28 de Julio de 2014

Los habitantes de Gaza encuentran cuerpos bajo los escombros y casas destrozadas durante la breve calma

Gaza.creditsharifabdelkouddous

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El Consejo de Seguridad de la ONU emitió un comunicado en el que solicita un “inmediato e incondicional alto el fuego” en Gaza, en momentos en que el número de víctimas alcanza las mil personas. Durante el fin de semana hubo una serie de anuncios de alto el fuego, tanto por parte de Israel como de Hamas. El sábado, más de ciento treinta cuerpos fueron sacados de los escombros en Gaza durante una tregua de doce horas. Justo antes de que la tregua entrara en vigencia, las fuerzas israelíes lanzaron un ataque sobre una vivienda ubicada en Khan Yunis, que dejó un saldo de veinte muertos; entre ellos doce miembros de la misma familia. El domingo, después de que inicialmente rechazara el alto el fuego, Hamas pidió una tregua de veinticuatro horas para celebrar el feriado musulmán del final del Ramadán. En total, el número de palestinos muertos llegó a 1.031, en gran parte civiles, entre ellos 266 niños. Israel afirma que cuarenta y tres soldados murieron, así como tres civiles, estos últimos dentro de Israel. La ONU sostiene que más de ciento ochenta mil palestinos han sido desplazados y ahora están viviendo en refugios de la ONU. Desde la ciudad de Gaza se comunica con nosotros el corresponsal de Democracy Now! Sharif Abdel Kouddous, para informarnos sobre la situación de los residentes desplazados que trataron de regresar a sus hogares solo para encontrar que sus vecindarios habían sido reducidos a escombros. “La gente está tratando de salvar lo que pueden de sus hogares. Muchos no pudieron sacar nada. Huyeron con lo puesto durante el bombardeo”, afirma Kouddous. “Es un alto el fuego muy inquietante; la gente está esperando, para ver si las bombas empiezan a caer de nuevo”.

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes