6 de Abril de 2012 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Kenneth Chamberlain: otro afroestadounidense asesinado, esta vez por la policía

6 de abril de 2012 — “Dijo: 'Mi nombre es Kenneth Chamberlain y esta es mi declaración jurada. La policía de White Plains está entrando a mi casa, y va a matarme'”. Y eso fue exactamente lo que sucedió.

Publicado el 6 de abril de 2012

Por Amy Goodman

“Dijo: 'Mi nombre es Kenneth Chamberlain y esta es mi declaración jurada. La policía de White Plains está entrando a mi casa, y va a matarme'”.

Y eso fue exactamente lo que sucedió.

En la madrugada del sábado 19 de noviembre de 2011, el infante de marina retirado Kenneth Chamberlain padre activó por error su collar de alerta médica, aparentemente mientras dormía. Si bien el guardia de prisión retirado de 68 años de edad tenía una afección cardíaca, no necesitaba ayuda esa madrugada. Sin embargo, en el transcurso de dos horas el Departamento de Policía de White Plains, Nueva York, acudió a su casa en respuesta a la llamada de emergencia, derribó la puerta de su apartamento y lo mató de un disparo. Chamberlain era afroestadounidense. Al igual que en el caso de Trayvon Martin, el adolescente afroestadounidense que fue recientemente asesinado en Florida, los sucesos quedaron registrados y en las grabaciones se pueden escuchar insultos raciales dirigidos a la víctima.

La cita con la que se inicia esta columna fue proporcionada por el hijo de la víctima, Kenneth Chamberlain Jr., cuando estuvo como invitado en el programa de Democracy Now! para hablar del asesinato de su padre por parte de la policía. Ken Jr. estaba pendiente del sistema de alerta LifeAid que su padre llevaba alrededor del cuello para ayudarlo en caso de una emergencia médica. Los policías de White Plains que llegaron a la casa de Ken padre esa madrugada probablemente desconocían que el sistema de LifeAid incluye una caja que, al activarse la alerta, transmite el audio del sonido ambiente a la empresa LifeAid, donde queda registrado. Ken Jr. y sus abogados escucharon la grabación en una reunión en la oficina de Janet DiFiore, la fiscal de distrito del condado de Westchester.

Ken Jr. repitió lo que había oído decir a su padre en la grabación: “Se escucha que mi padre dice: ‘Tengo 68 años y sufro de una afección cardíaca. ¿Por qué me hacen esto?’ …También se lo oye suplicarle a los oficiales una y otra vez. Y en un determinado momento, se escucha que uno de los oficiales lo insulta”.

Uno de los abogados de Chamberlain, Mayo Bartlett, me habló acerca del insulto racial. Bartlett es un ex fiscal del Condado de Westchester, de manera que sabe de lo que habla. Contó con lujo de detalles lo que había escuchado en la grabación.

“Kenneth Chamberlain padre le dijo a la policía ‘Soy un hombre mayor y estoy enfermo’, a lo que uno de los policías respondió ‘¡Me importa un cara-o, negro de m—a!’. Bartlett cuenta que en la grabación también se escuchan las provocaciones de la policía: “Abre la puerta, Kenny, ya estás grandecito!”. Cuando Ken Jr. contó cómo la policía se burló de la trayectoria militar de su padre, rompió en llanto. “En un momento, mi padre dijo ‘Semper fi’ (el lema en latín de los infantes de marina que significa ‘siempre fiel’). A continuación le dijeron: ‘Así que eres un infante de marina. Ja, ja’. Y estamos hablando de alguien que sirvió a su país. ¿Por qué le dirían algo así?” Ken Jr. lloraba mientras sostenía el anillo del Cuerpo de Marines de su padre y su identificación de la Administración de Oficiales Retirados.

Aquella mañana de noviembre, al escuchar en directo lo que estaba sucediendo, la operadora de LifeAid llamó a la policía de White Plains en un intento desesperado de cancelar la llamada de emergencia médica. La sobrina de Chamberlain, que vive en el mismo edificio, bajó corriendo las escaleras para intentar intervenir, mientras que la hermana de Chamberlain se ofrecía a intermediar con su hermano desde su teléfono celular. La policía rechazó cualquier tipo de ayuda y, de hecho, en la grabación se oye decir a un oficial: “No necesitamos un mediador”.

Los policías, que estaban armados hasta los dientes, utilizaron un dispositivo especial para arrancar la puerta de Chamberlain del marco y, como muestran las imágenes capturadas por la cámara de la pistola Taser, irrumpir violentamente en su apartamento. Mayo Bartlett contó que en la filmación se ve a Chamberlain de pie, en calzoncillos y sin camisa, con las manos al costado del cuerpo, y que no tenía ningún tipo de cuchillo o hacha, como había afirmado la policía. “En el instante en que ingresaron a la casa no le dieron ninguna orden. En ningún momento dijeron: ‘Ponga las manos en alto’. Nunca le dijeron que se acostara en la cama, no hicieron nada de eso. Lo primero que hicieron en cuanto arrancaron la puerta fue disparar; se ve la chispa que emite la pistola Taser cuando es accionada, y se puede ver que el disparo va directo hacia él”.

Lo último que se escucha decir en la grabación de la cámara de la Taser es “apáguenla”, en referencia a que detuvieran la filmación, que fue justamente lo que hizo la policía a continuación. Unos minutos después, la policía le disparó a Chamberlain dos veces. Pasados cuatro meses del incidente, nadie ha sido acusado del asesinato. El co-conductor de Democracy Now!, Juan González, reveló el nombre del policía que le disparó a Chamberlain en un informe publicado en el periódico New York Daily News. Se trata del oficial de policía de White Plains Anthony Carelli. Carelli será juzgado en los próximos meses tras una acusación de brutalidad policial contra dos hermanos, hijos de inmigrantes jordanos, que afirman que Carelli golpeó a uno de ellos, Jereis Hatter, mientras estaba esposado y que le dijo 'cabeza de turbante'.

Trayvon Martin fue asesinado el 26 de febrero. Se prevé que un gran jurado de Florida comience una investigación de su muerte el 10 de abril. Al día siguiente, el 11 de abril, un gran jurado de Nueva York tiene programado comenzar a considerar las pruebas en el caso de Kenneth Chamberlain padre, que fue asesinado en noviembre. En ambos casos, un hombre afroestadounidense fue asesinado y en ambos casos la policía sabe quién es el culpable. En el caso de Chamberlain es la propia policía. Y en ningún caso el culpable ha sido arrestado.


Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2012 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 550 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 350 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

< Entrada Previa | Próxima Entrada >