28 de Septiembre de 2012 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Los planes de Romney para crear empleo...en China

28 de septiembre de 2012 —-— Quizá nunca hayan oído hablar de Sensata Technologies, pero durante la actual campaña electoral es probable que hayan escuchado el nombre de su propietaria, Bain Capital, la empresa co-fundada y antiguamente dirigida por Mitt Romney.

Publicado el 28 de septiembre de 2012

Amy Goodman

Freeport, Illinois fue la sede de uno de los famosos debates entre Abraham Lincoln y Stephen Douglas. El 27 de agosto de 1858, Lincoln y Douglas protagonizaron allí uno de los debates de su campaña para obtener el escaño de Illinois en el Senado de Estados Unidos. Lincoln no fue electo senador, pero el debate de Freeport preparó el terreno para la posterior derrota de Douglas en las elecciones presidenciales de 1860, y por consiguiente, para la Guerra de Secesión. Hoy en día, en el momento en que el primer presidente afro-estadounidense de Estados Unidos se prepara para debatir con el candidato del partido de Lincoln, los trabajadores de Freeport están realizando una protesta con la esperanza de lograr que su difícil situación esté en el centro del debate nacional de esta campaña electoral.

Un grupo de trabajadores de Sensata Technologies estableció un campamento de protesta frente a la fábrica donde muchos de ellos han trabajado durante gran parte de su vida. Sensata fabrica sensores de alta tecnología para automóviles como, por ejemplo, los sensores que contribuyen a que las transmisiones automáticas funcionen en forma segura. La empresa recientemente adquirió la planta, que anteriormente pertenecía a la empresa Honeywell, y de inmediato les informó a los más de 170 empleados que trabajan allí que sus puestos de trabajo, junto con el equipamiento de la planta, serían trasladados a China.

Quizá nunca hayan oído hablar de Sensata Technologies, pero durante la actual campaña electoral es probable que hayan escuchado el nombre de su propietaria, Bain Capital, la empresa co-fundada y antiguamente dirigida por Mitt Romney. Al enterarse de esta información, alrededor de doce empleados de Sensata decidieron dar pelea y exigirle a Romney que aplique sus consignas de campaña para salvar los empleos estadounidenses. Fue entonces que viajaron a la Convención Nacional Republicana en Tampa, Florida, y se sumaron al campamento de protesta allí improvisado, denominado 'Romneyville' (en referencia a los 'Hoovervilles' establecidos durante la época de la Gran Depresión), como parte de una campaña de las personas más pobres del país. También organizaron una petición y lograron la adhesión de 35.000 personas a su demanda de que Romney les solicite a sus ex compañeros de trabajo que salven sus empleos.

Freeport se encuentra cerca de dos estados decisivos, que podrían definir las elecciones de noviembre: Iowa y Wisconsin. Los trabajadores de Sensata aprovecharon la visita de Romney a dichos estados y asistieron a un evento de su campaña para hacerle el pedido directamente al candidato. Resulta paradójico que, por pedirle a Romney que impida que sus empleos sean tercerizados a China, los trabajadores de Sensata recibieron burlas del público, fueron tildados de comunistas durante el evento y finalmente fueron expulsados del recinto por el Servicio Secreto de Estados Unidos.

A continuación, los trabajadores establecieron el campamento 'Bainport' en el parque Stephenson County Fairgrounds, en Freeport, que cuenta con pleno apoyo de la comunidad. Los trabajadores han pasado más de dos semanas acampados, con una docena de carpas y una gran carpa al estilo de circo que funciona como un espacio cerrado para reuniones y como centro de operaciones, y además cuentan con una cocina comunitaria al aire libre. Construyeron un escenario del que cuelgan una pancarta con la leyenda: “Mitt Romney: ven a Freeport” y carteles como “Romney tiene un plan de empleos...lástima que es para China”. Detrás del escenario construyeron un puentecito a través de un barranco, por el que los trabajadores van a la fábrica para realizar los turnos de trabajo que les quedan por cumplir en la planta.

Llegamos a “Bainport” una noche de la semana pasada a las 22.30. Un grupo de trabajadores y seguidores estaban sentados alrededor del fogón. Hablé con ellos, uno a uno, antes de que se fueran a sus carpas. Dot Turner tenía que ir a trabajar a las 5 de la mañana. Le pregunté cuánto hacía que trabajaba en la planta: “43 años. Empecé en 1969, tenía 18 años en aquel entonces”, me respondió. Su mensaje para Romney fue claro: “Le diría que tiene el poder y la autoridad de impedir esto. Si realmente le preocupara el pueblo estadounidense y si le interesara crear empleos, los 12 millones de empleos de los que siempre habla en sus discursos, podría comenzar por dejar estos puestos de trabajo en el país”.

Si bien Romney aún no ha visitado Freeport, un portavoz de su campaña habló del tema de Sensata y trasladó la responsabilidad del asunto al Presidente Barack Obama. El vocero de Romney escribió: “A pesar de que el presidente invierte en Sensata a través de su fondo de jubilación personal y de que el gobierno es propietario de uno de los principales clientes de Sensata, General Motors, el Presidente Obama no ha utilizado sus facultades para resolver esta situación de ningún modo”.

Obama no respondió a la acusación, pero durante la campaña ha criticado duramente a Romney mediante el argumento de que Bain trasladó muchos puestos de trabajo a China: “Romney ha estado criticando duramente a China. Afirma que va a luchar contra ellos, que va a ir tras esos tramposos. Y debo admitir que ese mensaje es mejor que lo que en realidad ha hecho al respecto. Suena mejor que hablar de todos los años que lucró con empresas que enviaron nuestros empleos a China. De modo que al escuchar esta repentina indignación, al ver las publicidades de campaña en las que promete ponerse firme con China, me recuerda a la historia del zorro que dice que va a cuidar el gallinero”.

El alcalde de Freeport, George Gaulrapp, visitó Bainport en la mañana en que transmitimos nuestro informativo de “Democracy Now!” desde el campamento. Me contó acerca de lo que esperaba para los trabajadores y reflexionó sobre la larga historia de su ciudad natal: “Freeport es el lugar donde ocurrió el debate entre Lincoln y Douglas. Hemos invitado a ambos candidatos, al Presidente Obama y al gobernador Romney, a que vengan a Freeport a debatir en una campaña al viejo estilo. Sería una gran oportunidad para Romney, que fue el artífice de la política de enviar empleos al extranjero, regresar aquí y revertir esa tendencia. Estamos a 100 km de la ciudad natal de Paul Ryan, Janesville. Es un sitio ideal para venir, familiarizarse con el lugar y conocer otra cara de Estados Unidos”.


Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2012 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 750 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 400 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares

    Hoy no hay titulares.