiene nada que perder en este punto, porque si no consiguen nada con esta guerra, si el fuego para, todavía estarán bajo la ocupación. Y nada cambiaría. Las fronteras seguirían cerradas. Y como te puedes imaginar, la gente está desesperada aquí, necesitan ver que se levante un poco la ocupación; de lo contrario, si sólo tenemos un alto el fuego y la ocupación continúa, entonces será sólo una tregua muy tenue que inevitablemente se romperá, como ha pasado durante los últimos seis años.

AMY GOODMAN: Sharif, cuando los militares israelíes tiran folletos, diciéndole a la gente: "Huyan" ¿a dónde se va la gente?

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Bueno, Amy, es gracioso que lo menciones. Porque ellos han tiran folletos y le advierten a la gente que salgan de las zonas en el norte- sólo en los últimos dos días, en el norte, en el sur y en el este. Y como tu sabes, lo único que queda es el oeste, y ahí es donde esta el mar. Así que, que están llevando a la gente, a una gran cantidad de personas, de las zonas fronterizas al centro de la ciudad. Pero aquí en Gaza, no hay refugios, no hay alarmas, no hay un sistema con un Domo de Hierro. Sólo hay bombardeos que caen desde el cielo, y en la mayoría de los casos no se sabe a dónde ir una vez se recibe esta advertencia. Usted tiene un par de minutos para salir, usted y su familia, y su casa con todas sus pertenencias queda completamente destruida. Y, por supuesto, muchas personas han muerto en estos ataques, así que, ya sabes, 264, la gran mayoría de ellos civiles.

AMY GOODMAN: Vamos a hacer una pausa y para luego volver a esta discusión. También estaremos hablando con Glenn Greenwald sobre el paradero de Ayman Mohyeldin, el reportero de la NBC que ha estado informando ampliamente sobre Gaza. ¿Por qué la NBC lo retiró del área? Queremos agradecer al Dr. Basman Alashi por estar con nosotros, director ejecutivo del Hospital al-Wafa en Gaza, quien fue obligado a evacuar a sus pacientes ayer, el jueves. Sharif se quedará con nosotros, corresponsal de Democracy Now!, nos habla desde la ciudad de Gaza.

Traducido por Clara Ibarra, editado por Camila Osorio y Democracy Now! en Español

Programas recientes Ver más

Programa completo

Titulares