7 de Agosto de 2007 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Radio para el pueblo

Rupert Murdoch parece el gato que se comió al canario tras su exitosa toma del control de Dow Jones & Co. y de su periódico estrella, The Wall Street Journal. Los conglomerados de medios como News Corp., propiedad de Murdoch, forman parte de las corporaciones más poderosas del planeta. Sus periódicos hacen sonar los tambores de guerra mientras distraen a los ciudadanos con cotilleos y falsas apariencias.

Por Amy Goodman

Rupert Murdoch parece el gato que se comió al canario tras su exitosa toma del control de Dow Jones & Co. y de su periódico estrella, The Wall Street Journal. Los conglomerados de medios como News Corp., propiedad de Murdoch, forman parte de las corporaciones más poderosas del planeta. Sus periódicos hacen sonar los tambores de guerra mientras distraen a los ciudadanos con cotilleos y falsas apariencias.

Aún así, la gente encuentra formas innovadoras para combatir esto, para exigir medios independientes y centrados en las comunidades. Un ejemplo de este tipo de iniciativas a las que uno puede sumarse es el movimiento para crear en EE.UU. nuevas emisoras de radio FM de largo alcance no comerciales.

Ésta es una oportunidad que solamente se da una vez en cada generación. La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) dará un plazo de una semana, del 12 al 19 de octubre, para que organizaciones sin fines de lucro de EE.UU. puedan presentar sus solicitudes.

Piensen por un momento lo que una radio no comercial de largo alcance puede hacer en su comunidad. Como dijo el ya desaparecido George Gerbner, decano de la Escuela Annenberg de Comunicación, necesitamos medios que no estén controlados por "corporaciones que no tienen nada que decir y mucho que vender, y que hoy en día tienen un fuerte impacto en la formación de nuestros hijos".

La radio comunitaria es el antídoto contra ese pequeño círculo de entendidos y expertos que aparecen en todas las cadenas corporativas, que saben tan poco sobre tantas cosas, que nos hablan del mundo sin entender lo que pasa. En la radio comunitaria uno puede escuchar a sus vecinos, puede escuchar a personas de su comunidad: esa mayoría que ha sido silenciada por los medios corporativos.

Radio Pacífica, la red de emisoras en la que comencé a trabajar, es la red de emisoras públicas más antigua de Estados Unidos. Fue fundada en 1949 por objetores de conciencia como Lew Hill. Él creó el concepto de radio "patrocinada por los oyentes", el concepto radical de que es posible emitir programas de calidad que sean tan diferentes y valiosos para la audiencia que los oyentes donen dinero para que sigan emitiéndose, algo que se ha venido haciendo por todo el país. Después de que la emisora KPFT de Pacífica empezara sus emisiones en Houston en 1970, hicieron explotar su transmisor en dos ocasiones; es la única emisora de EE.UU. que ha sufrido semejantes ataques delictivos. El Ku Klux Klan destruyó el transmisor. ¿Por qué? Porque la emisora permitía a la gente expresarse por sí misma, y eso combate los estereotipos y las caricaturas de los que se valen, grupos violentos como el KKK.

Radio Pacífica es ahora parte de una coalición nacional de EE.UU., RadioForPeople.org, que está ayudando a diversos grupos a solicitar sus propias licencias de radio. Pueden consultar la disponibilidad de licencias introduciendo su código postal en el sitio web getradio.org.

Las radios comunitarias independientes proporcionaron una cobertura esencial sobre la invasión y ocupación de Irak. Mientras Cumulus Media vetaba a las Dixie Chicks por atreverse a hacer declaraciones contra la guerra, las emisoras de radio de Clear Channel patrocinaban marchas en favor de la guerra por todo el país. Roxanne (Walker) Cordonier, elegida personaje del año por la Asociación de Radiodifusión de Carolina del Sur (South Carolina Broadcasters Association) en 2002, fue despedida de la emisora WMYI-FM de Greenville, Carolina del Sur, que es propiedad de Clear Channel. "Me despidieron por estar en contra de la guerra", me dijo. "Me ordenaron que me callara. La gente que conservó su empleo tuvo el suficiente autocontrol como para guardar silencio". Roxanne los demandó, y Clear Channel llegó a un acuerdo con ella justo antes del juicio (por una suma que se cree equivale al sueldo de un año). Cuatro años después Roxanne vuelve a estar en el aire, pero esta vez comprando tiempo de emisión a una emisora local. "La gente olvida, afirma Roxanne, que se trata del espacio radioeléctrico público, y que el público no tiene acceso a él".

De costa a costa, desde Alaska a Hawai, Florida o Maine, la gente se está organizando para reclamar una pequeña parte del espacio radioeléctrico público. El hecho de que en octubre puedan presentarse a la FCC solicitudes de licencias de FM no comercial de largo alcance es una oportunidad para realizar una contribución significativa y duradera al panorama de los medios de comunicación locales. Es ayudar a dar voz a los que no la tienen; significa continuar la magnífica tradición de Radio Pacífica; es crear un faro para la verdad bajo el que la gente pueda debatir sobre los asuntos más importantes de cada día: guerra y paz, vida y muerte. Echen un vistazo a getradio.org. Abran su propia radio comunitaria, y borren esa sonrisa de la cara de Rupert Murdoch.
_________________________

Amy Goodman es la presentadora de Democracy Now! (www.democracynow.org), noticias diarias de televisión y radio transmitidas en 500 estaciones en Norteamérica y el mundo.

© 2007 Amy Goodman

Versión en inglés: http://www.truthdig.com/report/item/20070807_radio_for_the_people/
traducido por: Ángel Domínguez y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes