18 de Agosto de 2014

Ferguson, Missouri: la autopsia revela que Michael Brown recibió seis disparos

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Una autopsia privada informa que Michael Brown, el adolescente afroestadounidense asesinado por un agente de la policía de Ferguson, Missouri, recibió seis disparos, dos de ellos en la cabeza. Mientras tanto, el gobernador de Missouri, Jay Nixon, ordenó la presencia de la Guardia Nacional en Ferguson después de otra noche de protestas por el ataque. En declaraciones Nixon dijo que decidió activar la Guardia Nacional debido a “cada vez más actos violentos deliberados y coordinados”. En las últimas dos noches, la policía intentó poner en vigor un toque de queda de cinco horas a partir de la medianoche. El domingo a la noche, la policía local arrojó gases lacrimógenos, latas de humo y balas de goma en un intento de despejar las calles antes del inicio del toque de queda. La policía acuso a algunos manifestantes de arrojar bombas molotov y de tratar de invadir el centro de control policial. El domingo más temprano, unas mil trescientas personas inundaron la Iglesia de la Mayor Gracia donde se hizo una concentración a la que asistieron los padres de Michael Brown. Emitimos fragmentos de los discursos emitidos en ese encuentro.

Transcripción

AMY GOODMAN: El informe de una autopsia privada reveló que Michael Brown, el adolescente negro asesinado por un agente de policía en Ferguson, Missouri, recibió por lo menos seis disparos. El Dr. Michael Baden, ex jefe de medicina forense de la Ciudad de Nueva York, dijo que Brown recibió dos disparos en la cabeza y cuatro en el brazo. También dijo que las balas no parecen haber sido disparadas desde una distancia cercana. Baden realizó esta autopcia a pedido de la familia de Brown. El domingo, el fiscal general Eric Holder dijo que el Departamento de Justicia realizará su propia autopsia.

Mientras tanto, el gobernador de Missouri, Jay Nixon, ordenó esta madrugada el ingreso de la Guardia Nacional a Ferguson, después de otra noche con manifestaciones de protesta por el asesinato. En una declaración, el gobernador Nixon dijo que decidió enviar la Guardia Nacional ante "la intensificación de acciones violentas deliberadas y coordinadas", según sus palabras texuales.

Durante el fin de semana creció la indignación en la comunidad, cuando la policía Ferguson dio el nombre del oficial que le disparó a Brown, Darren Wilson, luego de haber mantenido su identidad oculta por más de cinco días. Las últimas dos noches la policía ha tratado hacer cumplir un toque de queda de cinco horas, a partir de la medianoche. El domingo a la noche, en su intento por despejar las calles antes del inicio del toque de queda, la policía local lanzó gases lacrimógenos, latas de humo y balas de goma contra una multitud en la que había madres y padres con sus hijos. La policía acusó a algunos manifestantes de lanzar cócteles molotov y tratar de invadir el centro de control policial. Durante el día, 1.300 personas habían llenado la Iglesia de la Mayor Gracia para una concentración que contó con la asistencia de los padres de Michael Brown. El primo de Brown, Ty Pruitt, fue uno de los oradores.

TY PRUITT: Bueno, primero que nada [gesto de manos arriba]. Quería empezar con este gesto porque quiero que todos recuerden que Michael Brown no era sólo un joven negro. Era un ser humano. Era un primo menor. Era un hijo. Era tío, era sobrino. No era un sospechoso. No era un objeto. No era un animal. Pero fue asesinado como si lo fuera. Este gesto [pone las manos arriba] fue la última acción de este miembro de nuestra familia antes de, antes de irse a descansar. Este gesto [pone las manos arriba] estará presente en los recuerdos de mi familia por el resto de nuestras vidas Así que cuando salgan a protestar: [pone las manos arriba].

MULTITUD: ¡Manos arriba! ¡No disparen!

TY PRUITT: Amor para todos ustedes.

AMY GOODMAN: El capitán de la Patrulla de Carreteras del estado de Missouri fue uno de los primeros en hablar en el servicio de la iglesia.

CAPITÁN RON JOHNSON: Voy a comenzar con unas palabras para la familia de Michael Brown. Quiero que sepan que mi corazón está con ustedes. Y les digo que lo siento. Me pongo este uniforme, y sé que debo pararme aquí y decir que lo siento.

AMY GOODMAN: Ron Johnson, el capitán de la Patrulla de Carreteras de Missouri luego habló de su propio hijo.

CAPITÁN RON JOHNSON: Porque cuando esto termine, voy a entrar en la habitación de mi hijo, de mi hijo negro, que usa los pantalones caídos, usa su gorra de lado, tiene tatuajes en sus brazos. Pero es mi bebé. Y todos debemos agradecer a la familia Brown por Michael, porque Michael va a hacer que las cosas sean mejores para nuestros hijos, para que puedan ser mejores hombres negros, que las cosas sean mejores para nuestras hijas, para que ellas puedan ser mejores mujeres negras, que las cosas sean mejores para mí, para yo poder ser un mejor padre negro, y sabemos que va a hacer que nuestras madres sean mejor incluso de lo que son hoy. Sigamos mostrándole a esta nación quiénes somos, sigamos mostrándole al país quiénes somos. Pero cuando estos días hayan pasado, cuando todo esto haya pasado y la familia de Mike Brown todavía esté llorando y todavía estén orando de rodillas, más allá de todas las cosas buenas que vengan a nuestras vidas, todavía tendremos que ponernos de rodillas y orar. Tendremos que agradecer a Mike por su vida. Agradecerle por el cambio que va a generar y que nos hará mejores. Los quiero, y estoy firme junto a ustedes. Y los seguiré viendo ahí afuera. Gracias.

AMY GOODMAN: La concentración fue transmitida en vivo por MSNBC. Horas más tarde, el capitán de la Patrulla de Carreteras de Missouri Ron Johnson habló con un grupo de periodistas en las calles de Ferguson, acerca de la respuesta de la polícia frente a las protestas.

CAPITÁN RON JOHNSON: Esta es la noche de un domingo que comenzó con oraciones y mensajes de unidad, paz y la justicia, y tuvo un giro muy diferente después del anochecer. Se arrojaron cócteles molotov. Hubo tiroteos, saqueos, vandalismo, y otros actos de violencia que claramente parecen no haber sido espontáneos, sino actos criminales premeditados con el propósito de dañar la propiedad, herir gente y provocar cierta respuesta. El catalizador de esto no fue la desobediencia civil, sino agitaciones y agresiones planeadas premeditadamente y, en muchos casos, coordinadas.

AMY GOODMAN: Ese era el capitán de la Patrulla de Carreteras del estado de Missouri Ron Johnson, desde las calles de Ferguson. Cuando regresemos, vamos directamente a St. Louis, con más entrevistas. Quédense con nosotros.

AMY GOODMAN: Escuchamos "Be Free" de J. Cole. El rapero fue a Ferguson y su canción se está volviendo viral.

Traducido por Glenda Rosado, Clara Ibarra. Editado por Veronica Gelman, Clara Ibarra y "Democracy Now! en Español:/es

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes