11 de Junio de 2012 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Entrevista a Mariela Castro sobre su trabajo a favor de los derechos de LGBTQ en Cuba, el fin del bloqueo y el canje de los Cinco Cubanos por el contratista Allan Gross

En una emisión especial de Democracy Now!, hablamos con Mariela Castro, hija del presidente cubano Raúl Castro. Mariela Castro es más conocida en Cuba por su ferviente defensa de los derechos de homosexuales, lesbianas y transexuales y como directora del Centro Nacional de Educación Sexual con sede en La Habana. Durante una visita inusual a EE.UU., Castro habla de la lucha contra la discriminación hacia personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, trans y queer en Cuba.

En una emisión especial de Democracy Now!, hablamos con Mariela Castro, hija del presidente cubano Raúl Castro. Mariela Castro es más conocida en Cuba por su ferviente defensa de los derechos de homosexuales, lesbianas y transexuales y como directora del Centro Nacional de Educación Sexual con sede en La Habana. Durante una visita inusual a EE.UU., Castro habla de la lucha contra la discriminación hacia personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, trans y queer en Cuba. Castro también hace un llamado a EE.UU. para que libere a cinco ciudadanos cubanos que fueron condenados en ese país por espiar a militantes anticubanos en Florida, a cambio de Allan Gross, un ciudadano estadounidense detenido en una cárcel de Cuba. Los Cinco Cubanos fueron condenados en 2001 por espionaje en el sur de Florida. Ellos declaran no haber estado espiando a EE.UU., sino tratando de monitorear grupos violentos de cubanos de derecha que organizaron ataques contra Cuba. "Quiero que los Cinco Cubanos regresen a Cuba y que Alan Gross vuelva a su país", afirma Castro. "Quiero que termine el bloqueo financiero, comercial y económico violatorio de los derechos humanos del pueblo cubano y que se normalicen las relaciones entre ambos países".

AMY GOODMAN: Bienvenida a Democracy Now! ¿Cuál es el propósito de su visita a Estados Unidos?

MARIELA CASTRO: Presenté un trabajo en el Congreso de la Asociación Latinoamericana de Estudios Sociales, cuyo congreso se efectúo en San Francisco la semana pasada. También me invitó la Asociación Mundial de Profesionales de la Salud Transgénero.

AMY GOODMAN: ¿Qué tipo de trabajo hace usted en Cuba?

MARIELA CASTRO: Bueno, yo soy directora del Centro Nacional de Educación Sexual; este es un centro académico del Ministerio de Salud Pública y tiene la misión de coordinar el programa nacional de educación sexual con un enfoque multidisciplinario e intersectorial.

AMY GOODMAN: ¿Por qué ha escogido concentrarse en el tema de la sexualidad?

MARIELA CASTRO: Este trabajo lo había comenzado a hacer ya mi mamá desde la Federación de las Mujeres Cubanas. Ella fue quien creó el CENESEX, y entonces desde mi espacio profesional, aunque yo me dedicaba a las edades preescolares y adolescentes, al escuchar las problemáticas de las personas del LGBT, me empecé a sensibilizar con sus necesidades y sus problemas; muchas parejas LGBT preferían ir a espacios de consejería conmigo y escuchándolos, me puse a estudiar para encontrar herramientas para poderles ayudar.

AMY GOODMAN: Hace poco Obama confirmó su apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Qué piensa usted sobre el matrimonio igualitario?

MARIELA CASTRO: Bueno a mí me parece muy valioso que el presidente de los Estados Unidos se pronuncie públicamente en favor de los derechos de las parejas del mismo sexo, porque al ser el país más poderoso del mundo, lo que dice su presidente tiene una influencia muy fuerte sobre todo el mundo.

AMY GOODMAN: ¿Qué se está haciendo en Cuba para conseguir una ley de matrimonio igualitario?

MARIELA CASTRO: Bueno, en Cuba el CENESEX está liderando una estrategia educativa apoyada en los medios de comunicación para promover el respeto a la libre y responsable orientación sexual e identidad de género. Y entonces estamos también haciendo un poco de abogacía con instituciones del estado, organizaciones de la sociedad civil para que apoyen esta estrategia educativa. Y también estamos ambos promoviendo iniciativas legislativas que apoyen los mismos derechos para las personas homosexuales y transcender, es decir, para que por ejemplo en el código de familia se reconozcan los derechos de estas personas, pero también sus posibilidades de pareja, o sea de legalizar sus uniones como pareja.

AMY GOODMAN: ¿Está usted promoviendo el matrimonio entre personas del mismo sexo en Cuba?

MARIELA CASTRO: Estoy proponiendo el matrimonio, pero no se aceptó por muchos grupos de personas. Y entonces lo que se está negociando es que se apruebe la legalización de las uniones consensuales y que esta legalización de sus uniones garantice sobre todo sus derechos patrimoniales.

AMY GOODMAN: ¿Tienen las parejas del mismo sexo los mismos derechos económicos?

MARIELA CASTRO: Todos los derechos están garantizados para las mismas personas, para todas las personas, no hay exclusión para las personas de LGBT. En donde sí no hay elementos de respeto a su derecho es con relación a garantizar que en la pareja del mismo sexo si uno de los dos fallece y no dejó una herencia, entonces se le reconozca que le corresponde a la persona que ha quedado viva recibir esa herencia, o nada, disfrutar de los bienes que disfrutaron como pareja.

AMY GOODMAN: Usted habla con su padre. ¿Qué piensa él de que las parejas del mismo sexo tengan los mismos derechos que las parejas heterosexuales?

MARIELA CASTRO: Él está convencido de que es necesario, es parte de un proyecto de justicia plena que se propone la revolución cubana.

AMY GOODMAN: ¿Apoya él esta idea cómo usted lo hace?

MARIELA CASTRO: Si, él está apoyando desde antes, desde que mi mamá estaba trabajando en estos temas.

AMY GOODMAN: ¿Cuál es la situación de los hombres y las mujeres homosexuales que están en el ejército?

MARIELA CASTRO: En toda la sociedad cubana hay personas de todo tipo. En el ejército también hay homosexuales y lesbianas; no lo manifiestan públicamente, pero están.

AMY GOODMAN: ¿Si se declaran abiertamente homosexuales serían expulsados del ejército?

MARIELA CASTRO: Yo veo que las reglas se han ido flexibilizando, por supuesto antes eran más rígidas. Y yo pienso que en la medida en que se flexibilice en toda la sociedad cubana, en sus políticas y en sus leyes, va a ocurrir también en el ejército.

AMY GOODMAN: Veo que su camiseta dice los Cinco Cubanos. ¿Quiénes son los Cinco Cubanos?

MARIELA CASTRO: Si, bueno yo como parte de la población cubana me siento comprometida en luchar por la liberación de los Cinco Cubanos, en este caso cuatro cubanos que están plenamente presos y uno que está en libertad condicional en Miami. Y realmente ellos están cumpliendo condenas muy severas que no se corresponden con ni siquiera la búsqueda de evidencias para ellos, no existen evidencias para condenas tan severas. Y en el caso que se hiciera con plena justicia ya cumplieron con sus condenas y todavía siguen prisioneros.

AMY GOODMAN: Los estadounidenses no saben quieres son los Cinco Cubanos. ¿Puede explicarnos quiénes son?

MARIELA CASTRO: Se ha silenciado porque realmente es una especie de vendetta política. Usted sabe que Cuba históricamente desde el inicio de la revolución ha sido víctima de atentados terroristas organizados y perpetrados por grupos terroristas que radican en Miami de cubanos que incluso se han declarado asesinos confesos, han confesado sus crímenes incluso en libros publicados y en las entrevistas en la televisión y no se ha hecho justicia con ellos. Sin embargo, Cuba ya tiene más de 5.000 víctimas del terrorismo de estado entre fallecidos y lesionados permanentes. Por tanto, como sociedad, como nación soberana tenemos derecho a defendernos. Y lo hacemos pacíficamente. ¿De qué manera? Infiltrando personas de Cuba identificadas con el proceso revolucionario en estos grupos terroristas, para alertar al gobierno cubano cuando iban a perpetrarse actos terroristas para poderlos desarticular y defender a nuestra población. Estos grupos terroristas gozan de gran poder económico y político en la Florida y por eso se hicieron juicios que violaron las leyes de los Estados Unidos y no respetaron que además hicieron en Miami con jueces que se oponen al proceso revolucionario cubano y estaban totalmente parcializados.

AMY GOODMAN: ¿Estaría el gobierno cubano dispuesto a hacer un canje de prisioneros entre los Cinco Cubanos y Alan Gross, quien fue encarcelado por el gobierno cubano?

MARIELA CASTRO: El gobierno cubano ha manifestado su interés en encontrar una solución negociada sobre bases humanitarias y por supuesto está en la mayor disposición de negociar con el gobierno de los Estados Unidos. Pero no ha recibido ninguna respuesta en este sentido.

AMY GOODMAN: Legisladores cubano-estadounidenses han condenado al gobierno de Obama por otorgarle la visa. El congresista Díaz Balart dijo: "Es espantoso y lamentable que el gobierno de Obama dé la bienvenida a territorio estadounidense a agentes de alto nivel de la dictadura de Castro; esto ocurre mientras el pueblo cubano lucha por las libertades básicas frente a una represión cada vez más brutal”. Y Lena Ross Lidman dijo: “Mariela Castro es parte de una dictadura brutal que ha oprimido al pueblo cubano por más de medio siglo. Ella quiere escupir la propaganda y las mentiras del régimen fallido de su familia y no quiere responder las preguntas de los medios de comunicación libres e independientes”.

MARIELA CASTRO: Bueno yo no voy a contestar a la prensa chusma y mediocre que ella trata de imponerme, que se ha dedicado durante cincuenta años a decir grandes mentiras sobre la realidad cubana. Y también quiero decir que estas personas congresistas cubanos que ha mencionado, todo el mundo sabe en Cuba y en los Estados Unidos, se han dedicado a promover leyes que violan los derechos de los norteamericanos para viajar a Cuba, que violan los derechos de la comunidad cubana y descendientes de cubanos en los Estados Unidos, que son un millón coma ocho, para que puedan viajar también libremente a Cuba a reunirse con sus familiares. Constantemente estas personas promueven este tipo de legislaciones que recrudecen el bloqueo económico y con el gobierno revolucionario de estos más de 50 años que el pueblo cubano ha encontrado libertad y justicia plena.

AMY GOODMAN: ¿Es cierto que usted ingresó a Estados Unidos durante el gobierno de Bush?

MARIELA CASTRO: Yo entré en el 2002 bajo la administración de Bush a otro congreso en Los Ángeles.

AMY GOODMAN: ¿Qué significaría para su país el levantamiento del bloqueo de Estados Unidos?

MARIELA CASTRO: Significaría, en primer lugar, que el gobierno de los Estados Unidos comienza a respetar las leyes internacionales. Significaría que comenzaría a finalizar una de las mayores violaciones de los derechos humanos que sufre el pueblo de Cuba con el bloqueo. Significaría para Cuba el acceso al desarrollo que está limitado por el bloqueo y podríamos encontrarnos amistosamente cubanos y norteamericanos sin la mediación de estos congresistas inescrupulosos que manipulan la política de los Estados Unidos hacia Cuba en función de sus intereses personales, económicos y de poder y no en función de las necesidades de toda la población cubana dentro y fuera de Cuba.

AMY GOODMAN: Su padre, el presidente Castro, está generando una transición en Cuba. ¿Cuáles son los cambios más importantes, para que los estadounidenses comprendan de qué se trata?

MARIELA CASTRO: Bueno uno de los cambios más importante es que la nueva estrategia económica y social se ha diseñado con la participación plena de toda la población cubana que ha participado en los debates lo mismo para cuestionar la realidad como para proponer qué cambios hacer.

AMY GOODMAN: Existe un gran debate en torno a cómo será Cuba después de Castro. ¿Cómo cree usted que será?

MARIELA CASTRO: Igual, con la misma estrategia de desarrollo socialista que busque mecanismos cada vez más eficientes de sostener la justicia social y la soberanía nacional y además con nuevas personas públicas porque hay muchas personas participando en Cuba en todo, en todas las decisiones. Ahora serían caras nuevas para los medios. Para los cubanos no serán nuevas.

AMY GOODMAN: ¿Sería usted candidata a la presidencia de Cuba?

MARIELA CASTRO: No, ese trabajo no me gusta. Me gusta mi trabajo.

AMY GOODMAN: Hay otros países en América Latina con gobiernos con un enfoque social donde hay elecciones, como Venezuela y Bolivia. ¿Usted cree que Cuba podría seguir esa misma dirección?

MARIELA CASTRO: Yo creo que Cuba ha ya públicamente expresado cómo van a ser los mecanismos de elección popular y lo que se está proponiendo es irlos perfeccionando pero no repetir lo que hacen otros.

AMY GOODMAN: ¿Y cómo sería?

MARIELA CASTRO: Bueno, como lo hacemos ahora son mecanismos de elección popular. Es el pueblo quien nomina a sus dirigentes. Hay un límite de tiempo que se ha establecido para gobernar, incluyendo al presidente —mi padre se incluye en ese límite de tiempo— y esto ha sido como resultado de una discusión colectiva para dar oportunidad a otros compañeros para que asuman sus responsabilidades; se están perfeccionando los mecanismos de control para que el pueblo tenga acceso al control de los mecanismos de poder.

AMY GOODMAN: ¿Cómo está la salud de su tío Fidel Castro?

MARIELA CASTRO: Te quería decir anteriormente que en Cuba no hacemos campañas electorales; el partido comunista no postula y además los dirigentes no reciben un salario adicional y los legisladores no reciben un salario adicional porque sigan haciendo su trabajo. Entonces el espacio de poder en Cuba no genera interés económico en las personas. Y la otra pregunta. Fidel se ve que está muy bien, ya es un hombre octogenario y por eso no tiene la misma vitalidad que le caracterizó toda su vida, que donde había un problema estaba Fidel buscando con las personas soluciones, donde había peligro y amenaza estaba Fidel al frente del pueblo. Fidel ahora nos está dando el privilegio de escribir, de escribir la historia donde hay muchas cosas que sólo él conocía y nos está dejando un legado histórico maravilloso que le da una fuerza espiritual al pueblo cubano inapreciable.

AMY GOODMAN: ¿Cómo hizo Fidel para sobrevivir a más de 600 intentos de asesinatos por parte de Estados Unidos?

MARIELA CASTRO: Creo que por tres cosas. Primero por su carisma y su sentido de justicia que convencía incluso a sus verdugos y sobre todo porque él era el líder del pueblo cubano. Es el líder máximo del pueblo cubano y el pueblo siempre lo protegió. Pero también es un líder tercermundista y en los países que visitó en donde le organizaron atentados, la mayoría organizados por la CIA, esas mismas poblaciones los protegieron.

AMY GOODMAN: ¿Cuál es su opinión del presidente Obama?

MARIELA CASTRO: Bueno el presidente Obama representa a una política y a un gobierno imperial y entonces si tú me dices ¿Lo prefieres?, ¿Te gustaría cómo presidente?, yo te diría [que] yo preferiría un presidente que responda a los intereses del pueblo norteamericano, que proteja a los pobres de la arbitrariedad de los ricos y que se apegue al respeto del derecho internacional. Yo tengo la impresión muy personal de que Obama es un hombre que intenta ser justo, pero al ocupar la figura del presidente americano es muy difícil ser justo. No obstante como yo soy una persona que siempre tiene pensamientos positivos yo quisiera confiar en que Obama, en una segunda vuelta, va a ser un mejor ser humano también como presidente.

AMY GOODMAN: ¿Qué opina sobre el movimiento Occupy?

MARIELA CASTRO: A mí me parece muy interesante cómo la población norteamericana ha ido encontrando nuevos lenguajes y formas de lucha para luchar por sus reivindicaciones sociales y lo hacen pacíficamente y con argumentos profundos. Yo no creo que ellos estén contra el gobierno, ellos están contra la política que viola sus derechos y siento admiración por el valor, o sea por la valentía de esas personas.

AMY GOODMAN: ¿Qué cambios le gustaría ver en Estados Unidos?

MARIELA CASTRO: Quiero que los cinco cubanos regresen a Cuba y que Alan Gross regrese a su casa. Quiero que termine el bloqueo económico, financiero y comercial que viola los derechos humanos del pueblo de cuba. Que se normalicen las relaciones entre los dos países.

AMY GOODMAN: ¿Qué cambios le gustaría ver en Cuba?

MARIELA CASTRO: Quiero que en Cuba se fortalezca un sistema socialista con mecanismos cada vez más democráticos y participativos y que siempre se respete la soberanía de Cuba.


< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares

    Hoy no hay titulares.