18 de Julio de 2011 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

La huelga general griega por dentro: informe desde Atenas mientras miles de personas protestan contra el drástico plan de austeridad

En el momento en que estábamos por salir al aire, los legisladores de Grecia estaban votando –y posteriormente aprobaron– un nuevo paquete de drásticas medidas de austeridad. Mientras se desarrollaba la votación —y en el marco de una huelga general— decenas de miles de personas protestaban en las calles.

Greece_story_w_aaron

29 de junio de 2011

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En el momento en que estábamos por salir al aire, los legisladores de Grecia estaban votando –y posteriormente aprobaron– un nuevo paquete de drásticas medidas de austeridad. Mientras se desarrollaba la votación —y en el marco de una huelga general— decenas de miles de personas protestaban en las calles.

La policía antidisturbios disparó gases lacrimógenos, bombas de humo y granadas de aturdimiento, en un intento de dispersar la masiva manifestación que rodeaba el Parlamento en Atenas. El caótico enfrentamiento comenzó el martes cuando la policía irrumpió en la plaza Syntagma, donde los manifestantes están acampados desde hace más de un mes. Los productores de Democracy Now! Aaron Maté y Hany Massoud estaban allí cuando estallaron los disturbios y hablaron con muchos de los manifestantes que se negaban a abandonar la plaza. "Están vendiendo el país", dijo un manifestante. "Están vendiendo nuestra dignidad nacional... ¡Están renunciando a nuestra constitución!" Otra persona dijo: "Necesitamos la solidaridad de la clase trabajadora y la juventud de todo el mundo. La única manera de detener los recortes, los ataques y planes de austeridad es luchando con huelgas, manifestaciones, ocupación de plazas y con la unificación de los diferentes movimientos de todo el mundo."

AMY GOODMAN: Los legisladores griegos están votando un nuevo paquete de drásticas medidas de austeridad en medio de una huelga general que ha llevado a decenas de miles de personas a la calle. Las entidades crediticias internacionales le han pedido a Grecia un paquete de 40 mil millones de dólares en recortes del gasto público, aumentos de impuestos y privatizaciones como condición para recibir un enorme rescate y evitar la primera quiebra de la eurozona. Pero el plan de austeridad ha desatado el enérgico rechazo de lo que los oponentes llaman la liquidación del país. La policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos, bombas de humo y granadas de aturdimiento, en un intento de dispersar a la masa de manifestantes griegos que rodeaban el Parlamento en Atenas. El caótico enfrentamiento empezó el martes cuando la policía irrumpió en la plaza Sintagma —que está en las inmediaciones del Parlamento— donde los manifestantes están acampados desde hace más de un mes. Aaron Maté y Hany Massoud, productor y camarógrafo de Democracy Now!, que están en Atenas y se encontraban allí cuando empezaron los disturbios, presentaron este informe.

AARON MATÉ: Estamos caminando hacia la plaza Sintagma. Se pueden oír explosiones bastante cerca. El gas lacrimógeno es asfixiante. La gente lleva pañuelos y agua para protegerse la cara. A medida que nos acercamos, hay policías antidisturbios y gente corriendo. Obviamente lo que está ocurriendo ahora es una confrontación total en las calles de Atenas. La gente está muy enfadada con estas medidas de austeridad y la situación ha llegado a un punto crítico. Los manifestantes nos están diciendo que estaban concentrados en la plaza Sintagma como lo han estado durante todo este mes, cuando –según cuentan- la policía se abalanzó sobre ellos sin que hubiera habido provocaciones. Ahora los disturbios se han extendido a las calles de los alrededores. ¿Por qué están protestando?

MANIFESTANTE 1 EN LA CALLE: Porque la nueva política con el FMI y todas las decisiones que están tomando van en contra nuestra. No tenemos trabajo. No tenemos [en griego], no tenemos ningún tipo de seguro, ni hospitales, ni nada. Quieren vender todo.

MANIFESTANTE 2 EN LA CALLE: El gobierno se está preparando para votar dentro del Parlamento en un nuevo memorando todas las consecuencias del nuevo acuerdo con la “troika” —el FMI, el Banco Central Europeo y demás entidades—. Lo que está pasando ahora es que cinco horas después de que la manifestación llegó a la plaza Sintagma, aún hay gente alrededor de la plaza intentando quedarse porque creen que hay una amenaza real de que la policía tome la plaza y de ese modo acabe la ocupación.

AARON MATÉ: Esto ha estado pasando todo el día. La policía ha disparado gases lacrimógenos repetidamente. La gente sigue volviendo. El gas es muy intenso y ahora las consignas cada vez son más altas. ¿Qué está pasando ahora?

MANIFESTANTE 3 EN LA CALLE: Es posible que la policía haya tomado la plaza. Así que tenemos que recuperarla.

AARON MATÉ: ¿Recuperar la plaza?
[corean consignas]

AARON MATÉ: Los manifestantes están dispuestos a quedarse. No se van, aun cuando la policía ha disparado gases lacrimógenos y bombas de humo varias veces. Ahora vemos más policías antidisturbios desplegados. Parece que van a disparar más gases lacrimógenos. Estamos ante un nuevo enfrentamiento con la policía antidisturbios que, como pueden ver, está por todas partes. Están reunidos delante del Parlamento, en distintas ubicaciones, todos llevan máscaras antigás, han disparado muchos gases lacrimógenos y parece que están listos para disparar más, pero estos manifestantes están dispuestos a quedarse. Su mensaje es que han estado en esta plaza durante un mes y no van a cederla ahora.

MANIFESTANTE 4 EN LA CALLE: Por $ 800 euros al mes, ¡traidores! ¡Venden nuestro país. Venden nuestra dignidad nacional. Han renunciado a nuestra constitución, apenas la defienden.

[La policía habla por el megáfono.]

AARON MATÉ: La policía se nos está acercando ahora mismo. Estamos entre este grupo de policías y los manifestantes que no se inmutan, se niegan a ceder su plaza y el enfrentamiento continúa. Acabamos de esquivar una fila de policías antidisturbios que estaban disparando gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes, para tratar de sacarlos de la plaza. Vamos a volver a la plaza porque los manifestantes se niegan a irse, siguen intentando mantener el centro de su protesta, el corazón de su protesta, donde han estado más de un mes y ahora, mientras la huelga general se pone en marcha, la policía ha intentado dispersarlos, pero esta gente se niega a abandonar el lugar. Son categóricos, están gritando “Los estudiantes y los trabajadores tienen que seguir adelante juntos”, y aquí con restos de una lata de gas lacrimógeno que ha sido fabricada en EE.UU. por una compañía de Pennsylvania. Las arrojaron a todas partes. Se las ve en todas estas calles en medio de los escombros.

MANIFESTANTE 5 EN LA CALLE: Quieren que la gente vuelva a sus casas para poder aprobar todas las leyes que quieran.

AARON MATÉ: ¿Quieren que ustedes se vayan de la plaza?

MANIFESTANTE 5 EN LA CALLE: Sí, quieren que dejemos la plaza.

AARON MATÉ: ¿Van a irse?

MANIFESTANTE 5 EN LA CALLE: ¿Yo? No, yo no me voy a ir. No, hasta mañana por la noche, van a votar el programa. No conozco la palabra en inglés, pero no pienso dejar la plaza hasta que el gobierno nos obligue o haya elecciones o lo que sea. No lo sé.

[La policía habla por el megáfono.]

AARON MATÉ: La policía ahora está retrocediendo un poco, justo al lado del corazón de la plaza Sintagma. ¿Qué decía?

MANIFESTANTE 6 EN LA CALLE: Les estoy pidiendo que se retiren porque cuando están aquí, provocan a la gente y es obvio que esto va a seguir pasando. No queremos que haya muertos, ni de los nuestros ni de los de ellos. Queremos que esto termine ahora, pacíficamente. Lo intentamos desde esta mañana. Están provocando. Están entrando en la plaza, se meten entre la gente, la provocan. Además tenemos todo lo que ve. Queremos que terminen ahora. Somos pacíficos. Mire esto. Fílmelo. Mire quiénes somos. Con nuestro civismo estamos intentando echarlos.

AARON MATÉ: Ahora lo que se ve aquí es que los manifestantes están de pie frente a la policía, pidiéndoles que se detengan. Los manifestantes están pidiendo que dejen de arrojar cosas, que dejen de arrojar botellas. Ellos están tratando de calmar la situación. Es una escena extraordinaria. Están volviendo a pedir que no se arrojen objetos a la policía. Están diciendo: “no arrojen nada”.

[Cánticos]

AARON MATÉ: Los manifestantes entonan cánticos, aplauden y piden que la policía se aleje de la plaza y ahora la policía está retrocediendo. [Cánticos] La policía está retrocediendo. Con gritos y cánticos la policía está retrocediendo hacia el edificio del Parlamento; los manifestantes que están adelante están muy organizados. Hay una línea de manifestantes adelante de todo que está tratando de calmar a todos y ha logrado que la policía se retire pacíficamente. Han logrado que otros manifestantes no arrojen botellas. Como se puede ver, no se está arrojando ningún objeto ahora; hay aplausos mientras la policía se retira hacia el Parlamento. Los manifestantes aplauden mientras la policía se aleja. ¿Qué estás diciendo?

[Cantos]

MANIFESTANTE 7 EN LA CALLE: ¡Digo que esto es una revolución de toda Europa!

MANIFESTANTE 8 EN LA CALLE: Para mí es muy importante alejar a la policía sin tirar piedras, no porque esté totalmente en contra de la violencia sino porque creo que está bien que estemos muy organizados para hacerlo, ya que ellos son más fuertes que nosotros. Así que es muy pero muy importante que esto sea masivo, no es exactamente pacífico sino otra clase de violencia, una violencia emocional. Tratamos de hacerlo avanzando cada vez más, desde el último rincón de la plaza nos movimos hacia adelante y tratamos de que ellos se vayan para atrás, y como vimos ellos lo hicieron. Se retiraron y volvieron a sus hogares [risas] Esperemos.

MANIFESTANTE 9 EN LA CALLE: No queremos nada especial. Queremos nuestras vidas. Eso les pedimos, que nos devuelvan nuestras vidas porque somos jóvenes y tenemos sueños. No solo ahora sino también para los próximos 20 ó 30 años. ¿Cómo puedo formar una familia con todo eso? Es importante y no solo aquí en Grecia, toda Europa está así.

AARON MATÉ: Nos dirigimos hacia la plaza; hace unos minutos este lugar era un caos. Había gases lacrimógenos por todos lados y la policía controlaba la calle, pero ahora, los manifestantes desafiantes han retomado el espacio cantando y rehusándose a irse, y ahora mientras caminamos por la plaza podemos ver que la misma ha vuelto a la normalidad. Ya empezaron a limpiarla. La gente está haciendo largas filas que empiezan en la fuente de agua y se van pasando botellas de agua hasta las calles para derramarla en el suelo y lavar los restos de gases lacrimógenos.

MANIFESTANTE 10 EN LA CALLE: Hay mucho polvo por los gases que la policía nos arrojó; con el viento el polvo se eleva otra vez, entonces tenemos que limpiar la calle para poder permanecer aquí toda la noche. Hoy cuando hicimos retroceder a la policía nos sentimos muy orgullosos, fuertes y unidos y sentimos que juntos podemos lograr muchas cosas. Espero que esto nunca vuelva a suceder, pero esa es la única forma que tienen de separarnos, de hacer que nos alejemos de aquí y que volvamos a nuestras casas para sentarnos en el sofá y creer todo lo que nos dicen y aceptarlo. Esta es la primera vez en mi vida, tengo 26 años, que todo el pueblo griego y también los inmigrantes estamos tan unidos y queremos las mismas cosas, luchamos por las mismas cosas juntos.

AARON MATÉ: ¿Qué es lo que quieres decirles a las personas de Estados Unidos?

MANIFESTANTE 10 EN LA CALLE: Bueno, obviamente, necesitamos de la solidaridad de la clase trabajadora y la juventud de todo el mundo y de Estados Unidos también. Somos conscientes de la heroica lucha que hubo hace poco en Wisconsin por parte de la juventud y del enorme movimiento de resistencia a los ataques y recortes que también el gobierno federal estadounidense está organizado contra el pueblo estadounidense. Nosotros creemos que los paquetes de austeridad y los ataques que se expresan mediante los cortes y la realidad, quiero decir, enfrentamos un momento en el que no hay un solo lugar en el mundo donde la juventud y la clase trabajadora no sean atacadas con recortes que afectan el nivel de vida. Lo que nos gustaría decirles es que la única forma de hacer que retrocedan y de detener los recortes, los ataques y los paquetes de austeridad es solo mediante la lucha, es decir, huelgas, manifestaciones, ocupaciones de la varias plazas, y la unión de los diferentes movimientos alrededor del mundo.

AARON MATÉ: Los manifestantes lograron detener los gases lacrimógenos y las bombas de humo que la policía les arrojaban y retomaron la plaza, forzando a la policía a retirarse. Como puede verse detrás de mí ahora, la policía está custodiando las puertas del Parlamento, pero todavía hay mucha tensión. Los manifestantes han llegado hasta las barricadas y están entonando cánticos, furiosos por lo que está ocurriendo en el interior del Parlamento con el voto listo para aprobar un nuevo grupo de medidas de austeridad. Aunque hoy vimos una victoria de este movimiento de protesta al retomar la plaza y llenarla de gente luego de que fuera atacada con gases lacrimógenos, no hay duda de que esta protesta y esta lucha continúan.

Para Democracy Now!, Aaron Maté con Hany Massoud desde Atenas.

AMY GOODMAN: La gente sigue estando presente en las calles de Atenas. Decenas de miles de personas a la espera del voto del Parlamento griego. Este es el Informe de guerra y paz de Democracy Now!, democracynow.org. Hablaremos de la importancia de esto para Europa, Estados Unidos y el mundo y también del rival de la nueva titular del FMI, en un momento.


Traducido por Alejandra Burgos

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo