4 de Enero de 2012 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Rajendra Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático y ganador del Premio Nobel, insta a Obama a escuchar lo que dice la ciencia sobre el calentamiento global

Uno de los expertos más destacados del mundo en ciencias del clima, Rajendra Pachauri, critica a los negociadores de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático en Durban porque no prestan suficiente atención a la ciencia. Pachauri es presidente del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Rajendra_pachauri_cop17

7 de diciembre de 2011

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Uno de los expertos más destacados del mundo en ciencias del clima, Rajendra Pachauri, critica a los negociadores de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático en Durban porque no prestan suficiente atención a la ciencia. Pachauri es presidente del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) que ganó en 2007 el Premio Nobel de la Paz junto con Al Gore. "Lo que pasó fue que aumentó la concentración de estos gases de efecto invernadero en la atmósfera mucho más que en los últimos 650.000 años", dice Pachauri. "Como resultado de eso, durante el siglo XX, hubo un calentamiento promedio de unos 0,74 grados Celsius, un aumento del nivel de los mares de unos 17 centímetros y una amplia gama de efectos —como mencioné— en la salud humana, la agricultura y los ecosistemas. El Cuarto Informe de Evaluación del IPCC claramente puso de manifiesto que para limitar el aumento de la temperatura a los 2 grados aproximadamente (de 2 a 2,4 grados Celsius) y para hacerlo al menor costo posible, las emisiones tienen que llegar a su pico antes del año 2015. Y ahora se está hablando del año 2020. Eso significa que el mundo va a incurrir en un gasto mucho mayor para reducir las emisiones y, mientras tanto, va a sufrir efectos mucho más graves por el cambio climático". Cuando se lo consultó sobre la posición de Estados Unidos en la negociación, Pachauri dijo "También me gustaría pedirle al presidente Obama que escuche la voz de la ciencia. John Holdren es un asesor científico absolutamente excepcional. Tal vez debería pedirle a John que organice una reunión de científicos apenas lo reelijan —si es que lo reeligen—, para determinar cuál va a ser la política de EE.UU., como debería ser en todos los países del mundo, de acuerdo a las pruebas científicas disponibles". Luego Pachauri dijo: "En realidad, para ser honesto, aquí [en la COP 17] nadie le está prestando atención a la ciencia".

AMY GOODMAN: Esto es La cuenta regresiva del cambio climático, la cobertura especial y exclusiva que durante esta semana realiza Democracy Now! en la cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático. Uno de los expertos más destacados del mundo en ciencias del clima, Rajendra Pachauri, muestra una postura crítica hacia los negociadores ante la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático que se celebra aquí en Durban, Sudáfrica, por no prestar suficiente atención a la ciencia. Pachauri es presidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU que en el año 2007 ganó el premio Nobel de la Paz, junto con Al Gore. Tuve la ocasión de charlar con él aquí en Durban y comencé por pedirle que se presentara.

DR. RAJENDRA PACHAURI: Soy R.K. Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Este organismo fue fundado en 1988 por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas y, como su nombre lo indica, es un cuerpo intergubernamental que revisa periódicamente todos los aspectos concernientes al cambio climático. En 2007 publicamos el Cuarto Informe de Evaluación del IPCC. Además quiero agregar que tuve el honor de recibir el Nobel de la Paz en nombre del Panel en 2007.

AMY GOODMAN: ¿Qué le gustaría que pase al final de esta semana?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Me gustaría que la ciencia fuera el eje de algunos de los debates y las decisiones que se tomen, pero me temo que no hay muchas pruebas de que eso esté pasando en este momento.

AMY GOODMAN: ¿Qué cosas se pusieron de manifiesto esta semana?

DR. RAJENDRA PACHAURI: La ausencia total de un debate en torno a los datos científicos disponibles sobre el cambio climático. Me gustaría que cada jornada de debate empezara con una presentación clara de hacia dónde vamos, qué consecuencias habrá en distintas partes del mundo y qué opciones de muy bajo costo —o en algunos casos sin ningún costo— tenemos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Me gustaría que se dedicara una hora o una hora y media a este tema concreto, porque creo que de esa manera la dinámica resolutiva sería mucho más fuerte, realista y no se centraría en temas políticos ambiguos y cortoplacistas.

AMY GOODMAN: ¿Tiene algún mensaje para el presidente Obama?

DR. RAJENDRA PACHAURI: También me gustaría pedirle al presidente Obama que escuche la voz de la ciencia. Además, cuenta con John Holdren, un asesor científico absolutamente excepcional. Tal vez debería pedirle a John que organice una reunión de científicos apenas lo reelijan —si es que lo reeligen—, para determinar cuál va a ser la política de EE.UU., como debería ser en todos los países del mundo, de acuerdo a las pruebas científicas disponibles.

AMY GOODMAN: ¿Cree que Estados Unidos tiene en cuenta las pruebas científicas, ahora que están negociando aquí en Durban?

DR. RAJENDRA PACHAURI: En realidad, para ser honesto, aquí nadie le está prestando atención a la ciencia.

AMY GOODMAN: El informe del IPCC acaba de salir, justo antes de esta Convención de la ONU sobre el Cambio Climático en Durban, Sudáfrica, COP 17. ¿Puede contarnos cuáles fueron los hallazgos?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Ese informe concreto es un informe especial sobre la gestión de riesgos en caso de acontecimientos extremos y desastres, para avanzar en la adaptación al cambio climático. Básicamente analizaba ciertos de acontecimientos extremos y desastres que pueden estar relacionados, si la ciencia lo indica de forma clara, con el cambio climático.

Básicamente, hemos hecho una serie de descubrimientos. Uno de ellos es el hecho de que las olas de calor están aumentando y si no hacemos nada con el cambio climático, las olas de calor que ocurrían una vez cada 20 años, al final del siglo se producirá una cada dos años. Así que, en otras palabras, lo preocupante no es que haya un aumento lento y paulatino de la temperatura, sino que la frecuencia de las olas de calor está aumentando y eso puede acarrear consecuencias muy severas.
También descubrimos que las precipitaciones intensas, las lluvias torrenciales, están aumentando, tanto en frecuencia como en intensidad.

Para terminar, también hallamos, por ejemplo (y estoy mencionando tres de los hallazgos más sobresalientes), que los mayores problemas relacionados con el aumento del nivel del mar, van a representar problemas muy severos para las zonas costeras bajas y los pequeños países insulares.

AMY GOODMAN: ¿Qué problemas?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Las costas van a inundarse y eso va a causar daños catastróficos con el tiempo. De hecho, no es que quiera relacionarlo con algún tipo de cambio climático provocado por las personas, pero lo que ocurrió durante el huracán Katrina, por ejemplo, el daño que causó toda esa enorme masa de agua, es algo parecido a lo que puede verse en el futuro.

AMY GOODMAN: ¿Qué otros efectos del calentamiento global y el cambio climático ha visto en otros países?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Bueno, el impacto del cambio climático lo podemos notar en la salud humana, porque si hay más inundaciones, sequías y olas de calor, como hemos previsto en el Cuarto Informe de Evaluación del IPCC, habrá mayores índices de morbilidad; las enfermedades y la mortandad aumentarán, lo que significa riesgo de muerte. También sabemos que la incidencia del cambio climático en la agricultura puede resultar grave. De hecho, ahora que estamos en el continente africano, nuestra proyección para 2020 en algunos países africanos prevé una caída en la producción agrícola de hasta el 50% a causa del cambio climático.

AMY GOODMAN: ¿Cincuenta, es decir cinco cero, por ciento?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Cinco cero. Cincuenta por ciento a causa del cambio climático y las variaciones del clima.

AMY GOODMAN: ¿Esto reduciría la producción agrícola a la mitad?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Sí, efectivamente. Esto ocurrirá en algunos países, especialmente en aquellas zonas donde la agricultura dependen de las lluvias.

AMY GOODMAN: El programa de noticias de Democracy Now! tiene su sede en Estados Unidos, si bien somos un programa internacional de radio y televisión. En Estados Unidos, hay un gran debate en torno a si el cambio climático es realmente un problema. La mayoría de los candidatos republicanos a la presidencia dicen que es un engaño. Las encuestas muestran cada vez más que los estadounidenses no creen que el cambio climático esté relacionado con la actividad humana y mucho menos que sea un problema del que haya que ocuparse. ¿Que les diría? ¿Cómo les convencería con pruebas científicas?

DR. RAJENDRA PACHAURI: La realidad es que en el IPCC participan los mejores científicos de todo el mundo, miles de ellos. Funcionamos de manera totalmente transparente y objetiva. Son científicos que dedican su tiempo sin ninguna compensación por parte del IPCC. El IPCC tiene una secretaría muy efectiva. Es un cuerpo muy pequeño. No es una gran burocracia. Estamos regulados por todos los gobiernos del mundo. Y cuando hacemos una evaluación, otros expertos revisan el borrador en cada nivel. Tenemos en cuenta sus comentarios y finalmente, todos los gobiernos del mundo revisan nuestros borradores. Y tenemos en cuenta sus comentarios y llegamos a la versión final. Si se tuviera que inventar un sistema por el cual se pudiera aprovechar la pericia de los mejores y más diversos científicos de todo el planeta, para desarrollar una evaluación sobre cambio climático, ¿qué propondría? El IPCC.

Si todavía hay gente que no cree que el cambio climático sea algo real ni que lo provoque la actividad humana, entonces, es un poco como el avestruz que esconde la cabeza bajo tierra. Y el hecho es que los científicos, como cuerpo científico, damos la bienvenida al debate, porque la ciencia se desarrolla en el debate. Pero diría que si ese debate está siendo articulado por quienes no quieren ningún cambio y probablemente vean esto como una amenaza a sus propias cómodas posiciones, entonces, lo siento, pero eso es algo que debe ser cuestionado.

AMY GOODMAN: ¿Puede hablar de las pruebas científicas que muestren que el cambio climático está relacionado con la actividad humana?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Lo que pasó fue que aumentó la concentración de estos gases de efecto invernadero en la atmósfera mucho más que en los últimos 650.000 años. Ahora aumentamos la concentración de estos gases a un nivel que realmente había sido muy estable hasta que comenzó la industrialización. Como resultado de eso, durante el siglo XX, hubo un calentamiento promedio de unos 0,74 grados Celsius, un aumento del nivel de los mares de unos 17 centímetros y una amplia gama de efectos —como mencioné— en la salud humana, la agricultura y los ecosistemas. Por ejemplo, estimamos y evaluamos que de todas las especies evaluadas, si la temperatura aumenta entre 1,5 y 2,5 grados Celsius, del 20 al 30 por ciento de las especies que hemos examinado estarían en riesgo de extinción. Eso es muy grave porque hay tantas cosas en nuestra vida que dependen de la buena salud de los recursos de la biodiversidad que tenemos en este planeta que si los mismos corren riesgo de extinción, entonces eso va a llevar a toda clase de complicaciones, entre ellas quizá enfermedades y la pérdida de un recurso enorme que la sociedad humana y todos los seres vivos tenemos.

AMY GOODMAN: ¿Mencionó un aumento de las enfermedades?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Sencillamente porque si las condiciones son cambiantes, aumentarán las enfermedades que se transmiten por vectores. Algunas plagas que en realidad son portadoras de enfermedades se diseminarán en dichas condiciones.

AMY GOODMAN: Como los mosquitos.

DR. RAJENDRA PACHAURI: Absolutamente. Se diseminarán en las condiciones revisadas y en las condiciones cambiadas. Habrá toda una serie de efectos por los que deberíamos preocuparnos.

AMY GOODMAN: Dr. Pachauri, ¿puede hablar del Protocolo de Kioto, qué importancia tiene y cuál es el papel de Estados Unidos en esta cumbre de la ONU sobre cambio climático?

DR. RAJENDRA PACHAURI: El Protocolo de Kioto ciertamente fue muy bueno en el sentido de que creó un mercado de carbón; por lo tanto, sin duda habría llevado a algún desarrollo de nuevas tecnologías, nuevos proyectos. Pero, sabemos ahora que el Protocolo de Kioto vence en 2012.

AMY GOODMAN: Pero se podría renovar.

DR. RAJENDRA PACHAURI: Se podría renovar. Es totalmente posible que se renueve. Pero considero que cualquier acuerdo que se haga debe tener en cuenta las realidades científicas del cambio climático. Y tengo la sensación de que eso no se está haciendo. La mayor parte de los debates que se están haciendo aquí hacen énfasis exclusivamente en políticas a corto plazo e intereses muy limitados. Pero de lo que nos tenemos que preocupar es de un problema global y la gravedad de ese problema global. El caso de Estados Unidos, ¿qué puedo decir? No soy el indicado para hacer comentarios. Está en manos de los votantes de Estados Unidos decidir si su gobierno está haciendo lo mejor para ellos.

AMY GOODMAN: ¿Qué está haciendo Estados Unidos aquí, en las conversaciones sobre el cambio climático?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Francamente, no estuve siguiendo lo que hacen porque no tengo un papel formal en las negociaciones. Mi trabajo es explicar la ciencia en la COP 17, cosa que hice en un tiempo muy limitado. Destaqué por qué es importante observar algunos de los efectos del cambio climático y prepararnos para adaptarnos a ellos, y por qué es tan atractivo mitigar los gases de efecto invernadero. Esto es lo que les diría a todos aquellos que no creen en el cambio climático ni en la realidad científica que lo explica: que deberían al menos observar los beneficios del aumento de la seguridad energética. Si se reduce la dependencia de los combustibles fósiles, si se mejora la eficiencia del uso de la energía y se usan mayores cantidades de energías renovables, vas a crear un mundo mucho más seguro en cuanto a la energía. También disminuirá la contaminación a nivel local y por lo tanto habrá beneficios en la salud. Los efectos en la agricultura serán aliviados. También podría haber más empleo como resultado del paso a otras formas de energía, al uso más eficiente de la energía. Hay toda una serie de beneficios clave. Según encuestas recientes realizadas en Estados Unidos, el público mayormente está a favor de pasar a un nuevo tipo de energía. Así que pienso que de alguna manera los líderes tienen que unir estas dos realidades y entender que el cambio climático de ninguna manera representa un costo o gasto para los estadounidenses.

AMY GOODMAN: Claro, ése es el argumento en Estados Unidos, que como la economía estadounidense está en recesión, las empresas no pueden estar reguladas.

DR. RAJENDRA PACHAURI: Si se me permite, ésa es una postura totalmente ridícula. Porque, sinceramente, hemos calculado que si se llevaran a cabo políticas de mitigación rigurosas en todo el mundo, el costo total para la economía mundial en 2013 sería inferior al 3% del PIB. Pero si se sumaran los beneficios básicos que mencioné (seguridad energética, menor contaminación atmosférica y beneficios para la salud), ese 3% o menos podría incluso reducirse. Y, en algunos casos, hasta se registran costos negativos asociados a estas políticas. Creo que es un mito que se debe desmontar. Tomar medidas para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero no es costoso en absoluto.

Además, esto debe contrastarse con la realidad de los devastadores efectos del cambio climático que tendrían lugar. Eso sí que supondrá un costo enorme. En todo el mundo, se han venido registrando pérdidas año tras año, desde varios miles de millones hasta 200 mil millones en 2005, cuando el Katrina arrasó Nueva Orleans. Y el 95% de las muertes que se produjeron como consecuencia de estos fenómenos climáticos fueron en los países en desarrollo, de modo que los efectos del cambio climático no son uniformes. Algunas de las regiones más pobres del mundo serán las que se lleven la peor parte. Hay una cuestión de ética y equidad en esa postura que no podemos ignorar.

AMY GOODMAN: ¿Qué opina del hecho de que la Conferencia COP 17 se esté celebrando en el continente africano?

DR. RAJENDRA PACHAURI: África es, por lejos, una de las regiones más vulnerables del mundo. Es algo que ya hemos evaluado. Y es por ese motivo que allí los efectos van a ser de una enorme gravedad. En segundo lugar, la capacidad de adaptación con la que cuenta África es muy, muy poca y sencillamente las instituciones que se necesitan para implementar medidas de adaptación no existen. De manera que el resultado que veremos en el futuro será muy desigual muy diverso.

AMY GOODMAN: Dr. Pachauri, ¿puede hablarnos de su propio recorrido?, ¿cómo llegó a ser el presidente de este organismo científico distinguido con el Premio Nobel? ¿Dónde nació?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Nací en la India, en las montañas de la India. Comencé mi estudios como ingeniero y luego me trasladé a Estados Unidos para continuar mis estudios. Allí hice mi tesis doctoral en ingeniería industrial y economía. Más tarde empecé a investigar sobre políticas energéticas. Y cuanto más profundizaba, más me daba cuenta de la gravedad de los efectos medioambientales que tienen la producción y el uso de energía. Luego, me metí en el estudio científicos del cambio climático. Esto fue en el año 1988. Estaba convencido de que éste es uno de los retos más difíciles que tendrá que afrontar la sociedad.

AMY GOODMAN: ¿No fue defensor de la quema de carbón?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Sabemos que algunos países no tienen otra opción más que usar el carbón como combustible a gran escala. Sin embargo, en la actualidad contamos con un gran capacidad tecnológica. El IPCC elaboró un informe especial sobre las energías renovables a principios de este año, en el que se evidenciaba que el costo de dichas energías se está reduciendo a un ritmo considerable. Por tanto, no creo que tengamos que usar carbón para siempre.

AMY GOODMAN: ¿Qué le hizo cambiar de opinión? Porque hay muchos que piensan como usted solía pensar.

DR. RAJENDRA PACHAURI: Bueno, supongo que las pruebas científicas de lo que pasaría si seguimos como hasta ahora y la idea atractiva de pasar a la acción para hacer frente a este desafío. Estos dos factores indican claramente que el mundo tiene que hacer las cosas de una manera muy distinta a como las hizo en el pasado y que, en caso de hacerlo, no supondrá ningún costo para la humanidad.

AMY GOODMAN: Dr. Pachauri, ¿es usted vegetariano?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Me hice vegetariano hace años por motivos relacionados con el medio ambiente.

AMY GOODMAN: ¿Por qué?

DR. RAJENDRA PACHAURI: Porque el ciclo de producción de carne es muy intensivo en lo que se refiere a emisión de gases de efecto invernadero, según está estructurado actualmente en todo el mundo. Aunque esto es una opinión personal, no lo digo como presidente del IPCC. Es una respuesta personal a una pregunta personal. Para conseguir tierras de pastoreo, en varias partes del mundo se talan grandes extensiones forestales. Para alimentar a los animales hace falta una gran cantidad de cereal que, por cierto, se cultiva usando fertilizantes y otros productos químicos. Cuando se mata a esos animales, aves o lo que sea, los mismos se tienen que conservar en cámaras frigoríficas. Normalmente hay que transportarlos grandes distancias en esas condiciones. Luego, tanto en los mercados mayoristas como las tiendas minoristas, también tienen que permanecer en cámaras frigoríficas. Las heladeras tienen grandes freezers que necesitan muchísima energía y en casi todos los casos se trata de energía producida a partir de combustibles fósiles.

AMY GOODMAN: Con respecto al calentamiento global, ¿qué papel desempeñan las corporaciones multinacionales como las empresas petrolíferas? Aún en esta época de recesión, estas compañías están ganando más dinero que nunca, incluso las que tienen sede en Estados Unidos.

DR. RAJENDRA PACHAURI: Me gustaría que esas empresas invirtieran ese dinero en investigación y desarrollo de fuentes renovables. Lo que quiero decir es que si son compañías de energía y quieren seguir en el mercado, creo que deberían interpretar las señales y comenzar a diversificar. Y no es que el petróleo vaya a caer en desuso; como alguien ha dicho, la edad de piedra no terminó porque se habían acabado las piedras; el petróleo siempre va a tener usos. El petróleo siempre va a tener un precio; se lo puede usar para muchas cosas. Lo que creo es que si son empresas de energía y existen tecnologías que pueden ayudar a reemplazar el petróleo de una manera económicamente viable, esperaría que estas empresas usen sus recursos, su experiencia y su capacidad organizativa para realizar esta transición y ayudar a la humanidad en los años por venir.

AMY GOODMAN: Dos preguntas más. El año 2020 parece ser la palabra de moda acá: "Comenzaremos a reducir las emisiones en 2020". Ahora estamos en el año 2011. ¿Qué tan grave es eso?

DR. RAJENDRA PACHAURI: No sé. Para mí, el Cuarto Informe de Evaluación del IPCC, claramente puso de manifiesto que para limitar el aumento de temperatura a los 2 grados aproximadamente (de 2 a 2,4 grados Celsius) y para hacerlo al menor costo posible, las emisiones tienen que llegar a su pico antes del año 2015. Y ahora se está hablando del año 2020. Eso significa que el mundo va a incurrir en un gasto mucho mayor para reducir las emisiones y, mientras tanto, va a sufrir efectos mucho más graves por el cambio climático. Personalmente creo que si el mundo decide hacer esto y si los negociadores deciden ese curso de acción, deben ser conscientes de que va a ser costoso; esto es algo que la ciencia ha dejado muy en claro.

AMY GOODMAN: Sé que tiene que irse. Dieciséis directores ejecutivos de grupos ecologistas de Estados Unidos le escribieron una carta a Hillary Clinton, la Secretaria de Estado, diciendo que Estados Unidos, que originalmente parecía estar a la vanguardia del trabajo en relación al cambio climático, ahora parece estar convirtiéndose en el principal obstáculo para que el efecto invernadero que producen las emisiones de gas se tome en serio. ¿Qué significado tiene que el país más poderoso del mundo esté hablando de 2020? En particular se critica a EE.UU. por no hablar de normas obligatorias que regulen las emisiones y por no contribuir seriamente a financiar los 100 mil millones de dólares al año para el Fondo Climático Ecológico, a partir de 2020.

DR. RAJENDRA PACHAURI: De modo que básicamente le piden a EE.UU. que tome un liderazgo más fuerte ¿Es eso? Yo diría que esos 16 directores ejecutivos merecen mi reconocimiento y “que Dios les bendiga”.

AMY GOODMAN: Para actualizar un segmento anterior, informamos que el senador republicano James Inhofe no asistió a la conferencia sobre el cambio climático en persona; en su lugar y mientras la gente creía que estaba aquí, mandó un mensaje por video. Hasta ahora ningún miembro del Congreso estadounidense asistió a las conversaciones sobre el cambio climático aquí en Durban, Sudáfrica.

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

    2014-0730_siegman1
    “Una matanza de inocentes”: Henry Siegman, una voz judía a favor de la paz, habla de Gaza
    Hoy presentamos un programa especial con el rabino Henry Siegman, ex director ejecutivo del Congreso Judío Estadounidense, ampliamente reconocido como una de las tres grandes organizaciones judías de EE.UU., junto con el Comité Judío Estadounidense y la Liga Anti Difamatoria. Nació en Frankfurt, Alemania, en 1930. Tres años más tarde, los nazis llegaron al poder. Tras huir de las tropas nazis en Bélgica, la familia de Siegman finalmente se trasladó a Estados Unidos. Su padre fue uno de los líderes del movimiento sionista europeo que...

Titulares

    Hoy no hay titulares.