27 de Noviembre de 2012 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

Noam Chomsky habla de Gaza y de dos cosas positivas de las elecciones 2012: no ocurrió lo peor y además ya terminaron

El disidente político, lingüista, escritor y profesor de MIT Noam Chomsky nos acompaña para analizar su reciente viaje a la Franja de Gaza, donde públicamente le pidió a Israel que ponga fin al bloqueo sobre el enclave costero gobernado por la organización Hamas.

Interview_noam_chomsky

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El disidente político, lingüista, escritor y profesor de MIT Noam Chomsky nos acompaña para analizar su reciente viaje a la Franja de Gaza, donde públicamente le pidió a Israel que ponga fin al bloqueo sobre el enclave costero gobernado por la organización Hamas. “[Gaza] es una lección para la gente de occidente”, afirma Chomsky. “Si pueden seguir luchando en condiciones verdaderamente difíciles y brutales, eso nos dice que deberíamos estar haciendo mucho más”. Chomsky también comenta sobre la reelección del presidente Obama, diciendo: “Hay dos cosas positivas: no ocurrió lo peor, pero podría haber ocurrido. La segunda, terminaron. Podemos dejarlas atrás y volver a trabajar”.

NERMEEN SHAIKH: Israel y los líderes palestinos en Gaza acordaron una tregua tácita después de días de violencia en la Franja de Gaza. Al menos siete Palestinos, entre ellos cuatro civiles, murieron en ataques israelíes en Gaza desde el sábado. Ocho civiles israelíes fueron también heridos por los cohetes palestinos. El alto el fuego temporal fue negociado por el gobierno egipcio, pero ambas partes dicen estar dispuestas a reanudar los ataques si este fracasa.

AMY GOODMAN: El domingo hablé sobre la situación en Gaza con el disidente político de renombre mundial, lingüista, escritor y profesor del MIT, Noam Chomsky. Él estaba hablando en Princeton en el 32 º aniversario de la Coalición Acción por la Paz. Noam Chomsky acaba de regresar de su primera visita a Gaza, a donde accedió desde el lado egipcio del paso fronterizo de Rafah como miembro de una delegación académica para asistir a una conferencia en la Universidad Islámica de Gaza. Este es Noam Chomsky hablando sobre su experiencia allí.

NOAM CHOMSKY: Es algo asombroso e inspirador ver a la gente arreglándoselas de cualquier manera para sobrevivir, esencialmente como animales enjaulados, y sujetos a un constante, aleatorio y sádico castigo sólo para humillarlos, sin ningún pretexto. Israel y Estados Unidos los mantienen con vida, básicamente. No quieren que se mueran de hambre. Pero la vida está organizada de modo que no se puede tener una vida digna y decente. De hecho, una de las palabras que se oye con más frecuencia es "dignidad". A ellos les gustaría tener una vida digna. Y, la posición oficial israelí, es que no deben levantar la cabeza. Es una olla a presión, que podría explotar. La gente no puede vivir así para siempre.

AMY GOODMAN: Usted la describió en un artículo que escribió como una "prisión al aire libre".

NOAM CHOMSKY: Es una prisión al aire libre. Todos hemos estado en la cárcel por desobediencia civil, etcétera. La abrumadora sensación que todo el mundo tiene es que otra persona está en control total sobre uno. Hay una autoridad arbitraria que puede controlar todo lo que uno hace. Ponte de pie, siéntate, come esto, ve al baño. Lo que sea, ellos lo determinan todo, no se puede hacer nada. Eso es básicamente lo que es vivir allí. Y la gente encuentra formas para adaptarse, pero es simplemente un constante sometimiento a una fuerza externa, que no tiene ningún propósito excepto humillarte. Por supuesto, tienen pretextos, todo el mundo los tiene, pero no tienen ningún sentido.

AMY GOODMAN: Esta fue la primera vez que estuvo allí, aunque ha escrito acerca de esto por décadas.

NOAM CHOMSKY: He escrito sobre ello desde siempre, y yo he tratado de entrar un par de veces desde el lado israelí, pero no pude, estaba siempre cerrado. Así que esta es la primera vez que lo he conseguido, y llegué a través de Egipto.

AMY GOODMAN: Y, ¿qué tan difícil fue entrar a través de Egipto?

NOAM CHOMSKY: Hay un montón de problemas burocráticos, y la frontera sigue estando aparentemente controlada por el Mukhabarat, por viejos servicios de seguridad cercanos a él. Osea, gente que estaba bajo las ordenes de Mubarak, cercanos al Mossad, cercanos a Israel y a la CIA. Y es difícil saber, por que muchos de ellos son sólo burócratas tratando de hacerte la vida difícil y en parte es acoso sistemático. Quiero decir, para gente como nosotros,¿qué supone eso? Pues que hemos perdido dos días. Pero para los habitantes de Gaza, no es ninguna broma. Quiero decir, si quieren pasar por un control fronterizo, tienen que esperar por tres horas, mientras ellos hacen cosas que no tienen sentido. Eso es solamente más humillación.

AMY GOODMAN: Mientras estuvo allí, otro barco de la Flotilla de la Libertad trató de entrar procedente de Escandinavia. ¿Cuál fue la
respuesta sobre el terreno?

NOAM CHOMSKY: El Estelle. Sí, había mucho entusiasmo. La gente obviamente estaba muy contenta de saber que alguién sabe que ellos están allí, y que las personas están realmente dispuestas a arriesgar algo, porque eso no es una broma, para tratar de romper el cerco. Y tuvimos una conferencia de prensa en el puerto. Y para mi sorpresa, de hecho fue portada en el periódico más reaccionario en Israel, el diario propiedad de Sheldon Adelson, Israel Hayom. Búsquelo. Hicieron un reportaje imparcial sobre el tema, citaron la conferencia de prensa, incluso tenían un fragmento de ella. Pero para la gente en Gaza, es basicamente algo simbólico: no se han olvidado nosotros. Tal vez vamos a salir de esto de alguna manera.

AMY GOODMAN: Y estamos hablando por primera vez después de que el Presidente Obama haya sido reelegido. ¿Qué opina de ello?

NOAM CHOMSKY: Bueno, hay dos cosas buenas sobre ello. Una de ellas es, lo peor no ocurrió, y pudo haber ocurrido. La segunda es que se acabó. Por lo tanto podemos dejarlo atrás y volver a trabajar, exactamente lo que ha dicho hoy. Quiero decir, todo el espectáculo electoral, en mi opinión, debería tomar unos cinco minutos del tiempo de un activista, porque es una farsa. Quiero decir, hay algunas diferencias, no es que no tenga impacto, ya sabes. Así que usted decide, de acuerdo, voy a tratar esto de esta manera, cinco minutos, acabado. Ahora vuelvo a lo que importa: un cambio en las circunstancias, para no tener que lidiar con este tipo de cosas cada cuatro años.

AMY GOODMAN: Y con algo como Gaza, que uno ha cubierto, como usted ha dicho, desde siempre, ¿qué le da a uno esperanza?

NOAM CHOMSKY: Bueno, son las cosas habituales que se ven en todas partes, aquello que usted ha visto en muchas partes, mucho más de lo que yo lo he dicho: la resiliencia de las personas. Simplemente no se rinden. Bajo las peores condiciones, condiciones horrendas, las personas todavía, luchan por sus derechos y no sólo sucumbir. Es una lección para la gente de Occidente. Quiero decir, usted sabe, hablamos de represión, pero en comparación, aquella con la que mayoría de la gente en el mundo se enfrentan es imperceptible. Y, si ellos pueden luchar bajo esas condiciones realmente severas y brutales, eso nos dice que deberíamos estar haciendo mucho más.

AMY GOODMAN: El profesor Noam Chomsky, que acaba de regresar de su primer viaje a Gaza. Esto es Democracy Now!, democracynow.org, el informativo de guerra y paz.

[Subtítulos ofrecidos por Democracy Now! en Español. Síganos a través
de nuestra web: www.democracynow.org/es, Facebook, y Twitter @DemocracyNowEs]

< Entrada Previa | Próxima Entrada >