24 de Diciembre de 2007 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

El regalo de navidad de la FCC a los grandes medios de comunicación

24 de Diciembre de 2007 — El 18 de diciembre, los cinco comisionados de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) se reunieron en Washington, D.C., y, en una votación de 3 contra 2, aprobaron nuevas regulaciones que permitirán una mayor concentración de los medios. Esto, a pesar de la creciente preocupación pública por que los medios del país sean controlados por unas pocas corporaciones enormes.

Por Amy Goodman

El 18 de diciembre, los cinco comisionados de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) se reunieron en Washington, D.C., y, en una votación de 3 contra 2, aprobaron nuevas regulaciones que permitirán una mayor concentración de los medios. Esto, a pesar de la creciente preocupación pública por que los medios del país sean controlados por unas pocas corporaciones enormes.

El comisionado disidente de la FCC Michael Copps declaró lo siguiente sobre la votación: “Invitamos generosamente a los grandes medios de comunicación a que se sienten en el regazo de Santa Claus, que nos digan qué quieren para Navidad, y luego intentamos cumplir de todos esos deseos los que fueran política y prácticamente posibles. No se analiza si han sido malos o buenos chicos. Simplemente, otro regalo bien grande y brillante para los pocos afortunados que ya poseen una licencia de la FCC, y un trozo de carbón para los que quedamos. ¡Felices Fiestas!”

Fue el presidente de la FCC designado por Bush, Kevin Martin, que acaba de cumplir 41 años, quien presionó para que se hagan los cambios en la normativa. Martin ha sido un buen servidor del presidente Bush. Como Vice Director Jurídico de la campaña Bush-Cheney del año 2000, estuvo activo durante el recuento electoral de Florida. Antes de eso, trabajó para Kenneth Starr en la Oficina del Fiscal Especial Independiente (OIC, por sus siglas en inglés) durante el escándalo de Monica Lewinsky. Se rumorea que podría presentarse para gobernador de su estado natal, Carolina del Norte. Su esposa, Cathie Martin, fue portavoz del vicepresidente Dick Cheney en pleno escándalo de la revelación de la identidad de la agente de la CIA Valerie Plame. Ahora ella trabaja en el equipo de comunicaciones de Bush.

La regulación federal en cuestión es la prohibición de la propiedad simultánea de periódicos y emisoras. Esta regulación ha impedido durante décadas que una misma empresa posea una emisora de televisión o radio y un periódico en la misma ciudad. Bajo esta prohibición se halla el núcleo mismo del concepto de interés público. Copps no podría haber sido más claro: “La decisión de hoy haría sentir orgulloso a George Orwell. Afirmamos que le estamos dando un estímulo a la industria de la información, pero el efecto real es que se reducen por completo las fuentes informativas”. Las fusiones provocarán despidos en las redacciones, y menos, no más, cobertura de las noticias locales.

La nueva regulación propuesta por Martin también va a dañar la diversidad en los medios de EE.UU.. Juan González, ex presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, testificó recientemente en una audiencia del Congreso sobre la propiedad de los medios. González declaró: “Incluso cuando nuestro país se ha hecho cada vez más diverso racial y étnicamente...la cantidad de emisoras en manos de las minorías... ha permanecido en niveles increíblemente bajos. ... La experiencia directa ha demostrado que la propiedad de los medios importa a la hora de tener diversidad de voces y de satisfacer las necesidades informativas de las minorías”.

González señaló que la nueva regulación hará posible que las 19 emisoras de TV que están en manos de minorías en las 20 mayores ciudades del país sean objeto de compra por parte de los propietarios de periódicos, reduciendo así más aún la cantidad de medios propiedad de minorías.

Hay un motivo para que el periodismo sea la única profesión protegida explícitamente en la Constitución de EE.UU. Como garante de la información sobre el comportamiento del gobierno, resulta esencial para el funcionamiento de una sociedad democrática. Como rezan las famosas palabras de Thomas Jefferson: “Si de mí dependiera decidir si deberíamos tener un gobierno sin periódicos, o periódicos sin gobierno, no dudaría un instante en preferir lo último”.

Al eliminar la prohibición de propiedad simultánea de emisoras y periódicos, Martin asegura que está salvando a los periódicos. En un editorial del New York Times, escribió: “En muchos pueblos y ciudades, los periódicos son una especie en peligro de extinción ... Si no actuamos ya para mejorar la salud de la industria del periodismo gráfico, veremos a los periódicos marchitarse y morir”. Como señaló Copps en su ácida crítica al cambio de regulación: “Hemos vertido lágrimas de cocodrilo por el apuro financiero en el que se encuentran los periódicos, aunque la verdad es que sus ganancias son aproximadamente el doble de la media de las empresas del índice S&P 500”.

El problema al que se enfrentan Martin y sus amigos de los grandes medios no es que los periódicos no sean rentables; el problema es simplemente que no son tan rentables como solían serlo. Esto es en parte debido a internet. La gente ya no depende de los periódicos para publicar o leer avisos clasificados con servicios online gratuitos como, por ejemplo, Craigslist.

El sistema de medios de comunicación en Estados Unidos está demasiado concentrado y no sirve al interés público, sino a los intereses de los magnates como Rupert Murdoch y Sumner Redstone, que controla CBS/Viacom. Las corporaciones mediáticas que se beneficiarán con el regalo de Martin son las mismas que actuaron como cintas transportadoras de las mentiras del gobierno de Bush sobre las armas de destrucción masiva de Irak. Necesitamos medios que cuestionen al gobierno, que actúen como el cuarto poder, no en favor del poder. Necesitamos diversidad en los medios. El Congreso de EE.UU. tiene la oportunidad de anular la norma de Martin y la FCC, y de
mantener en su lugar la prohibición de propiedad simultánea de periódicos y emisoras. Debería hacerlo de inmediato, antes de que los medios de la prensa consolidada nos conduzcan a otra guerra.


Amy Goodman es la presentadora de Democracy Now! (www.democracynow.org/es), noticiero internacional diario emitido por más de 650 emisoras de radio y TV en Estados Unidos y el mundo.
© 2007 Amy Goodman
En Inglés: http://www.truthdig.com/report/item/20071224_the_fccs_christmas_gift_to_big_media/
traducido por: Ángel Domínguez y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

< Entrada Previa | Próxima Entrada >