16 de Diciembre de 2009 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

“Dejen el petróleo bajo el suelo": Ecuador busca fondos para mantener sin explotar sus recursos petrolíferos

Mientras los delegados discuten diversas formas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, nuestra próxima invitada tiene un mensaje sencillo: mantener el petróleo bajo en suelo sin extraer. Ivonne Yanez es una activista ambiental de Ecuador, uno de los mayores productores de petróleo de Latinoamérica.

Ecuador-ivonne

Diciembre 12, 2009

Escuche/Vea/Lea

Mientras los delegados discuten diversas formas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, nuestra próxima invitada tiene un mensaje sencillo: mantener el petróleo bajo en suelo sin extraer. Ivonne Yanez es una activista ambiental de Ecuador, uno de los mayores productores de petróleo de Latinoamérica. Se cree que Ecuador tiene en su subsuelo una reserva de petróleo de cientos de millones de barriles. Pero este petróleo está ubicado nada menos que en el Parque Nacional Yasuni, uno de los lugares con mayor biodiversidad en todo el Planeta. Ecuador ha puesto en marcha una campaña única para que la comunidad internacional compense al país a cambio de mantener el petróleo en el subsuelo.

AMY GOODMAN: Estamos transmitiendo desde Copenhague, donde se está desarrollando la mayor conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático de la historia. Mientras los delegados discuten varias alternativas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, nuestra próxima invitada trae un simple mensaje: dejar el petróleo bajo tierra.

Ivonne Yáñez es una ambientalista de Ecuador, uno de los mayores productores de petróleo de América Latina. Se cree que bajo el suelo de Ecuador hay una reserva petrolífera que podría llenar cientos de millones de barriles, pero el petróleo está situado en el Parque Nacional de Yasuní, uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta. Ecuador ha lanzado una singular campaña para que la comunidad internacional compense al país a cambio de dejar el petróleo bajo tierra. Ivonne Yáñez se une a nosotros en Copenhague. Ella trabaja con el grupo ecuatoriano Acción Ecológica.

¡Bienvenida a Democracy Now!

IVONNE YÁÑEZ: Muchas gracias, Amy.

AMY GOODMAN: Has hablado en el Klimaforum, al otro lado de la ciudad, acerca de una campaña que lleva adelante Acción Ecológica. Por favor, describe de qué se trata la campaña “El petróleo, mejor bajo tierra” (Oil in the soil, en inglés).

IVONNE YÁÑEZ: Ok. Es una campaña que empezó hace muchos años en Ecuador, debido principalmente al impacto de las actividades petrolíferas que hemos estado sufriendo en la Amazonía. Llegamos a la conclusión de que el único modo de salvar la selva era mantener el petróleo bajo tierra para siempre y, por supuesto, salvar así también a la población indígena que vive en esos bosques. Pero después, haciendo un enlace con el cambio climático, también pensamos que era una buena idea lanzar una campaña a nivel internacional para afirmar que el único modo efectivo y mensurable de luchar contra el cambio climático era, claramente, dejar el petróleo bajo tierra y el carbón en el hoyo y, por supuesto, la arena bituminosa en la tierra.

AMY GOODMAN: Un momento, petróleo bajo el suelo, carbón en el hoyo y arena bituminosa en la tierra.

IVONNE YÁÑEZ: Sí, ese es ahora nuestro slogan. Y lo han tomado otras organizaciones, no solo organizaciones de Ecuador. Hay grupos en Brasil que también quieren que se deje bajo tierra el petróleo de la región del Acre. Hay personas en Perú que quieren que el petróleo de la provincia de Loreto, por ejemplo, se deje bajo tierra. Hay personas en la Amazonía boliviana que también quieren dejar el petróleo en el suelo, o en este caso el gas, y están proponiendo una “Amazonía sin Petróleo”.

Y hay otros grupos en el mundo, como por ejemplo un grupo en Nigeria, que está redactando un documento para enviar al gobierno, que dice que es un mejor acuerdo, en términos económicos, para Nigeria dejar el petróleo bajo tierra que venderlo al exterior, ya que produce daños, por toda la corrupción ligada al comercio del petróleo, debido a todo el petróleo que ha sido robado por los funcionarios corruptas de allí. Así que ellos también están pidiendo que se deje el petróleo del delta del Níger bajo tierra.

AMY GOODMAN: Tú has estado en varias de estas conferencias sobre el cambio climático ¿desde cuándo? ¿Desde que estabas en tus treinta años, más o menos?, ¿has estado en Río en 1992?

IVONNE YÁÑEZ: Sí, así es. Estuve en la conferencia de Río en el 92 y sigo las negociaciones internacionales sobre el cambio climático desde el 97. Desde el comienzo hemos estado promoviendo, antes de la campaña para dejar el petróleo bajo tierra, una moratoria sobre las actividades petrolíferas. Pero es más menos lo mismo. Quiero decir, una moratoria y dejar el petróleo bajo tierra o, simplemente, declarar a poblaciones y territorios libres de petróleo. Queremos que las naciones se emancipen de su dependencia del petróleo y de otros combustibles fósiles. Y de este modo, hemos madurado y fuimos evolucionando hacia este nuevo concepto de una nueva civilización post-petrolera.

AMY GOODMAN: Entonces, la idea de dejar el petróleo bajo tierra en Ecuador fue una propuesta que empezó desde las bases, con activistas como tú, Ivonne. Pero ahora tu Presidente, Correa, la adoptó.

IVONNE YÁÑEZ: Ajá, así es.

AMY GOODMAN: Y ahora Alemania ha tomado el liderazgo. Estoy mirando a un artículo en Der Spiegel Online, “Alemania lidera campaña para salvar la selva tropical de Ecuador”.

IVONNE YÁÑEZ: Sí. Hace dos años tuvimos la suerte de tener al ambientalista Alberto Costa como Ministro de Energía, el ex ministro, y le planteamos esta idea: que Ecuador presentara la propuesta de la campaña a la comunidad internacional, como una posición oficial y gubernamental para abordar el cambio climático. Y esa es la razón de que Rafael Correa haya presentado la idea de dejar bajo tierra el petróleo del yacimiento ubicado en el Parque Nacional de Yasuní. Pero en…

AMY GOODMAN: ¿Dónde está el Parque Nacional de Yasuní?

IVONNE YÁÑEZ: ¿Dónde está? En la Amazonía, en la parte este de Ecuador. Es uno de los parques con mayor biodiversidad del mundo. Y lo que es más importante, es un territorio ancestral de la población indígena que aún vive allí sin contacto con la civilización. Así que el Presidente... estuvimos pidiendo, desde el principio, a la comunidad internacional, a los países contaminantes, que compensen a Ecuador, porque estamos haciendo un esfuerzo por dejar el petróleo bajo tierra.

Pero esta propuesta ha cambiado. Y ahora están diciendo: “Bueno, no pedimos compensación”, porque esto no es una cuestión de que vamos a explotar el petróleo si no nos dan el dinero. No se trata de eso. Se trata de que estamos haciendo un esfuerzo real, por supuesto, pero también es una contribución para la humanidad. Pero...nuestra economía depende de los ingresos del petróleo. Por eso nosotros decimos "ok, creemos un fondo solidario en el que los países industrializados aporten dinero a este fondo". Y esa es la razón por la que Alemania ha ofrecido 50 millones de dólares al año durante treinta años. Aunque otros países también han aportado: Italia, España. Y hay otros países que están asumiendo el compromiso.

AMY GOODMAN: ¿Estados Unidos?

IVONNE YANEZ: No, Estados Unidos no. Pero creo que nuestro gobierno se va a poner en contacto con alguna autoridad estadounidense. Pero en este caso, pienso que quizás no sea una buena idea, porque están pensando en la posibilidad de pedir una contribución, pero en el marco del mercado de carbono de EE.UU. Y, por supuesto, esto sería un cambio respecto a la propuesta original, porque-

AMY GOODMAN: ¿Qué quieres decir?

IVONNE YANEZ: Porque como observatorio sobre petróleo, nosotros estamos en contra del comercio de carbono. Y pienso que esta propuesta que hacemos desde el Yasuni de mantener el petróleo bajo tierra quizás es una de las propuestas más revolucionarias del mundo, no sólo en relación con el cambio climático, sino porque realmente estamos tratando de generar un cambio en nuestra sociedad, construir una sociedad post-petrolera. Y, por supuesto, de manera asociada, estamos contribuyendo a luchar contra el cambio climático. Y sabemos que el comercio de bonos de carbono no es bueno para el clima. Creo que el comercio de carbono, de hecho, está incrementando las emisiones. Así que no podemos poner esta propuesta, que es salvar el planeta, junto a una propuesta que es perjudicial para el clima y la humanidad, que es el comercio de bonos de carbono. Así que estamos pidiendo al presidente que evite la posibilidad de obtener fondos en Estados Unidos a través del comercio de carbono de allí.

AMY GOODMAN: Y cuando hablas sobre comercio de carbono, la idea de que una compañía puede contaminar, digamos, aquí en Estados Unidos, pero también, por supuesto, Chevron está involucrada en un gran juicio con el gobierno ecuatoriano-

IVONNE YANEZ: Sí, sí.

AMY GOODMAN: -fueron demandados por contaminación de la Amazonía, entonces pueden acaparar tierra y decir “mantenemos esto como una reserva, pero entonces vamos contaminar en otro sitio”.

IVONNE YANEZ: No, esa no es la idea. Quiero decir, la idea es que tenemos que dejar el petróleo allí, y también en el otro sitio y también en el otro sitio. La idea es realmente pensar en otro mundo. No basta con decir “bien, vamos a dejar este petróleo aquí”, y luego, como está diciendo nuestro presidente, “ok, pero vamos a tomar el petróleo de otra zona de la Amazonía”. Lo que le estamos estamos diciendo es "empecemos por esto y después avacemos con todo el parque nacional, para empezar una auditoría y ver que está pasando allí", y luego, lleguemos a un Ecuador sin explotación petrolera.

AMY GOODMAN: En nuestros últimos treinta segundos, la otra noche hablaste en el Klimaforum y destacaste fuertemente este tema de la deuda climática, que no es un término muy familiar en Estados Unidos.

IVONNE YANEZ: Sí, lo sé.

AMY GOODMAN: Explica, pero muy brevemente, de qué se trata.

IVONNE YANEZ: Muy brevemente, la deuda ecológica es la responsabilidad que tienen los países industrializados con los países del sur, por los daños históricos, el saqueo de nuestros recursos...

AMY GOODMAN: El saqueo de los recursos.

IVONNE YANEZ: Saqueo, contaminación de nuestras tierras. Y este es un presente histórico. Y si continuamos con este sistema, vamos a estar además en el futuro aumentando e incrementando esta deuda ecológica. Y pienso que, por ejemplo, el caso Chevron-Texaco debería reconocerse como parte de la deuda ecológica. No se trata sólo de que Chrevron contaminó y debe compensar a la gente de allí, sino que debe ser visto como parte del pago, de la indemnización por la deuda ecológica.

AMY GOODMAN: Vamos a tener que dejarlo aquí.

IVONNE YANEZ: Sí.

AMY GOODMAN: Quiero agradecerte mucho por haber estado con nosotros, Ivonne Yanez, por sumarte a nosotros en Copenhague. Ivonne vive en Quito, Ecuador, y es miembro de la organización Acción Ecológica.

IVONNE YANEZ: Un segundo, me gustaría dejarles esto. Este es nuestro eslogan.

AMY GOODMAN: "Dejemos el petróleo bajo tierra, el carbón en el pozo y las arenas bituminosas en la tierra". Muchas gracias, Ivonne.


Traducido por Pablo Ramos, Ter García y Democracy Now! en español

< Entrada Previa | Próxima Entrada >