Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

16 de Octubre de 2007 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Imagina la Paz: Un rayo de luz en tiempos de oscuridad

16 de Octubre de 2007 — John Lennon habría cumplido 67 años la semana pasada si no hubiera sido asesinado en 1980, a sus 40 años de edad, por un fanático perturbado mentalmente. En su cumpleaños, el 9 de octubre, su viuda, la artista y activista por la paz Yoko Ono, cumplió un sueño que ambos compartían. Ono inauguró en Islandia la torre Imagine Peace (Imagina la Paz), una columna de luz que emerge de una fuente de los deseos, rodeada en la base por la frase “Imagine Peace” escrita en 24 idiomas.

Por Amy Goodman

John Lennon habría cumplido 67 años la semana pasada si no hubiera sido asesinado en 1980, a sus 40 años de edad, por un fanático perturbado mentalmente. En su cumpleaños, el 9 de octubre, su viuda, la artista y activista por la paz Yoko Ono, cumplió un sueño que ambos compartían. Ono inauguró en Islandia la torre Imagine Peace (Imagina la Paz), una columna de luz que emerge de una fuente de los deseos, rodeada en la base por la frase “Imagine Peace” escrita en 24 idiomas.

El legado de Lennon es ahora más relevante que nunca. El gobierno de Nixon lo espió e intentó deportarlo, y todo porque se oponía a la guerra de Vietnam. Los paralelismos con el programa de escuchas telefónicas no autorizadas llevado a cabo por la administración Bush, junto con la participación del Pentágono en el espionaje a nivel nacional y los arrestos masivos de inmigrantes son escalofriantes, y las lecciones que esto plantea son vitales.

Ono concibió la torre de la paz hace 40 años, al comienzo de su relación con Lennon. Ella creció en Japón, y sobrevivió al bombardeo de Tokio en la Segunda Guerra Mundial. Me contó lo siguiente: “Por el recuerdo de lo que pasé durante la Segunda Guerra Mundial tengo grabado lo terrible que es vivir una guerra”.

Yoko continuó: “Se me ocurrió construir una torre luminosa, y a John le encantó la idea, un faro que surge de vez en cuando. Así fue que me invitó en 1967... era la primera vez que me invitaba a su casa. Pensé que habría una fiesta o algo así, pero no, fue un día muy tranquilo. Y me dijo: ‘Bueno, en realidad te he invitado porque quería saber si puedes construir el faro en mi jardín’, y le respondí: ‘Oh, querido, no, no. Es solamente una idea conceptual. No sé construir nada’, y me dio risa. Pero fue entonces, hace 40 años, cuando él quiso su torre luminosa”.

Hace cuarenta años, la joven pareja se fue involucrando cada vez más en el movimiento contra la guerra de Vietnam. El FBI, al mando de J. Edgar Hoover, destinó inmensos recursos para atacar a la gente crítica, que en su mayoría ejercía su derecho a disentir de forma perfectamente legal. Todo esto fue conocido más adelante como COINTELPRO, el programa de contrainteligencia del FBI, que durante décadas espió a grupos y organizaciones del país, se infiltró en ellos e interfirió en sus actividades.

Lennon era un pacifista en la tradición de Mahatma Gandhi y Martin Luther King Jr. Mientras el movimiento contra la guerra iba creciendo en su capacidad de militancia, Lennon y Ono se casaron y usaron su luna de miel como un llamamiento público por la paz. Decidieron pasar una semana en la cama, en lo que denominaron un “Bed in for Peace” (“En la cama por la paz”). Conscientes de que su acción atraería a los medios de noticias de todo el mundo, los recién casados se aseguraron de que su llamamiento por la paz fuera escuchado y que todas las fotografías que se tomaran incluyeran la palabra “Peace” (Paz). Lanzaron una campaña de posters y carteles publicitarios, usando la frase “The War Is Over-If you want it” (“La guerra ya acabó, si así lo deseas”). Estas acciones eran creativas, livianas y desenfadadas, pero claramente amenazadoras para la administración Nixon.

Entablaron una relación más estrecha con el movimiento contra la guerra de EE. UU. y, en 1971, planearon una gran gira de conciertos para obtener votos que ayudaran a derrotar a Nixon. Nixon y Hoover intensificaron su campaña para neutralizar a Lennon.

El FBI aumentó la vigilancia y el acoso a Lennon, y después trató de deportarlo. Las actividades de Lennon también fueron seguidas por la CIA, según han revelado documentos recientemente desclasificados. El senador archiconservador Strom Thurmond escribió un memorando secreto que abogaba por la deportación de Lennon, se lo envió al entonces fiscal general de EE. UU., John Mitchell, y el proceso se puso en marcha. Lennon se libró del intento de deportación, y en 1980, con el lanzamiento del disco Double Fantasy, volvió a demostrar su brillante creatividad, pero fue asesinado apenas unas semanas más tarde.

En este momento, continúan las revelaciones sobre las prácticas de vigilancia y escuchas telefónicas llevadas a cabo por el actual gobierno. Verizon acaba de revelar al Congreso que suministró al gobierno registros de sus clientes en más de 94.000 ocasiones desde 2005. La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (American Civil Liberties Union) ha descubierto la connivencia entre el Pentágono y el FBI a la hora de esquivar la ley para obtener información financiera y crediticia de estadounidenses. Pedí a Yoko Ono que comparara los gobiernos de Nixon y Bush: “No me preocupan tanto los políticos profesionales. Siempre creo que podemos cambiar el mundo mediante los movimientos de base. Es algo muy importante que hacer. Comprendí por primera vez que respeto tanto a Estados Unidos porque hay muchos estadounidenses que intentan girar el eje mundial hacia la paz”.

Con importantes manifestaciones de oposición a la guerra previstas en ciudades de todo el país para el próximo sábado 27 de octubre (vean www.oct27.org), el legado de John Lennon sigue vivo, desde el cielo iluminado de Islandia hasta las muy vigiladas calles de nuestro país.

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo