8 de Julio de 2014

Tras el asesinato de un adolescente árabe, el gobierno israelí es acusado de fomentar el odio

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

La amenaza de un ataque de Israel sobre la Franja de Gaza se produce en medio de un profundo malestar en Cisjordania y los pueblos árabes dentro de Israel, tras el asesinato de tres adolescentes israelíes y uno palestino. Los adolescentes israelíes fueron secuestrados cuando hacían dedo cerca del asentamiento donde vivían, en Cisjordania. Sus cuerpos fueron hallados la semana pasada, después de que las fuerzas israelíes los buscaran durante más de dos semanas por todo Cisjordania; durante dicha búsqueda detuvieron a más de 200 palestinos y murieron más de una decena. En un aparente acto de venganza, justo después del hallazgo de los cuerpos de los adolescentes israelíes, un adolescente palestino llamado Mohammed Abu Khdeir fue secuestrado cerca de su casa en la zona este de Jerusalén. Su cuerpo sin vida fue encontrado poco después; presentaba signos de haber sido quemado vivo. El lunes, Israel informó que había detenido a seis sospechosos y que tres ya habían confesado. Si bien el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y otros importantes líderes israelíes condenaron el asesinato, la muerte de Khdeir se produjo luego de que los líderes políticos israelíes, así como manifestantes de las marchas y de los medios sociales pidieran venganza. También nos acompañan dos invitados: Ali Abunimah, cofundador del sitio The Electronic Intifada y autor de un nuevo libro, "The Battle for Justice in Palestine" (La batalla por la justicia en Palestina); y Miko Peled, pacifista y autor del libro "The General’s Son: Journey of an Israeli in Palestine" (El hijo del general: viaje de un israelí a Palestina). El título del libro se refiere a una historia familiar única, el padre de Miko, "Matti" Peled, fue general en la guerra del año 1967 y luego se hizo pacifista y pidió a Israel que se retire de los territorios que él mismo había ayudado a tomar.

Transcripción

AMY GOODMAN: A continuación, nuestro invitado es Miko Peled. Esto es Democracy Now!, Democracynow.org, El informativo de guerra y paz. Peled es un activista por la paz y escritor israelí. Su padre era un general israelí. Es el autor de "El hijo del General: El viaje de un israelí en Palestina". Su padre era un general israelí que eventualmente se convirtió en activista por la paz, alegando que Israel debería devolver los territorios que él ayudó a capturar en 1967. Soy Amy Goodman, con Aaron Maté. Miko se comunica con nosotros desde Jerusalén. ¿Puede hablar de los soldados israelíes que se están acumulando a lo largo de la frontera de Israel— la frontera de Gaza?

MIKO PELED: Hola, tengo que decir, escuchando a Mohammed Omer y su descripción de Gaza— él está sólo a unos 45 minutos de distancia de donde yo estoy. Estoy sentado aquí, en Jerusalén, en una habitación con aire acondicionado, con luz, agua, sin ningún tipo de escasez. Y esta horrenda, horrenda realidad que él está describiendo, que está a punto de empeorar a causa de una inminente invasión terrestre israelí, es el resultado directo del asedio criminal que Israel ha estado imponiendo en Gaza desde hace años, colocando a 1,6 millones de personas en un cruel e imperdonable— bajo un asedio cruel e imperdonable. Pero creo que es importante observar esto en un contexto más amplio. Creo que uno de los problemas es que la gente mira todo esto— el actual estado de cosas, como si fuera algo aislado. Israel ha estado bombardeando y matando gente en Gaza desde que creó la Franja de Gaza a principios de la década de 1950. Regularmente, Israel entra y mata a civiles en Gaza. Esto ha estado sucediendo desde hace seis décadas. Por supuesto, se está poniendo peor. La tecnología es cada vez mejor. Y el número de bajas es cada vez peor. Pero esto es parte de un asunto más amplio, un problema mayor. Y el problema es que las personas igualan la respuesta palestina ante la violencia israelí y ante la agresión israelí al terrorismo, en vez de darse cuenta de que esto es un acto de resistencia. Los palestinos han sido objeto de opresión y violencia por parte de Israel desde el primer momento en que se estableció el Estado de Israel. Es por eso que tenemos una Franja de Gaza. Es por esto que hay cientos de miles de refugiados en la Franja de Gaza y en otros lugares. Estas personas fueron obligadas a abandonar sus hogares como resultado de un acto de terrorismo, que creó el Estado de Israel en 1948. Estas personas han estado resistiendo, y han estado resistiendo en otros lugares, sobre todo a través de medios no violentos. Por supuesto, cuanto más violenta sea la lucha armada más atención obtiene de los medios de comunicación, pero sobre todo se ha llevado a cabo a través de medios no violentos. Ellos han sufrido una opresión brutal durante seis décadas. Y lo que vemos hoy en día es, por supuesto, el resultado de la paja que, literalmente, rompió la espalda del camello, y vemos que ha habido levantamientos en lugares donde nunca se habían visto antes, como, ya sabes, las comunidades palestinas dentro de Israel. Estos son ciudadanos israelíes. Israel planea entrar y matar a más palestinos, a sabiendas de que van a quemar más niños palestinos, como el que fue quemado por estas cuatro o cinco personas, que no eran soldados, pero los militares israelíes han estado haciendo esto desde hace décadas. Esto no es nada nuevo. Y creo que es importante ver esto no como una cuestión aislada, no como un hecho aislado, sino como parte de un problema más grande que tiene que ser resuelto, ha de ser resuelto para que israelíes y palestinos puedan finalmente mirar hacia adelante.

AARON MATÉ: Miko Peled, usted fue arrestado recientemente en una protesta en Cisjordania, donde estaba manifestándose en contra de la ocupación. Usted es parte de un grupo de israelíes que participan regularmente en este tipo de actividades solidarias. ¿El brutal asesinato de Mohammed Khdeir ha contribuido en algo para fomentar el debate sobre los asentamientos, sobre el hecho de que esta ocupación continúa, y que los palestinos son sometidos a este tipo de brutalidad todos los días?

MIKO PELED: Creo que sólo lo ha hecho en el sentido de que la prensa extranjera está de repente interesada nuevamente. Pero en términos de la discusión en el lado palestino, esto no es nada nuevo. Este caso en particular, este asesinato brutal, no es realmente nada nuevo. Quiero decir, Israel— ¿qué crees que sucede cuando Israel tira toneladas de bombas sobre Gaza? Hay niños que son quemados. El tema del asentamiento es también una de estas cuestiones absurdas de la que habla la gente, sabiendo muy bien que no puede haber cambio alguno. Israel nunca detendrá la construcción de ciudades y pueblos dondequiera que le plazca, en cualquier parte del Medio— en todo lo que Israel considera la tierra de Israel. Así que, todo este debate sobre los asentamientos, de nuevo, tiene que ser tomado como parte de un problema más grande. Israel ha estado construyendo asentamientos en los territorios ocupados de Palestina desde 1948, desde la creación del Estado de Israel. Ya sabes, todo el país se encuentra en la Palestina ocupada. Es hora de despertar y hablar de ello de esta manera. Todo este debate sobre que los territorios ocupados de Palestina son sólo una parte del país y que el problema de los asentamientos es de solo una parte del país es absurdo. Las ciudades palestinas dentro de Israel, ciudades palestinas donde residen palestinos que son ciudadanos israelíes, tienen asentamientos a su alrededor, y ninguno de estos asentamientos son considerados asentamientos porque están dentro de lo que se considera Israel, pero están construidos en tierras palestinas. Y las ciudades palestinas dentro de Israel se están reduciendo y son cada vez más pequeñas, sus recursos están disminuyendo, y su territorio está desapareciendo. Así que tenemos un problema mayor aquí. Y, ya sabe, yo protesto, otros protestan. Por supuesto, Bil’in, donde fui detenido la vez pasada, de una forma bastante brutal, tengo que decirlo– se ha convertido en la Meca de la resistencia no violenta, y gente de todas partes del mundo visita este lugar. Sin embargo, el ejército israelí se presenta. Dispara cantidades de gas lacrimógeno que son obscenas. Disparan granadas a quemarropa, apuntando hacia la gente. Así que, por supuesto, me quedé allí parado, hablando, o al menos tratando de hablar, con uno de los comandantes, y en un momento dado se enojó, me intimidó y luego procedió a detenerme y arrestarme. Pero mi historia no es nada. Tuve la suerte de volver a casa al final del día. Hay miles de prisioneros palestinos en las cárceles israelíes, la gran mayoría de los cuales nunca han sido acusados ​​de actos de violencia, lo que por supuesto representa la resistencia palestina. Y estas son las personas de las que tenemos que hablar. Estas son las personas que tienen que ser liberadas. El sitio de Gaza debe ser levantado. Si a Israel no le gustan los cohetes Qassam que salen de Gaza, Israel sabe qué hacer, porque se trata de una respuesta a la ocupación israelí. Esta es la respuesta a la brutal opresión israelí a los palestinos que lleva teniendo lugar desde hace casi siete décadas. Así que, de nuevo, es importante poner esto en perspectiva y no tratar esto como si fuera un tema aislado. Y de nuevo, Mohammed Omer está a 45 minutos de distancia de mí, y él no tiene acceso a agua potable limpia. Las familias no saben qué hacer una vez que las bombas comienzan a caer. No tienen refugios. No pueden escapar. Israel los ha encerrado en esta prisión masiva. Y yo no sé si lo que esperan es que los palestinos simplemente se sienten allí en Gaza y no respondan, y no respondan con ningún tipo de violencia. Aun siendo tan ineficaces como son esos cohetes Qassam, al menos son una expresión de la ira y de un deseo de hacerse notar.

AMY GOODMAN: También nos acompaña desde Los Ángeles Ali Abunimah, cofundador de The Electronic Intifada, y autor del nuevo libro "La Batalla por la Justicia en Palestina". Ali, ¿puede hablar de la situación en este momento– los soldados agrupados a lo largo de la frontera de Gaza en este momento, el bombardeo que está ocurriendo en Gaza, Israel preparando esta operación– llamada "Borde Protector", alegando que están respondiendo a los ataques con cohetes procedentes de Gaza?

ALI ABUNIMAH: Buenos días, Amy. Estoy muy feliz de escuchar el contexto y el análisis de Mohammed Omer y Miko porque esto ha desaparecido totalmente de los medios de comunicación en este país, e incluso, por desgracia, de los medios progresistas durante mucho tiempo. Creo que esto es muy importante para responder a este mensaje israelí, que hemos escuchado al comienzo del programa, del portavoz israelí, Peter Lerner, de que Israel está simplemente respondiendo. Y este argumento es repetido por Israel hasta la saciedad y por sus defensores en los medios de comunicación. Basta con ver los números de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios sobre la protección de los civiles. La razón de que esto esté sucediendo ahora, además de todo lo que escuchamos, es que el número de palestinos asesinados por Israel desde el inicio de este año es el triple que en el mismo período de 2013. Y es triste hablar de seres humanos en términos de estadísticas, pero sólo hasta el final de junio– sin ni siquiera incluir la masacre horrible que Mohammed acaba de describir y que se ha producido en los últimos días– hasta finales de junio, Israel ha matado a 31 palestinos desde el inicio del año. En comparación con los 11 del mismo período del año pasado, así que ha habido el triple de palestinos muertos, y 1.463 heridos. ¿Por qué nunca escuchamos eso? Sólo oímos hablar de los cohetes que caen, de los que Miko habló. Y esto está sucediendo, Amy, en un momento el que hay una inaudita, y yo diría incluso genocida, incitación contra los palestinos. Por ejemplo, en la declaración de la naciente estrella política en Israel, Ayelet Shaked, del partido Hogar Judío, que se encuentra en la coalición gobernante de Netanyahu, quien hizo un llamamiento al genocidio del pueblo palestino el 30 de junio. Ella declaró que todo el pueblo palestino es el enemigo. Y justificó su destrucción, incluyendo, y cito, "sus ancianos y sus mujeres, sus ciudades y sus aldeas, su propiedad y su infraestructura". Ella dijo que Israel tendría justificada la masacre de madres palestinas porque ellas dan a luz a pequeñas serpientes. Me gustaría poder decir que eso era una expresión de una opinión extrema o periférica en Israel, pero ella tiene algo así como 5.000 "Me Gusta" en esa declaración en Facebook. Y estamos escuchando esta clase de incitación de Avigdor Lieberman, el ministro de Relaciones Exteriores, y de todos– prácticamente de cada ministro del gabinete, y por supuesto el principal incitador, Benjamin Netanyahu, que ahora pretende estar en contra de la violencia, pretende consolar a la familia de Mohammed Abu Khdeir, la víctima más reciente del linchamiento de Israel y su ocupación.

AARON MATÉ: Bueno, Ali, quería obtener su respuesta a Netanyahu. Quien el fin de semana se comprometió a castigar a los responsables de la muerte de Mohammed Abu Khdeir.

PRIMER MINISTRO BENJAMIN NETANYAHU: Sé que en nuestra sociedad, la sociedad de Israel, no hay lugar para este tipo de asesinos. Y esa es la diferencia entre nosotros y nuestros vecinos. Ellos consideran héroes a los asesinos Nombran plazas públicas con su nombre. Nosotros no. Nosotros los condenamos, y los llevamos a juicio. y los pondremos en la cárcel.

AARON MATÉ: Este es el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu prometiendo castigar a los asesinos de Mohammed Khdeir, pero, al hacerlo, también argumentando, Ali, una especie de superioridad moral. ¿Su respuesta?

ALI ABUNIMAH: ¿Por dónde empezar? Este es el líder de un gobierno que ha matado a más de 1.400 niños palestinos, incluyendo siete este año, 1.400 sólo desde el año 2000. Israel santifica estos asesinos. Los trata como héroes. Los incita. Netanyahu es el jefe instigador. Y la idea de que Israel los lleva a la justicia es simplemente absurda. No hay ningún caso, prácticamente de los que se tenga memoria, de un israelí siendo llevado ante la justicia por la muerte de alguno de estos 1.400 niños. El 15 de mayo, dos niños palestinos murieron por disparos de francotiradores, y esto fue grabado por una cámara. Todo el mundo lo vio. Fueron cazados como animales. Han pasado casi dos meses. ¿Se ha detenido a alguien? ¿Sabemos los nombres de los asesinos? Bueno, te diré, Israel sabe los nombres de los asesinos, pero ellos no los van a decir, porque han impuesto una ley del silencio, una orden de censura, en ese caso. La única razón por la que Netanyahu se vio obligado a hacer esa declaración cínica fue por la atención de los medios que el caso de Mohammed Abu Khdeir, quien fue linchado hasta la muerte, que fue quemado vivo, obtuvo– y su primo Tariq Abu Khdeir, un ciudadano de Estados Unidos, fue brutalmente torturado, y eso se vio en la televisión. Hay una pregunta para Netanyahu que me gustaría que alguien le preguntara– Tariq Abu Khdeir– y creo que vamos a escuchar a su tía en un minuto– fue torturado frente a las cámaras. Lo vimos. Fue torturado. Fue multado y puesto bajo arresto domiciliario, un joven de 15 años de edad, sin haber sido acusado de nada y habiendo sido torturado. ¿Se ha detenido a los torturadores que lo golpearon? ¿Ha Israel siquiera anunciado que fueron suspendidos de sus cargos? Por supuesto que no. ¿Acaso Israel va a demoler las casas de los soldados o colonos israelíes que atacan a los palestinos? Y las cifras de la ONU, por cierto, demuestran que los ataques de los colonos contra los palestinos y sus propiedades han aumentado en los últimos años. Y todo esto es violencia sin control. Netanyahu incita. La incitación se inicia desde arriba. Y no es sólo contra los palestinos. Va contra los africanos. Va contra lo que ellos llaman "los izquierdistas", cualquiera que critique a su gobierno. El canto es– el canto en las calles de Israel, en Tel Aviv, en Jerusalén, en otros lugares, es "muerte a los árabes, muerte a los izquierdistas". Y la incitación proviene de Netanyahu.

AMY GOODMAN: Ali Abunimah, Quiero darle las gracias por estar con nosotros. Miko Peled todavía está con nosotros en Jerusalén, activista por la paz y escritor israelí cuyo padre, Matti Peled, fue un general israelí, gobernador militar de la Franja de Gaza y miembro del Parlamento. Miko Peled es el autor de "El hijo del General: El viaje de un israelí en Palestina". Antes de hablar con la tía de Tariq Abu Khdeir en Tampa, Florida– Tariq, por cierto, se crió en Tampa, y nació en Baltimore, el joven que fue golpeado por los soldados israelíes en Jerusalén Este– Quería preguntarle, Miko Peled, sobre la trayectoria de su propia familia. Su padre, un famoso general israelí considerado como un héroe de guerra israelí, terminó diciendo que Israel debería retirarse de los territorios y volver a las fronteras de 1967. ¿A qué se debió el cambio?

MIKO PELED: Creo que el cambio se produjo como consecuencia– y, otra vez, traté de plasmar esto en el libro, en "El hijo del general"– como resultado de, primero, su experiencia como gobernador militar en Gaza a mediados de la década de 1950, cuando Israel ocupó Gaza, y luego, cuando vio que al ocupar todo el país, e Israel es– va, de hecho, a convertirse en un estado binacional y tendrá que imponer una fuerza militar brutal y una ocupación militar brutal sobre la gente, que inevitablemente– que, inevitablemente, resistirán porque vamos a ser una ocupación extranjera. Así que él sentía que lo que correcto era– y él dijo esto inmediatamente después de que la guerra de 1967 hubiera terminado, en la primera reunión del alto mando israelí— "ahora tenemos la oportunidad de resolver el problema palestino de forma pacífica", mediante la negociación con los palestinos sobre la base de lo que hoy conocemos como 'la solución de dos estados'— un estado palestino en Cisjordania y Gaza, con Jerusalén Oriental como su capital. Mientras decía estas mismas palabras– durante el último día, los últimos momentos de la Guerra de los Seis Días de 1967– el ejército israelí ya estaba obligando a cientos de miles de palestinos a salir de Cisjordania, destruyendo las ciudades y los pueblos y las aldeas de Cisjordania, y construyendo masivamente para judíos israelíes en Cisjordania, que es exactamente lo que hicieron antes de 1967 en el resto de Palestina, lo que ya se había convertido en Israel. Así pues, él se retiró del ejército un año más tarde, y dedicó su vida, o el resto de su vida, la segunda mitad de su vida, debería decir, a la idea de una paz entre israelíes y palestinos. El problema era que nadie en el lado israelí estaba interesado. En términos de pensamiento israelí, en términos de la ideología sionista, que es la base del Estado de Israel, no puede haber ningún tipo de compromiso acerca de la tierra de Israel, porque pertenece al pueblo judío. La ley en Israel dice que más del 90 por ciento o el 95 por ciento de la tierra en Israel sólo es– sólo a los judíos se les permite comprar tierras en más del 95 por ciento de la tierra aquí. Así que a los palestinos, que son el pueblo indígena de esta tierra, se les prohíbe la compra, la compra de tierra aquí, en caso de que quieran hacerlo. Por lo tanto, esta es una realidad que él estaba intentando combatir, pero, por supuesto, en el otro lado, no había nadie escuchando. En términos de pensamiento israelí, el pensamiento sionista, la tierra es nuestra; los palestinos van a tener que, o bien vivir con la dominación de Israel, o marcharse. Y lo que, en esencia, ha sucedido, es que Israel les ha dado dos opciones a los palestinos: entregarse por completo o resistir. Y esto ha estado sucediendo desde hace casi siete décadas. Y ahora vemos los resultados de eso. Pero las cosas, las mismas cosas que dijo ese último día de la guerra en 1967, cada cosa que dijo, ocurrió en realidad. Israel es una brutal potencia ocupante. No es un estado judío. Es un estado binacional, porque Israel gobierna a todo el país, y hay dos naciones que viven aquí, aunque en un régimen de apartheid, donde una nación tiene todos los derechos y la otra nación es sumisa y vive bajo un régimen opresor terrible.

AMY GOODMAN: Miko-

MIKO PELED: Y esto es exactamente lo que él esperaba evitar.

AMY GOODMAN: Miko Peled, esta conectado con nosotros desde Jerusalén, de nuevo, él es un activista por la paz israelí que hace poco fue detenido en Cisjordania. Su padre, el famoso héroe de guerra y general israelí Matti Peled, que al final pidió por la misma tierra de cuya captura él había sido responsable, entre otros militares israelíes, diciendo que Israel debía retirarse.

Traducido y editado por Igor Moreno y Democracy Now! en Español

Programas recientes Ver más

Programa completo

Titulares