Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

21 de Julio de 2009 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Lobistas estadounidenses vinculados con Clinton son contratados para defender el régimen golpista de Honduras

Partidarios del golpe en Honduras han comenzado a contratar a asesores y lobistas con vínculos cercanos a la Secretaria de Estado Hillary Clinton en un intento por fortalecer el apoyo al golpe en Washington. Un grupo empresarial hondureño contrató al lobista Lanny Davis, ex asesor jurídico especial de la Casa Blanca durante la presidencia de Bill Clinton.

Lannydavis-web



15 de Julio, 2009



AMY GOODMAN: Pasamos ahora a la situación en Honduras. El martes el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, dio la bienvenida a Manuel Zelaya, presidente hondureño depuesto, e hizo un llamado para que Zelaya, elegido democráticamente, sea restituido en su cargo. Está previsto que las conversaciones entre Zelaya y el nuevo gobierno hondureño respaldado por los militares se retomen este fin de semana en Costa Rica, pero Zelaya amenazó con abandonar el proceso de diálogo si no es restituido en el poder. Mientras tanto, los partidarios del golpe en Honduras comenzaron a contratar asesores y lobbistas muy allegados a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, en un intento de fortalecer el apoyo al golpe en Washington.Para hablar más sobre estos últimos acontecimientos, nos acompaña en este momento desde Washington el Dr. Juan Almendares, médico hondureño y activista por los derechos humanos galardonado, que compitió por la presidencia contra Zelaya en las últimas elecciones y perdió, por supuesto; ganó Zelaya. Almendares pertenece al Partido Unificación Democrática. También nos acompaña Ken Silverstein, editor en Washington de la revista Harper’s Magazine, que sigue de cerca el mundo de los lobbistas y tiene un blog sobre la corrupción en la política llamado “Washington Babylon” [“La Babilonia de Washington”].Y aquí en nuestro estudio está Andrés Conteris, coordinador del Programa de las Américas de la organización No Violencia Internacional, quien trabaja con nosotros en Democracy Now! y acaba de regresar de Honduras. Trabajó como defensor de los derechos humanos en Honduras entre 1994 y 1999. Primero quiero dirigirme a Ken Silverstein para hablar de este tema de los grupos de presión. El Presidente Obama condenó lo ocurrido en Honduras y dijo que Zelaya debía ser restituido en su cargo. Pero, cuéntenos lo que está ocurriendo ahora mismo en Washington, DC, Ken, cuando se trata de hacer lobby a favor del golpe de Estado en Honduras.

KEN SILVERSTEIN: Bueno, básicamente los líderes del golpe decidieron que necesitan el apoyo de Washington. Este es un tema crítico, porque están tratando desesperadamente de conseguir legitimidad por haber depuesto a un gobierno electo. Y si pueden conseguir el apoyo de Washington, entonces tienen esperanzas de que podrán permanecer en el poder y evitar el regreso de Zelaya. Ahora, el principal personaje que contrataron es Lanny Davis, que solía trabajar para el Presidente Bill Clinton como asesor legal, y que le brindó asesoramiento en los escándalos de financiación de la campaña y en el escándalo de Mónica Lewinsky, etc., etc. Davis es básicamente un vocero de los Clinton. Y es muy, muy allegado a Hillary Clinton, por supuesto, y sin duda usará sus vínculos con los Clinton, con el Partido Demócrata y con los demócratas del Congreso para tratar de conseguir apoyo para el gobierno de facto.

AMY GOODMAN: ¿Quién más ha sido contratado, además de Lanny Davis?

KEN SILVERSTEIN: Bueno, en realidad, Davis es el verdadero peso pesado, creo que el principal contratado, el que tiene la mayor influencia. Y me gustaría destacar los antecedentes de Davis. Es medio irónico. Ví algunos blogs que dicen “Por Dios, ¿cómo puede hacer esto Lanny Davis, este demócrata? Es tan sorprendente”. Bueno, en verdad, hay muy pocas cosas que Lanny Davis no haría por dinero. Quiero decir, tiene muchos antecedentes de haber trabajado para clientes muy, muy difíciles, por decirlo de una manera amable. Ha trabajado para dictadores en el pasado. En 1999, cuando estaba en Patton Boggs, uno de los grandes estudios jurídicos de acá, trabajó para un grupo "pantalla" de Kazajistán, al igual que ahora trabaja para un grupo "pantalla" hondureño. El grupo "pantalla" de Kazajistán para el que Davis trabajó actuaba en nombre del Presidente Nazarbayev, y Lanny Davis trató de convencer al mundo de que Nazarbayev era un reformista democrático que en verdad estaba tratando de llevar la democracia a Kazajistán. Bien, ¿saben qué?, eso fue hace 10 años. Y adivinen quién es el presidente de Kazajistán en este momento: el Presidente Nazarbayev, uno de los líderes más corruptos de todo el mundo. Entonces, Davis tiene una larga historia de trabajo con este tipo de gente. Y....

AMY GOODMAN: Permítame ahora que me refiera a Lanny Davis. Tratamos de que estuviera en el programa, pero no pudimos. Sin embargo, tenemos unas declaraciones que hizo la semana pasada ante un subcomité de la Cámara de Representantes en nombre del capítulo hondureño del Consejo Empresarial de América Latina, un organismo que apoyó el golpe de Estado en Honduras. Lo que sigue es una parte de lo que dijo Davis:

LANNY DAVIS: Mis clientes creen que, visto retrospectivamente, las cosas podrían haberse actuado de otra manera la noche en que el ejército decidió sacar rápidamente del país al Presidente Zelaya. Y no temo decir que, visto retrospectivamente, probablemente se debería haber hecho de otra manera. En la medida en que aquellos de ustedes —y sé que el congresista Delahunt comparte esta opinión— también están dispuestos a compartir su desagrado por un presidente que se considera a sí mismo por encima de la ley —todas las instituciones de la sociedad hondureña, la iglesia, las organizaciones civiles, las asociaciones empresariales, el Partido liberal, el Partido Nacional, la Corte Suprema y el Congreso, todas las instituciones consideraban que este presidente se ponía a sí mismo por encima de la ley—, si estos hechos quedan expuestos, amigos del lado demócrata, al que estoy afiliado, y amigos del lado republicano, podemos mirar para adelante entonces, tal como el Presidente Obama y la Secretaria Clinton desean que lo hagamos, y no discutir cuestiones del pasado. Sea cual sea la solución, no pueden imponerla la OEA, Estados Unidos, mis amigos demócratas, ni mis amigos republicanos; tiene que ser un [no se oye] hondureña.

AMY GOODMAN:Este es un fragmento de lo declarado por Lanny Davis, ex asesor del Presidente Clinton en la Casa Blanca, que actualmente trabaja como lobbista de un grupo de empresarios hondureños que apoya el golpe de Estado ocurrido en ese país centroamericano. Ken Silverstein, sus comentarios por favor. Y luego hable un poco de Bennet Ratcliff, miembro de la delegación que se reunió en Costa Rica, según la revista Times, en la que además estaba el presidente de facto hondureño. Micheletti, según informa el Times, no dio casi ningún paso sin antes consultar a Ratcliff.

KEN SILVERSTEIN: Bien, me voy a referir rápidamente a Lanny Davis; como ya dije, hay muy pocas cosas que él no haría o no diría por dinero. Hay una palabra para referirse a eso, que no voy a usar en su programa. Pero mire, los militares... Davis dijo, “Oh, podría haberse hecho de otra manera. Oh, en retrospectiva, quizás se podría haber hecho de otra manera”. Hay un presidente electo que fue expulsado de su cargo. Fue derrocado por un golpe militar. Se lo llevaron en pijama y lo mandaron al exilio. Cuando se habla de quién se está comportando mal, de quién se está comportando de manera ilegal, se trata de los militares de Honduras. Entonces, dejemos esto bien en claro: Davis simplemente miente con el fin de favorecer los intereses de sus clientes.Con respecto al otro señor que menciona, Ratcliff, es otro.... es cercano a Davis. También tuvo vínvulos muy, muy estrechos con el gobierno de Clinton. Y aparentemente, durante las negociaciones en Costa Rica, básicamente preparó toda la argumentación del gobierno de facto, o sea, ellos no hicieron ningún movimiento sin él. Quiero decir, todas sus respuestas estaban preparadas y escritas por este personaje, junto con la ayuda de Lanny Davis. Creo que es importante señalar también, si me lo permiten rápidamente, cuando Davis habla de comportamiento inconstitucional, que las personas responsables de este golpe son un grupo de militares y una elite de empresarios que siempre han gobernado Honduras. Se trata de un país muy, muy pobre; de los más pobres de América Latina. Estas son las personas que quieren deshacerse del presidente, que se lo sacaron de encima, por ahora. Y ya sabe, hay personas que están alrededor del nuevo gobierno que tienen antecedentes en escuadrones de la muerte. Hay figuras muy, muy relacionadas con la represión en Honduras, figuras de gran importancia histórica, que están vinculadas con el nuevo gobierno. Y también agregaría acá que el golpe fue apoyado por la industria de la indumentaria. Y que Davis está trabajando para algunos grupos empresariales hondureños, entre ellos el de la industria de la indumentaria, y hay empresas estadounidenses que operan en Honduras, como Russell, Fruit of the Loom y Hanes que son miembros del grupo comercial de la industria indumentaria que están apoyando el golpe. Entonces es importante también señalar que hay compañías estadounidenses que dicen “Oh, no podemos, no queremos participar en esto. No hacemos política” para no tomar posición con respecto al golpe. Sí tomaron posición. Apoyan al gobierno de facto. Y deben rendir cuentas por ello, como también lo deben hacer personas como Lanny Davis.

AMY GOODMAN: Dr. Juan Almendares, usted compitió contra el Presidente Zelaya. Usted perdió, él ganó. Pero usted respalda al Presidente Zelaya y su derecho a regresar. ¿Puede hacer algún comentario sobre las declaraciones que acaba de escuchar de Lanny Davis ante el Congreso y sobre qué está ocurriendo ahora en Honduras? Usted está en Washington por un solo día.

DR. JUAN ALMENDARES: Sí, es un gran honor estar en Democracy Now! Queremos democracia ya en Honduras. Creo que el Sr. Davis, a quien no conozco, hace una declaración inhumana. Miente. Y lo más importante es que no se tiene en cuenta la situación de las personas en Honduras. Tenemos un régimen extremadamente represivo, y además tenemos la intromisión de empresas multinacionales en esta acción, las maquilas. Tenemos la intromisión de Goldcorp de Canadá. Que le están pagando a personas. Además, creemos que deben ver los hechos, los hechos humanos. Soy médico. He visto personas heridas, aterrorizadas y con pánico en Honduras. Y en este mismo momento, la familia de Harry Dixon Herrera, un abogado que estaba hablando con los medios en Washington, fue atacada por la policía mientras él hacía sus declaraciones. Usaron ametralladoras, torturaron psicológicamente a su madre y detuvieron al hermano. Además, hace muy poco asesinaron a dos líderes del movimiento popular, los compañeros Bados y Ramón García, que fueron asesinados por esta misma historia del régimen represivo. Tenemos una nueva doctrina de seguridad nacional en Honduras. Lo que quiero decirle al Sr. Davis es ¿está a favor de torturadores, criminales y gente que significa realmente algo terrible en la historia de la humanidad? Esa es la pregunta. Y es por eso que queremos que el Departamento de Estado, el Presidente Obama, el presidente de Costa Rica denuncien el asesinato de personas, las detenciones, el maltrato a la gente y la guerra psicológica que están llevando a cabo en Honduras. Estos son los hechos. Creo que los estadounidenses deben saber que estamos sufriendo. Y a pesar de eso, tenemos un pueblo fuerte. Y también es mentira que Zelaya no tiene apoyo. No sólo estamos luchando por Zelaya. Luchamos también por la legitimidad de Zelaya, y también por los derechos, los derechos humanos del pueblo. Y entiendo que este pueblo, los estadounidenses, hacia quienes siempre me siento agradecido, por la solidaridad que tienen, y yo soy sobreviviente de la tortura. Entonces...

AMY GOODMAN: Nos quedan sólo treinta segundos. Quiero incorporar a Andrés Conteris, que acaba de regresar de Honduras anoche. Andrés, ¿cómo está el nivel de represión y la cobertura de los medios?

ANDRÉS CONTERIS: La actual censura hacia los medios, Amy, es increíble. Hay una emisora que trasmite Democracy Now! en Español en Tegucigalpa a la que no le permiten usar la palabra “golpe de estado”; usan un pitido cada vez que la tienen que decir. Hay permanentes amenazas de muerte a los periodistas, que están sufriendo allí la represión contra los que tratan de denunciar el golpe de estado.

AMY GOODMAN:¿Y [Harry] Dixon, a quien acaba de mencionar el Dr. Almendares?

ANDRÉS CONTERIS: Su madre fue atacada anoche.

AMY GOODMAN: Después de que él hablara en CNN.

ANDRÉS CONTERIS: Después de que él hablara en CNN. Es una forma de tratar de acallar la resistencia.

AMY GOODMAN: Andrés Conteris, Dr. Juan Almendares, también Ken Silverstein, gracias por estar con nosotros.


Traducido por Núria Ferragutcasas y Democracy Now! en español

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo