10 de Febrero de 2014 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Jeremy Scahill y Glenn Greenwald revelan la participación de la NSA en asesinatos en el extranjero

En el primer informe de la revista digital The Intercept, perteneciente al nuevo emprendimiento periodístico First Look Media, los periodista de investigación Jeremy Scahill y Glenn Greenwald revelan que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) utiliza complejos análisis de vigilancia electrónica, en lugar de inteligencia humana, como método principal para localizar los objetivos de ataques mortales con aviones no tripulados.

Droneinsky02

Escuche/Vea/Lea entrevista completa (en inglés)

AMY GOODMAN: Jeremy, comencemos con usted. Háblenos acerca de la importancia de esta explosiva historia.

JEREMY SCAHILL: Bueno, Amy, estamos viviendo en la era del precrimen, en la que el presidente Obama está continuando con muchas de las mismas políticas de su predecesor, George Bush, y de su vicepresidente, Dick Cheney. Y hay esta increíble dependencia de la tecnología para matar a la gente que Estados Unidos piensa —no necesariamente sabe, pero piensa— que un día puede representar algún tipo de una amenaza y cometer un acto de terrorismo o afectar los intereses de EEUU. Y EEUU quiere dejar de tener su propio personal sobre el terreno en países como Yemen, Pakistán o Somalia, y eventualmente, Afganistán, y lo que ocurre es que existe esta increíble dependencia del uso de aviones dirigidos por control remoto, es decir, aviones no tripulados. Lo que hemos descubierto hablando con nuestras fuentes, incluyendo esta nueva fuente que tenemos que trabajó tanto con el Comando Conjunto de Operaciones Especiales y con la Agencia de Seguridad Nacional, es que la NSA le está proporcionando la tecnología de sus satélites y la tecnología para la interceptar comunicaciones a las fuerzas de operaciones especiales del ejército de Estados Unidos y la CIA, que esencialmente imita las actividades de una torre de telefonía celular y redirigiendo a la fuerza tarjetas SIM o teléfonos celulares individuales.

Existen dos tipos de dispositivos diferentes. Cuando usted tiene su teléfono, su teléfono móvil, usted tiene una tarjeta SIM dentro de él, y esa tarjeta puede ser rastreada, pero también el dispositivo en sí mismo puede ser rastreado. Y lo que ellos hacen es redireccionar a la fuerza la tarjeta SIM o el teléfono de los individuos a los que están siguiendo hacia estas redes de telefonía móvil, y esa gente no saben que sus teléfonos están siendo redireccionados hacia esta torre de telefonía celular que está colocada, literalmente, en la parte inferior de un avión no tripulado y actúa como un transceptor virtual. Y de ese modo, cuando son capaces de triangular dónde se encuentra ese individuo, pueden localizar o rastrear su ubicación con un margen de error de 9 metros.

Y lo que entendemos es que bajo las actuales directrices emitidas por la Casa Blanca, el presidente Obama da una autorización de 60 días a la CIA o los militares de EEUU para perseguir y matar a estos individuos que han sido rastreados con estas tecnologías de seguimiento de tarjetas SIM o teléfonos celulares. Y sólo necesitan tener dos fuentes de información de inteligencia para confirmar que ese es el individuo que están buscando. Esas dos fuentes pueden ser información de inteligencia, que es lo que acabo de describir, y también pueden ser lo que se llama IMINT, o imágenes de inteligencia, que significa simplemente una imagen de satélite de un individuo que piensan que puede ser sospechoso de terrorismo. No requieren una confirmación humana real de que la tarjeta SIM o el teléfono celular que están siguiendo, es de hecho la que tiene en su poder la persona que ellos creen que es un potencial terrorista. Por lo tanto, lo que entendemos es que se trata fundamentalmente de una muerte por metadatos, en la que piensan, o esperan, que el teléfono que están dinamitando esté en posesión de la persona que se ha identificado como un posible terrorista. Pero al final, en realidad no necesitan saberlo realmente. Y ahí es donde se encuentra el verdadero peligro de este programa.

Y la razón de que nuestra fuente se decidiera a hablar de ello se debe a que él era una parte de este programa y participó en las operaciones donde sabía la identidad de un individuo que estaba en la mira, pero otras personas fueron asesinadas junto a esa persona. El dijo que se sentía increíblemente incómodo con la idea de estar matando a los teléfonos de esa gente con la intención de matarlos a ellos, cuando en realidad no saben quienes son las personas que están sosteniendo esos teléfonos.

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares