29 de Abril de 2011 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Georgia se dispone a aprobar un proyecto de ley anti inmigración igual al de Arizona

Georgia se dispone a convertirse en el primer estado, después de Arizona, en conceder a la policía local y estatal el poder para exigirle a una persona que muestre su permiso de residencia, si sospechan que la misma se encuentra en el país sin permiso, y para detenerla.

Georgia_arizona_copycat

18 de Abril de 2011

Georgia se dispone a convertirse en el primer estado, después de Arizona, en conceder a la policía local y estatal el poder para exigirle a una persona que muestre su permiso de residencia, si sospechan que la misma se encuentra en el país sin permiso, y para detenerla.

Escuche/Vea/Lea

El jueves pasado, los legisladores de Georgia aprobaron un proyecto de ley basado en la polémica ley SB 1070 de Arizona, conocida entre sus detractores como la ley "muéstrame los papeles". Nathan Deal, en su primer mandato como gobernador republicano de Georgia, hizo campaña a favor de la aprobación del proyecto de ley y afirma que muy pronto la promulgará. Hablamos con Azadeh Shahshahani, directora del proyecto de seguridad nacional y derechos de los inmigrantes de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) de Georgia; y con Seth Freed Wessler, investigador superior asociado al Centro de Estudios Aplicados y periodista de investigación de Colorlines.com.

AMY GOODMAN: En Georgia, los inmigrantes pronto podrían ser sujeto de una nueva ley que autorice a la policía a verificar la situación migratoria de aquellas personas que le resulten sospechosas. El jueves pasado, Georgia se convirtió en el primer estado en aprobar un proyecto de ley basado en la polémica ley SB 1070 de Arizona, conocida entre sus detractores como la ley "muéstreme los papeles". En su primer mandato como gobernador de Georgia, el republicano Nathan Deal, hizo campaña a favor de la aprobación del proyecto y afirma que pronto promulgará la ley.

Al menos veinte estados más presentaron proyectos de ley similares, pero Georgia es el primero, además de Arizona, donde el proyecto de ley se aprobó y es probable que se convierta en ley. Defensores de los derechos civiles dicen que la medida hará que la discriminación racial aumente en un estado donde esto ya constituye un problema. Por su parte, los grupos empresariales han expresado preocupación por el impacto que esta ley pueda tener en la economía de Georgia.

Mientras tanto, hay partes clave de la ley SB 1070 de Arizona que permanecen suspendidas en la corte. El lunes pasado, el Tribunal Federal de Apelaciones Circuito Nueve confirmó un fallo de primera instancia que bloqueó un pedido para permitirle a la policía local que verifique la situación migratoria de una persona si sospecha que la misma puede estar indocumentada. El caso podría ir a la Corte Suprema.

Para saber más sobre este tema, se comunica con nosotros desde Atlanta Azadeh Shahshahani, directora del Proyecto de seguridad nacional y derechos de los inmigrantes de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (conocida por las siglas ACLU en inglés) de Georgia; y aquí en Nueva York nos acompaña, Seth Freed Wessler, investigador superior asociado del Centro de Estudios Aplicados y periodista de investigación de ColorLines.com

Azadeh, empecemos con usted. ¿Puede explicarnos este proyecto de ley que se acaba de aprobar en la legislatura de Georgia?

AZADEH SHAHSHAHANI: Sí, muchas gracias por invitarme, Amy.

Como usted ha indicado, el proyecto de ley tiene varias disposiciones diferentes. La que usted mencionó, es decir la disposición "muéstreme los papeles", autorizaría a la policía a que verifique la situación migratoria de las personas que cometen un delito, entre ellos las infracciones de tránsito. Por lo tanto, básicamente todos los habitantes de Georgia tendrán que llevar documentos en todo momento, para que la policía no los detenga mientras verifica la condición migratoria de esa persona.

AMY GOODMAN: ¿Y quién impulsó este proyecto?

AZADEH SHAHSHAHANI: ¿Puede repetir?

AMY GOODMAN: ¿Quién impulsó este proyecto?

AZADEH SHAHSHAHANI: Todavía no sabemos quién estuvo detrás de este proyecto. Obviamente, un artículo que salió ayer en el New York Times dice que La Federación por una Reforma Migratoria de EE.UU. (conocida por las siglas FAIR en inglés) y diversas agrupaciones nacionales de corte antiinmigratorio estaban detrás del proyecto. Aquí en Georgia, hay cuatro centros de detención de inmigrantes. Tres de ellos están en manos de empresas privadas de cárceles. Es necesario llenar un montón de camas. De manera que eso también plantea un montón de preguntas. En el caso de Arizona, se descubrió que la Corporación de Correccionales de EE.UU. prácticamente redactó el borrador del proyecto de ley.

AMY GOODMAN: El gobernador de Georgia, Nathan Deal, propuso la aplicación de fuertes medidas de control a la inmigración en su primera campaña, cuando se presentó en la boleta electoral republicana el año pasado.

NATHAN DEAL: Escribí la ley para que los extranjeros ilegales no reciban atención médica financiada por los contribuyentes, para recortar miles de millones de dólares que se usan en gastos innecesarios y voté en contra del sistema de salud propuesto por Obama. A los liberales no les va a gustar cuando autorice a la policía local para que ayude a deportar extranjeros ilegales, pero hay que hacerlo, porque el gobierno federal no ha sabido proteger nuestras fronteras y los extranjeros ilegales les cuestan a los contribuyentes de Georgia más de mil millones de dólares al año. No me preocupan los liberales, sino ustedes.

AMY GOODMAN: Escuchábamos al gobernador Nathan Deal, cuando era candidato a gobernador. Ayer, el artículo del New York Times decía: "Los legisladores apenas modificaron el proyecto de ley de Georgia con respecto al de Arizona y suavizaron los requisitos para el uso del programa federal E-Verify, que ayuda a los empleadores a confirmar vía Internet si los posibles empleados pueden trabajar legalmente en Estados Unidos.”

“Eso ayudó a satisfacer al menos algunos de los poderosos intereses que tenían sectores agrícolas y empresarios del estado, los que habían presionado contra la ley y le habían dado al gobernador Deal, un republicano que ha estado notablemente silencioso durante la cuestión, suficiente confianza para lanzar su apoyo a la medida.”

¿Qué pasa con la comunidad empresarial y agrícola que está en contra del proyecto de ley, Azadeh?

AZADEH SHAHSHAHANI: Desde el comienzo, claramente hubo mucha presión por parte de la comunidad empresarial. Especialmente estaban preocupados por el programa E-Verify, una base de datos federal repleta de errores que —según se ha demostrado— afecta a personas en situación legal e incluso a ciudadanos estadounidenses. Pero como mencionó, a raíz de esta fuerte presión, se modificó la ley ligeramente para calmar las inquietudes de este sector. Pero obviamente, las disposiciones problemáticas permanecen intactas, por ejemplo la disposición “muéstreme los papeles” o la que criminaliza el hecho de llevar en su coche a un amigo indocumentado u otras disposiciones que afectan a las comunidades de inmigrantes y de color en nuestro estado.

AMY GOODMAN: Seth Freed Wessler, ¿podría poner esto en el contexto nacional? Usted estuvo informando sobre este tema para ColorLines.

SETH FREED WESSLER: Desde que se aprobó la ley SB 1070 en Arizona, casi la mitad de los estados del país han estado presionando para que haya leyes similares. Veinticuatro legislaturas estatales del país presentaron proyectos muy similares a la ley SB 1070 de Arizona. La realidad es que en muchos de esos estados estas propuestas no avanzan o mueren antes de que terminen las sesiones. Ahora hay un puñado de estados donde propuestas similares a la ley SB 1070 se podría aprobar. Así que, aunque hay 13 estados que aún tienen proyectos de ley pendientes en las legislaturas estatales, realmente son solo cuatro o cinco estados donde los proyectos de ley podrían prosperar. Estos son Carolina del Sur, Indiana, Oklahoma y Alabama. Aún hay una ardua pelea en Florida. La realidad es que en muchos estados, se unieron coaliciones por los derechos civiles, grupos a favor de los derechos de los inmigrantes ,y también grupos de empresarios para presionar de manera realmente fuerte contra este tipo de proyectos. En muchos lugares, estos proyectos no prosperan. Ahora todas las miradas están puestas en un pequeño grupo de estados, donde aún existe alguna posibilidad de que los aprueben.

AMY GOODMAN: ¿Seth, podría hablar de la discriminación racial en Georgia?

SETH FREED WESSLER: Una de las cosas que creo es realmente importante de notar acerca de Georgia –y también de Arizona, donde el proyecto de ley fue bloqueado por una corte de primera instancia y después fue confirmada por un tribunal superior la semana pasada- es que aún sin la ley SB 1070 y aún sin este tipo de proyectos, la discriminación racial y la costumbre de apuntar a las comunidades de inmigrantes están muy arraigadas. Las comunidades inmigrantes se enfrentan a un tipo de acoso, algo así como una atmósfera de terror, aún sin estos proyectos de ley. En Arizona y en Florida, donde acabo de estar de viaje, y en Georgia, las autoridades detienen y deportan a los inmigrantes en masa.

Conocí a un hombre en la frontera, en el estado de Sonora en México, que había venido a Estados Unidos cuando tenía 2 años y ahora tiene 24. Mientras estaba en Phoenix trabajando de tatuador, los sheriffs entraron en el negocio donde trabajaba, lo detuvieron y lo deportaron. Él no conoce a nadie en México.

Conocí a una mujer en Florida que llamó a la policía para denunciar un caso de violencia familiar y la policía, en vez de responder esa llamada, la detuvo porque no tenía documentos, y ahora esa mujer tiene una orden de deportación.

El punto aquí es que aún sin estas leyes, o aún en el caso de que se llegaran a bloquear estas leyes, el gobierno federal sigue avanzando con una política de deportación masiva.

AMY GOODMAN: Azadeh, sólo tenemos diez segundos, ¿planean hacer algún cuestionamiento legal para detener este proyecto de ley en Georgia ?

AZADEH SHAHSHAHANI: En este momento, todas las miradas todavía están puestas en el gobernador. Seguimos presionando y pidiendo al gobernador que vete esta medida inconstitucional, seguimos activamente el monitoreo de la situación y examinamos todas nuestras opciones.

AMY GOODMAN: Azadeh Shahshahani, directora del Proyecto de seguridad nacional y derechos de los inmigrantes de la Unión Estadounidense por la Libertades Civiles (conocida por las siglas ACLU en inglés) de Georgia, quiero agradecerle por haber estado con nosotros. Y muchas gracias a Seth Freed Wessler, investigador superior asociado del Centro de Estudios Aplicados, periodista de investigación de ColorLines.com. Gracias.


Traducido por Alejandra Burgos.

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más