5 de Marzo de 2014 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

“La pena de muerte es un crimen de odio”: Bob Autobee habla de perdonar la vida del asesino de su hijo

Nos acompaña Bob Autobee, un residente del estado de Colorado que se opone a que el preso que asesinó a su hijo Eric, un guardia cárcel, en 2002, sea condenado a muerte.

Autobee

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Nos acompaña Bob Autobee, un residente del estado de Colorado que se opone a que el preso que asesinó a su hijo Eric, un guardia cárcel, en 2002, sea condenado a muerte. En el juicio original, Autobee apoyó la condena a muerte a Edward Montour. Pero en 2007, la Corte Suprema de Colorado desestimó la condena de Montour porque la misma había sido impuesta por un juez y no por un jurado como está establecido. En la actualidad, una década más tarde, Autobee cambió de opinión. En el nuevo juicio por homicidio que empieza hoy, quiere hacer una declaración ante el jurado como víctima, para pedirle que no le imponga [a Montour] la pena de muerte, pero el juez del caso le prohibió que lo haga. Autobee describe por qué se opone a la pena de muerte en este caso y por qué quiere la total abolición de la misma. “Uno debe estar dispuesto a cerrar la herida y dejar el odio de lado”, afirma Autobee. "Para mí, la pena de muerte es un crimen de odio, un crimen de lesa humanidad". También nos acompaña Renée Feltz, productora de Democracy Now! y corresponsal en temas relacionados al derecho penal, quien señala que el 80% de los votantes de Colorado en realidad aprobaron una enmienda constitucional en 1992 que incluye el derecho de las víctimas de hacer una declaración en casos como el de Autobee.

NERMEEN SHAIKH: Ahora pasamos a Colorado donde el juicio que iniciará hoy ha llamado la atención al debate del estado acerca de su uso de la pena de muerte. El caso se refiere a un recluso llamado Edward Montour, que está acusado de golpear hasta la muerte a un guardia de la prisión llamado Eric Autobee en 2002. Montour se declaró culpable del asesinato y fue condenado. Pero la Corte Suprema del estado desestimó su condena a muerte en 2007 por haber sido impuesta por un juez, y no un jurado, como se requiere. Ahora el caso está de vuelta en la corte. Esta vez el asesino se ha declarado no culpable por razones de demencia, y el padre de la víctima, que quería buscar el "máximo castigo" en el juicio original, ha cambiado de opinión.

AMY GOODMAN: Durante una reunión con los fiscales, Bob Autobee les pidió que perdonaran la vida al asesino de su hijo, pero fue en vano. En un movimiento sorprendente, no sólo han decidido condenarlo a otra sentencia de muerte, sino que también han tenido conseguido evitar que Autobee haga una declaración de víctima ante el jurado para expresar su solicitud de una sentencia de cadena perpetua. La semana pasada, el juez del caso dictaminado, cito, "La familia Autobee puede testificar sobre el impacto emocional de una pena de muerte o cadena perpetua ... Sin embargo, no serán autorizados a declarar sobre qué pena debe imponer el jurado”. Para más, hablamos con Bob Autobee. Él nos está acompañando desde Denver, justo antes de irse al juicio hoy. También nos acompaña una de las productoras de Democracy Now! y corresponsal de justicia, Renée Feltz. Bob Autobee, bienvenido a Democracy Now! ¿Cómo es-

BOB AUTOBEE: Gracias. Buenos días.

AMY GOODMAN: ¿Puede explicar cómo, en su declaración como víctima, no se le permite decir lo que quiere decir?

BOB AUTOBEE: Bueno, ha habido preocupación desde el principio, cuando empecé a manifestarme se dijo que podría contaminar al jurado. Pero este juicio ya se ha visto manchado en numerosas ocasiones. Y siento que tengo tanto derecho a hablar como el fiscal o la defensa.

NERMEEN SHAIKH: Bueno, vamos a ir a la parte de la grabación de vídeo cuando usted se reunió con el asesino de su hijo, Edward Montour, en diciembre pasado, junto con un moderador entrenado en el método de la justicia restaurativa. Este clip comienza con Edward Montour disculpándose con usted.

EDWARD MONTOUR: Una cosa que me gustaría decir, antes de que sigamos, es que estoy profundamente, profundamente apenado por el dolor que le he causado a usted y su familia por el asesinato de su hijo. Yo no tenía derecho. No tenía derecho. Y me siento muy honrado por su perdón. Y quiero darle las gracias por eso, porque usted no tenía que hacerlo. Y no estoy seguro de si yo tendría el valor de hacer lo que usted está haciendo. Es un buen hombre. Y quiero darle las gracias por esta oportunidad.

BOB AUTOBEE: Aprecio esto. No siempre fui un buen hombre. Ya sabes, esto no se trata sólo de tú y yo, porque Eric está aquí. Mi hijo está allí. Mi esposa está en la casa. Ella dijo que no podía, que no podía estar en la misma habitación con usted. Pero ella te perdona. Mi hijo te ha perdonado. Yo te he perdonado. Y así- estoy seguro que Eric te ha perdonado. Veo aquí una oportunidad, una oportunidad de hacer algo positivo a partir de la muerte de mi hijo. Y tú eres una parte de ella. Todos somos parte de eso. Cuando su juicio comience en enero, le dije: "Voy a estar en la corte, pero voy a estar afuera manifestandome, porque no creo eso que sea justicia”. La pena de muerte no me traería ninguna satisfacción.

NERMEEN SHAIKH: Ese fue Bob Autobee hablando con el asesino de su hijo, Edward Montour. Bob Autobee, podría hablar de su respuesta a esto y luego también explicar a que se debió su cambio de actitud sobre la cuestión de la pena de muerte?

BOB AUTOBEE: Bueno, no he pensado en nada más por más de 11 años y medio. Y una vez que regresé nuevamente a mi fe y comencé a leer la Biblia, me di cuenta de que era el mejor curso a tomar. Estoy muy feliz con esa decisión, y mi vida ha mejorado enormemente desde esa reunión.

AMY GOODMAN: ¿Qué se siente al encontrarse con el asesino de su hijo? Eric, su hijo, un guardia penal. Usted se reunió con él, al igual que su otro hijo, el hermano de Eric.

BOB AUTOBEE: Bueno, mi hijo menor no iba a conocer a Edward. No sentía que estaba listo para ello. Pero a medida que la reunión continuó, mi hijo se puso de pie. Él dijo: "Siento la presencia de Dios en esta sala y quiero ser parte de ello". Entonces vino a la mesa. Y eso realmente me hizo feliz, porque la misericordia y el amor está empezando a extenderse. Y si comienza con sólo uno o dos, seguirá creciendo.

NERMEEN SHAIKH: Quiero traer a Renée Feltz, productora de Democracy Now!, a la conversación, Renée Feltz, ¿Podrías hablar de cuáles son los derechos de Bob al hacer la declaración como víctima y la enmienda constitucional de Colorado por los derechos de las víctimas y cómo se compara con otros estados?

RENÉE FELTZ: Bueno, es simplemente increíble si piensas en la situación de Bob. Bob tiene su propio abogado para llevar su voz en la sala del tribunal. Por lo general, en casos como este, la fiscalía y la familia de la víctima que quieren buscar la justicia están en el mismo bando. Así que esto es bien inusual. Con el fin de recuperar su voz, de que se escuche en este juicio, tuvo que contratar un abogado externo. Ese abogado presentó un argumento al juez para que se le permita hablar al jurado: "Me opongo a la pena de muerte para este hombre que mató a mi hijo". Dijo el juez recientemente: "De hecho, no puede hacer eso". Y el juez le dio algunas de las razones que se basaban en otro caso fuera de Oklahoma. Y lo que es realmente, y no puedo hablar más de eso, pero lo que es realmente interesante acerca de la ley de Colorado, es que, en 1992, votaron —el 80 por ciento de los votantes— para enmendar su constitución para permitir que las víctimas, al igual que Bob, expresen su opinión en su declaración de víctima

De hecho, definen las "víctimas" como "cualquier persona física contra la que [cualquier] crimen haya sido perpetrado o intentado", o, si la persona está muerta, entonces su representante legal, al igual que Bob. Y esta ley dice, y la puedo leer aquí, que la víctima puede "informar al fiscal de distrito y el tribunal, por escrito, por una declaración de impacto, [Y] por una declaración oral, del daño que la víctima ha sufrido como consecuencia del crimen, con la determinación de si la víctima hace la declaración por escrito o de forma oral, o ambos, para realizarse [únicamente] a discreción de la víctima". Así que, aquí tienes un juez diciendo, de hecho, que él no va a permitir a declarar. Es muy inusual.

Sólo para señalar cómo esto se compara con otras leyes alrededor del país, en New Hampshire, es bastante interesante. En 2009, se aprobó una ley llamada la ley de la Igualdad de Víctimas del Delito. Y eso dice que incluso si una víctima de un crimen, como Bob, se opone a la pena de muerte, los fiscales no están autorizados a tratar de evitar que de su opinión al jurado.

Parte de la razón de que esto sea interesante es que un jurado va a tomar la decisión sobre lo que el castigo final debe ser en este caso, y ellos no van a ser capaz de escuchar de Bob directamente que él no quiere que el castigo sea la muerte.

NERMEEN SHAIKH: Renée, podrías también explicar esto. Edward Montour se declaró culpable en el juicio original. ¿Por qué fue revocada la condena?

RENÉE FELTZ: Ya sabes, parte de la razón de que este caso haya sido difícil de cubrir para los periodistas es que es complicado. Pero en el juicio original, Bob despidió al abogado designado por el tribunal, y dijo: "Quiero representarme a mí mismo", no Bob, en realidad, debería decir Edward Montour, el asesino. Y él decidió que se iba a representarse a sí mismo, a pesar de que no había tomado su medicación por ser bipolar y tener síntomas de psicosis. Finalmente, también dijo: "Yo sólo quiero que el juez tome una decisión". Bueno, resulta que eso es constitucionalmente inválido.

Un juez no puede dictar una pena de muerte, tiene que ser un jurado. Así que fue expulsado, y así es como llegamos al punto de partida. Muy rápidamente, quisiera destacar muy brevemente lo que señalamos en la introducción sobre que él ya estaba en la cárcel cuando mató al hijo de Bob. ¿Por qué estaba allí? Es porque él estaba acusado de matar a su propia hija cuando tenía pocos meses de edad. Y así, fue enviado, en los años 90, a la prisión por esta condena como el llamado asesino de bebés. Eso es una etiquetar dura de llevar en la prisión. Y resulta que ahora los abogados actuales de Edward Montour dicen, que de hecho, la muerte puede haber sido en realidad un accidente. Y es increíble, pero la oficina del forense ha cambiado realmente la causa de muerte como indeterminada en lugar de un homicidio. Así que el crimen que llevó a Edward Montour a prisión puede de hecho no haber sido un crimen.

AMY GOODMAN: Bob Autobee, ¿Tiene planes de asistir al juicio?

BOB AUTOBEE: Por partes, no todo el juicio. Ya lo intenté una vez, y solo me condujo a la depresión y la ansiedad. Y en ese momento, yo no vi que se hiciera justicia. Así, si las cosas cambian ahora, entonces podría hacer acto de presencia.

AMY GOODMAN: Usted también fue un oficial de corrección, y tu hijo, por supuesto, Eric, era un guardia de la prisión. Ahí fue donde Edward Montour lo mató.

BOB AUTOBEE: Eso es correcto.

NERMEEN SHAIKH: Y usted dijo esta experiencia lo ha hecho usted muy crítico con el sistema penitenciario y el sistema penal, en general. ¿Podría hablarnos por qué cambios específicos en el sistema penitenciario de Colorado ha estado abogando?

BOB AUTOBEE: Bueno, le hemos pedido, sugerimos grupos focales por parte del personal, ya que la administración se ha negado a escuchar a las personas que están en las trincheras, y así un montón de cosas van a la administración de la que no saben nada al respecto. Nos gustaría, también sugerimos, un color diferente de trajes para los presos, para que los delincuentes violentos puedan reconocerse inmediatamente, porque ahora en Colorado tenemos presos violentos y de máxima seguridad en las instalaciones de mediana seguridad donde no tienen nada que ver. Y a menos que usted haya leído las chaquetas de todos los reclusos, no sabespor qué están allí. Por lo tanto, creo que los uniformes de diferentes colores ayudarían.

Nosotros hasta hemos sugerido incluso que perros acompañen a los oficiales a patrullar, en vez de dejarlos solos. Hay muchas cosas que se podrían hacer, pero la administración se niega a escuchar.

AMY GOODMAN: ¿Renée?

RENÉE FELTZ: Quería sugerir que Bob describiera lo que hizo en enero, que fue muy interesante. Se fue a protestar contra la pena de muerte en este caso fuera del la sala del tribunal, cuando no estaba muy seguro de si se le permitiría hacer una declaración adentro.

Y, Bob, ¿puedes hablar de quien se unió a usted? Hubo otras víctimas de asesinato, las familias, los que estaban con usted para la protesta. ¿Podría hablar de lo que hizo y quien se le unió?

BOB AUTOBEE: Eso es correcto. Cuando me reuní con Brauchler en mi casa, le dije que si él persigue la pena de muerte, que iba a luchar contra ella, y que protestaría...

RENÉE FELTZ: Y ese es el fiscal del caso.

BOB AUTOBEE: Si. Y he estado protestando. Y entonces Tim Ricard, el esposo de María Ricard, el segundo oficial que fue asesinado en Colorado recientemente, quien también está en contra de la pena de muerte y hemos estado trabajando juntos. Tuvimos un sobreviviente de una de las víctimas de Nathan Dunlap, también estuvo implicado. Y me encontré con la madre de esa joven, y tuvimos una maravillosa conversación y espero haber sido capaz de ayudar a entender, ya sabes, tienes que estar dispuesto a curar, y tienes que dejar que el odio se vaya. Quiero decir, para mí, la pena de muerte es un crimen de odio, y es un crimen contra la humanidad. Y una vez que se llega a este lado y ves lo que realmente es, entonces sabrás que estás haciendo lo correcto.

AMY GOODMAN: Bob Autobee, queremos darle las gracias por estar con nosotros. Bob Autobee hablandoen contra de la pena de muerte para el preso que mató a su hijo Eric, un guardia de la prisión. Y, Renée Feltz, muchas gracias por estar con nosotros.

Traducido por Glenda Rosado. Editado por Igor Moreno y Democracy Now en Español

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares