24 de Junio de 2008 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Con la asistencia de EE.UU., tropas colombianas atacan y matan a 20 rebeldes de las FARC en territorio ecuatoriano

Crece la tensión en los Andes tras un ataque del ejército colombiano en territorio del vecino Ecuador. Uno de los principales comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros diecinueve combatientes fueron asesinados el sábado cuando soldados colombianos cruzaron la frontera ecuatoriana para realizar una redada antes de la madrugada.

Ecuadorweb

4 de Marzo de 2008

Crece la tensión en los Andes tras un ataque del ejército colombiano en territorio del vecino Ecuador. Uno de los principales comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros diecinueve combatientes fueron asesinados el sábado cuando soldados colombianos cruzaron la frontera ecuatoriana para realizar una redada antes de la madrugada. El lunes, tanto Ecuador como Venezuela rápidamente enviaron tropas a sus fronteras con Colombia y dijeron que cortarían relaciones diplomáticas con Bogotá.

Personas invitadas:

Mario Murillo, periodista de larga trayectoria y autor de Colombia y Estados Unidos: Guerra, Terrorismo y Desestabilización. Es co-presentador del programa Wake up Call en WBAI, la estación de Radio Pacífica en Nueva York. Hoy se suma desde el estudio de la Universidad Hofstra en Long Island, donde enseña medios y comunicaciones.

Helga Serrano, Activista ecuatoriana de la red internacional para la abolición de bases militares extranjeras, No Bases, en comunicación desde Quito, Ecuador.

Arlene Tickner, Profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad de Los Andes, en Bogotá, desde donde se suma por vía telefónica.

AMY GOODMAN: Crece la tensión en los Andes tras un ataque del ejército colombiano en territorio del vecino Ecuador. Uno de los principales comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros diecinueve combatientes fueron asesinados el sábado cuando soldados colombianos cruzaron la frontera ecuatoriana para realizar una redada antes de la madrugada. Colombia consideró el ataque como un gran golpe sobre las fuerzas rebeldes FARC. El comandante Raúl Reyes había sido visto como un posible sucesor del líder de las FARC, Manuel Marulanda, de setenta y siete años.

El lunes, tanto Ecuador como Venezuela enviaron rápidamente tropas hacia sus fronteras con Colombia y dijeron que cortarían lazos diplomáticos con Bogotá. El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la expulsión del Embajador colombiano en Caracas.

NICOLAS MADURO: [traducido del castellano en el original] Como parte de las medidas que hemos llevado a cabo para salvaguardar la soberanía nacional, el respeto y la dignidad de nuestras instituciones y nuestra democracia, el Gobierno de Venezuela ha decidido expulsar al Embajador de Colombia en Caracas y a todo el personal diplomático de la Embajada Colombiana en Caracas.

AMY GOODMAN: Colombia declaró haber encontrado evidencia en el campamento de las FARC de que Venezuela había dado a la fuerza rebelde más de 300 millones de dólares. Asimismo, Colombia acusó a Ecuador de apoyar a los rebeldes. Tanto Venezuela como Ecuador rechazaron los cargos y acusaron al presidente de Colombia de mentir. Estas son las palabras del Ministro ecuatoriano de Defensa, Wellington Sandoval.

WELLINGTON SANDOVAL: [traducido del castellano en el original] Es una idea totalmente ridícula. No tenemos ni hemos tenido nunca, ni tendremos, ningún lazo con las FARC. Debo decir también que en vista de que hemos perdido todo contacto y comunicación con las fuerzas armadas colombianas, he pedio al Canciller que finalice el acuerdo con (inaudible)

AMY GOODMAN: Para más detalles, nos comunicamos con Mario Murillo, periodista de larga trayectoria y autor de Colombia y Estados Unidos: Guerra, Terrorismo y Desestabilización. Es co-presentador del programa Wake up Call en WBAI, la estación de Radio Pacífica en Nueva York y profesor de la Universidad Hofstra, donde se encuentra en este momento.

Te damos la bienvenida a Democracy Now!, Mario. Háblanos sobre el significado del asesinato de Raúl Reyes, un hombre al que entrevistaste en varias ocasiones.

MARIO MURILLO: Bien, es un placer estar contigo Amy. Se trata de un acontecimiento muy significativo en muchos sentidos. Primero de todo, por supuesto, ésta es la primera vez en los cuarenta y cuatro años de la guerra de contrainsurgencia que el gobierno colombiano y las fuerzas armadas efectivamente derriban a uno de los altos comandantes de las FARC, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Raúl Reyes, como mencionaste en la introducción, es el...era el segundo en la cadena de mando. Básicamente, era considerado el embajador oficial, el diplomático de las FARC, el que viajaba alrededor del mundo, a El Salvador, a América Latina, a Europa, para hablar con distintos tipos de líderes, y era quizás el más visible de todos los comandantes de las FARC, especialmente después de las conversaciones de paz iniciadas en 1999 con el Presidente Andrés Pastrana. Así que era uno de los líderes con mayor visibilidad. Además, irónicamente, era la persona que estaba en mejores condiciones para llegar a algún tipo un acuerdo, ya que era mucho más un diplomático que quizás un estratega militar. De hecho, algunos comandantes y alguna gente dentro de las FARC, en otros tiempos, se burlaban de él diciendo que no era precisamente un estratega, sino más bien un diplomático. Entonces derribarlo a él, matarlo de la manera en que fue asesinado, fue una gran victoria en cuanto a relaciones públicas para Álvaro Uribe Vélez, el Presidente de Colombia, especialmente si tenemos en cuenta lo que estuvo pasando durante las últimas semanas.

Pasó en un momento oportuno, porque ha venido habiendo críticas a Uribe Vélez por no llevar a cabo realmente medidas serias para liberar a los y las rehenes que las FARC han mantenido durante bastante tiempo ya. Justo la semana pasada, cuatro rehenes fueron liberados por las FARC y entregados al gobierno venezolano, a causa de la intervención de Hugo Chávez y el gobierno venezolano. Y esa gente, al llegar a Venezuela, esas personas que estuvieron en cautiverio por cinco, seis años, inmediatamente comenzaron a criticar y cuestionar las posturas de Uribe Vélez, básicamente diciendo que, pues, estuvimos caminando 250 kilómetros a través de la selva y no había ni un soldado a la vista. Una de esas personas de hecho dijo que las FARC, que operan en zonas rurales, se mueven como pez en el agua por el campo y la selva. De modo que hubo muchas críticas en cuanto a la política de seguridad de Uribe, sin hablar de la estrategia política de negarse a negociar con las FARC para lograr eventualmente la liberación de los rehenes.

Ahora bien, decidir derribar a alguien como Raúl Reyes, una figura tan altamente visible en las FARC durante tantos años, parece casi como un intento para demostrar la irrelevancia de esa figura, ya que esta acción se inscribe en la línea que Uribe Vélez ha venido defendiendo durante mucho tiempo, la idea de que podemos ganar esta pelea en el terreno militar y no vamos a sentarnos a negociar con estos, entre comillas, "terroristas".

AMY GOODMAN: Mario, vamos a emitir un fragmento de una entrevista que le hiciste a Raúl Reyes en 1996. ¿Podés ponernos en contexto? ¿Dónde estaban? ¿Dónde grabaste el video?

MARIO MURILLO: Bueno, fue un período algo extraño. Esto fue...digo, él ya era una gran figura dentro de las FARC en esa época, cuando lo entrevistamos en 1996 durante el Foro de San Pablo, un foro de gran importancia para los movimientos progresistas y de izquierda de todo el hemisferio. Fue antes de que se realizara el Foro Social Mundial, que tuvo lugar varios años después. En ese momento, él estaba tratando, por supuesto, de hacer lo que siempre hacía, que era construir vínculos con movimientos progresistas; con el FMLN de El Salvador, por ejemplo, y con otros sectores que estaban luchando por el cambio social en un nivel internacional. Pero su figura todavía no había alcanzado las proporciones míticas que tuvo en 1999 cuando se convirtió quizás en el portavoz más visible de las FARC durante las negociaciones de paz. En esa época, él todavía operaba más bien en la clandestinidad.. Y cuando lo entrevistamos explícitamente pidió que lo hiciéramos de perfil en lugar de mostrar directamente su cara. Se dio una discusión interesante sobre algunos temas que eran relevantes hace nueve años y que en muchos sentidos lo siguen siendo en la Colombia de hoy.

AMY GOODMAN: Vamos a ver un clip cortito de la entrevista realizada en 1996 al ahora asesinado comandante de las FARC, Raúl Reyes,

RAUL REYES: [traducido del castellano en el original] Para que haya paz, tiene que haber una iniciativa política del Estado. Esto significa que tiene que haber garantías para que las fuerzas insurgentes se sienten con el gobierno y discutan sobre la nueva Colombia que deberíamos construir entre todos. Ahora mismo, no hay garantías. Ahora mismo, hay amenazas continuas hacia los líderes de los movimientos guerrilleros, proliferan los asesinatos y las masacres, eso continúa.

AMY GOODMAN: Ese es, bueno, el ahora asesinado comandante de las FARC Raúl Reyes. Yo quería preguntarte, Mario, un alto oficial del Ministerio de Defensa de Colombia dijo –bajo anonimato- que fue el servicio de inteligencia de Estados Unidos quien primero dio aviso a Bogotá, hace varias semanas, de que Reyes usaba esporádicamente un teléfono satelital cuya señal podía ser rastreada con exactitud.

MARIO MURILLO: No hay duda. Quiero decir, es interesante. Obviamente, aún tendremos que esperar un poco para obtener más detalles sobre la forma en que esta operación fue llevada a cabo, una operación transfronteriza...Deberíamos continuar recordándole a la gente que se trató de una incursión al territorio ecuatoriano realizada por el Gobierno colombiano. Pero trae inquietantes reminiscencias de lo sucedido en 1993, cuando las fuerzas colombianas, con asistencia y cooperación directas de los servicios de inteligencia de EEUU, mataron al entonces líder del Cartel de Medellín Pablo Escobar, prófugo de la justicia en ese momento.

Y lo que vemos ahora en 2008 es un proceso donde la ayuda militar de Estados Unidos, ocho años de Plan Colombia, seis años de la guerra total de Uribe contra las FARC, y un mejoramiento realmente acelerado de la tecnología en comunicaciones utilizada por las fuerzas armadas colombianas, resultan en un ataque de este tipo, llevando a la muerte de Raúl Reyes. Sería difícil imaginar que este tipo de incursión transfronteriza podría haber sucedido sin el conocimiento, sin el acuerdo de Estados Unidos, especialmente teniendo en cuenta la enorme presencia que tiene Estados Unidos, particularmente en el sur del país.

La ayuda militar enviada por Estados Unidos ha sido presentada, en el marco del Plan Colombia, como un paquete de ayuda contra el narcotráfico de más de 5 billones de dólares durante los últimos ocho años. Pero no hay duda de que en realidad ha sido redireccionada hacia el ataque a las guerrillas. Ha sido un paquete de ayuda para el desarrollo de la contrainsurgencia, que actualmente sigue manteniendo los mismos niveles que tenía incluso en 1999 y en el 2000, cuando el Plan Colombia recién comenzaba.

AMY GOODMAN: Mario, quiero darle la palabra a Helga Serrano. Helga es una activista ecuatoriana que participa de la Red Internacional por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras–No Bases. ¿Cuál es la reacción en Ecuador a esta acción transfronteriza del ejército colombiano que mató al comandante de las FARC, Helga?

HELGA SERRANO: Gracias por llamar. En Ecuador estamos en estado de indignación. No podemos creer que esto suceda con un país que es nuestro vecino, teniendo en cuenta que tenemos alrededor de 500.000 colombianos aquí, a quienes nuestro país ha recibido solidariamente cuando fueron desplazados por el conflicto armado en Colombia, y el Presidente Uribe nos paga de esta manera, bombardeando nuestro país, actuando como un títere del gobierno de Bush, usando bases militares como la Tres Esquinas en Colombia para llevar a cabo el ataque. Y estamos pidiendo y demandando una investigación para determinar si la base de Manta fue también utilizada para realizar este ataque.

Estamos en estado de indignación y vamos a realizar una gran manifestación el jueves 6 de marzo a las 6 de la tarde. Ya hubo manifestaciones ayer. Va a haber otra el día de hoy. Y muchas organizaciones están llamando...están apoyando la postura del Presidente Correa. El tiene una postura bien firme. Y también demandamos, una vez más, el cierre de estas bases militares, ya que consideramos que son la estructura que sostiene este tipo de actividades.

AMY GOODMAN: También estamos en comunicación con Arlene Tickner, profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad de Los Andes en Bogotá. ¿Cuáles son las reacciones dentro de Colombia, profesora Tickner?

ARLENE TICKNER: Desafortunadamente, la respuesta ha sido el total apoyo al Presidente Uribe. El caso ha sido presentado como una incursión justificada en el territorio ecuatoriano en busca de grupos terroristas que no estaban siendo perseguidos por el gobierno ecuatoriano. Básicamente, esta es la postura del gobierno. Y, como decía, tanto los medios como los partidos opositores han apoyado completamente la decisión del gobierno de presentar la situación de esta manera.

AMY GOODMAN: Mario Murillo, volvemos a ponernos en contacto contigo para hacer el cierre. Con soldados ya en la frontera, Ecuador y Venezuela mandando tropas a la frontera con Colombia, ¿Cuál es la posibilidad de un conflicto abierto?

MARIO MURILLO: Pienso que esa es una posibilidad menor, y espero estar equivocado en esta afirmación. Creo que el mayor problema es la consolidación de lo que está sucediendo ahora con Uribe. Uribe, como la anterior entrevistada acaba de decir, tiene un 83% de popularidad en lo que se refiere a esta acción, o al apoyo a esta acción. Y la misma se llevó a cabo justo unos días antes de la movilización masiva que tendrá lugar el 6 de marzo, esta gran movilización para cuestionar la impunidad y la doble moral sobre, entre comillas, los "derechos humanos, democracia y justicia en Colombia," una movilización masiva para cuestionar la relación entre el gobierno colombiano y las fuerzas paramilitares en el país, que han sido responsables por la amplia mayoría de los desplazamientos, la amplia mayoría de los abusos contra los derechos humanos que se han dado en Colombia durante los últimos veinte años aproximadamente. Ahora Uribe, con esta acción que ha tenido lugar, con el asesinato de Raúl Reyes y la especie de alboroto internacional que le ha sucedido, ha logrado que esta movilización del 6 de marzo contra los paramilitares, contra la administración de Uribe, sea como un acto escolar el día que comienzan las vacaciones; nadie le va a estar prestando atención a causa del nivel de propaganda exitosa obtenida con esta operación contra Raúl Reyes.

AMY GOODMAN: Tenemos que dejarlo ahí. Le doy las gracias a todos por estar con nosotros. El libro de Mario Murillo se llama Colombia y Estados Unidos: Guerra, Terrorismo y Desestabilización. Helga Serrano, sumándose desde Quito, Ecuador. Y la Profesora Arlene Tickner, sumándose desde Colombia, Bogotá.

Escuche/vea/lea en inglés
—-——————-

Traducido al español por Verónica Gelman y Democracy Now! en Español

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

    2014-0730_siegman1
    “Una matanza de inocentes”: Henry Siegman, una voz judía a favor de la paz, habla de Gaza
    Hoy presentamos un programa especial con el rabino Henry Siegman, ex director ejecutivo del Congreso Judío Estadounidense, ampliamente reconocido como una de las tres grandes organizaciones judías de EE.UU., junto con el Comité Judío Estadounidense y la Liga Anti Difamatoria. Nació en Frankfurt, Alemania, en 1930. Tres años más tarde, los nazis llegaron al poder. Tras huir de las tropas nazis en Bélgica, la familia de Siegman finalmente se trasladó a Estados Unidos. Su padre fue uno de los líderes del movimiento sionista europeo que...

Titulares

    Hoy no hay titulares.