29 de Noviembre de 2011 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

El allanamiento de "Occupy Wall Street" por dentro: testigos describen las detenciones y los golpes de la policía durante el desmantelamiento del campamento

El equipo de Democracy Now! se dirigió rápidamente a Zuccotti Park a la mitad de la noche para informar sobre la represión policial a los manifestantes de "Occupy Wall Street". Estuvimos allí observando las detenciones en las calles de Manhattan, el desmantelamiento del campamento y el retiro de las pertenencias de los manifestantes.

Cop2_web

15 de noviembre de 2011

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El equipo de Democracy Now! se dirigió rápidamente a Zuccotti Park a la mitad de la noche para informar sobre la represión policial a los manifestantes de "Occupy Wall Street". Estuvimos allí hasta las primeras horas de la mañana de hoy, observando las detenciones en las calles del Bajo Manhattan, el desmantelamiento del campamento y el retiro de las pertenencias de los manifestantes.

"No pueden engañarnos. No pueden evitar que veamos lo que está pasando aquí. Y lo mismo vale para todas las personas que están escuchando", dijo un manifestante a Democracy Now! después de que la policía lo roció con gas pimienta dos veces en la cara.

AMY GOODMAN: Anoche, el equipo de Democracy Now! se dirigió rápidamente a Zuccotti Park para cubrir la represión policial que comenzó apenas pasada la una de la madrugada. Estuvimos allí hasta las primeras horas de la mañana de hoy y llegamos justo para hacer esta emisión. Fuimos testigos de las detenciones en las calles y logramos llegar a la plaza justo cuando la policía estaba desmantelando el campamento y los trabajadores de limpieza estaban llevándose las pertenencias de los manifestantes en camiones de basura. Este es nuestro informe.

MANIFESTANTES: ¡Somos el 99 por ciento! ¡Tú formas parte del 99 por ciento!

AARON MATÉ: Dinos tu nombre, si quieres, y después cuéntanos qué pasó.

ALEX HALL: Mi nombre es Alex Hall. Básicamente lo que pasó fue que escuché el consejo de la gente de prensa. Estaban afuera del parque una hora antes de que esto ocurriera. Les pregunté "¿qué está pasando?". Y ellos me respondieron que la policía estaba planeando desocupar todo el parque. Una hora después, de 100 a 200 policías rodeaban el parque y llevaban escudos con los que se cubrían la cara. Luego iluminaron cada rincón del parque con enormes reflectores. Había unos tres reflectores a cada lado del parque. Todo quedó muy iluminado. Luego vinieron con altavoces. Había un montón de policías, de 100 a 200. Se alinearon en frente del parque, cubriendo todos los laterales también y la entrada que da a Trinity Avenue. Por los altavoces decían “Escuchen, necesitamos que desalojen el parque, vamos a retirar las carpas y acá va a entrar el equipo de limpieza. Podrán volver al parque sin las carpas. No podrán usar las carpas en el parque”. Después de eso comenzaron a empujar a la gente, a tirar las carpas y a romperlas sin ni siquiera fijarse que no hubiera nadie adentro. Pero empezaron a empujar a todos los que estaban allí.

AARON MATÉ: ¿Sin fijarse si había alguien adentro de las carpas, empezaron a romperlas?

ALEX HALL: Básicamente, empezaron a romper y pisotear las carpas, sí. La gente empezó a salir del parque y así llegamos a donde estamos ahora, básicamente. Todo el mundo se apuró a salir. La policía le tiraba gas pimienta a la gente. Yo tenía un poco de leche, así que estaba ayudando a una persona a sacarse el gas pimienta de los ojos. Y aquí estamos.

AGENTE DE POLICÍA 1: ¡Por favor, despejen la calle y la vereda!

AARON MATÉ: ¿Dónde se supone que debemos ir? ¿A dónde vamos?

AGENTE DE POLICÍA 2: No obstruyan la calle.

AGENTE DE POLICÍA 1: Mantengan el área cerrada así los peatones y los vehículos se pueden ir.

AARON MATÉ: Hubo un conflicto por allá. Todavía estamos en la vereda y la policía está empujando a estos manifestantes hacia atrás. Nos pidieron que saliéramos de la calle y la gente cumplió y ahora nos empujan cada vez mas y más lejos de Zuccotti Park, de Liberty Plaza, de donde hace instantes los manifestantes fueron desalojados. Oye Hero, ¿qué está ocurriendo?

HERO VINCENT: Estamos aquí sentados. Nos están tratando de bloquear, nos empujan contra la pared. Me rociaron con gas pimienta directo en la cara. Pero como ves, todavía veo; no pueden pararme, no pueden pararnos. Esto es una señal. El policía me roció con gas pimienta directo en la cara. ¿Viste? ¿Viste? Dos veces. Me rociaron con gas pimienta dos veces y todavía estoy mirándote [no se oye] y claro, todavía puedo mirarte fijamente. Esta es una señal de que no nos pueden parar, que todos vemos lo que en realidad está pasando y que no pueden cegarnos más. No pueden engañarnos, nada de lo que pongan en nuestros ojos va a dejarnos ciegos, no pueden evitar que veamos lo que está pasando aquí. Y lo mismo vale para toda la gente que está escuchando”.

AARON MATÉ: ¿Dónde estabas cuando la policía llegó a este lugar?

HERO VINCENT: Estaba a dos cuadras de aquí, a dos cuadras. No sabía lo que estaba pasando y luego recibí una llamada telefónica que me preguntaba “¿Dónde estás? Nos están allanando”. Entonces salí corriendo hacia acá directo y me encontré con esto.

AARON MATÉ: ¿Qué le dices a la gente en este momento?

HERO VINCENT: ¿Qué le digo a la gente? Que esto es ridículo. Muy, muy pronto vamos a regresar. La gente no se va y, entendámonos, tampoco nosotros vamos a ninguna parte. Muchos de nosotros vamos a quedarnos aquí toda la noche. Muchos de nosotros estaremos aquí el resto de la semana. Muchos de nosotros vamos a estar aquí hasta el año que viene. Muchos de nosotros vamos a estar aquí hasta que veamos un nuevo día. Eso va a ocurrir, puedes citar lo que digo textualmente.

AARON MATÉ: Dime qué sucedió.

MANIFESTANTE 1: Yo estaba parado fuera de la multitud. La policía empezó a pegarle brutalmente con los escudos antimotines a una chica. Mientras la gente trataba de sacarla, ellos le tiraron gas pimienta directamente a este pequeño grupo de gente. Yo estaba justo al lado, pero estoy bien.

AARON MATÉ: Entonces, lo que está ocurriendo ahora ya es una escena conocida. Nos están empujando cada vez más y más lejos de Zuccotti Park. En cada cuadra la policía les dice a los manifestantes “Pueden escoger, o los detenemos o se alejan cada vez más”.

AGENTE DE POLICÍA 3: ¡Tiene que retirarse ahora mismo o lo vamos a detener! Si no se retira de aquí ahora mismo, lo vamos a detener.

AARON MATÉ: ¿A dónde se van? ¿A dónde se van?

AGENTE DE POLICÍA 3: ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Sáquenlos! ¡Sáquenlos!

AARON MATÉ: Este agente a cargo está diciendo que deben alejar a la gente de aquí. Parece que van a detener a todos los que están aquí dentro. Miren, acaban de detener a alguien justo en frente mío.

MANIFESTANTES: ¡Qué vergüenza! !Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza!

AARON MATÉ: Ahora estamos de nuevo donde empezamos, a una cuadra de Zuccotti Park. Cuando llegamos aquí, había una multitud de manifestantes protestando contra el allanamiento de Zuccotti Park, Liberty Plaza. Los obligaron a alejarse cada vez más. A los activistas que estaban en las veredas les dijeron que se retiraran. Ellos les preguntaban “¿A dónde debemos ir?” y lo único que les dijeron fue que se fueran. Lo que presenciamos fue un intercambio muy enérgico, donde la policía ni siquiera les permitía a los manifestantes que permanecieran en la vereda. La intención obvia era mantener a la gente lo más lejos posible de Zuccotti Park Ahora vemos que estos camiones que están atrás nuestro están avanzando. Detuvieron a mucha gente. Mientras tratábamos de volver a esta zona, a sólo una cuadra de Zuccotti Park, hablamos con una de las activistas detenida. Dinos qué pasó.

MANIFESTANTE DETENIDA: Me estaban empujando, sacando a empellones, no tenía forma de salir. La señora directamente me señaló a mí, me inmovilizó y dijo, “Ella, deténganla a ella”, me tiraron a la vereda boca abajo y ahora estoy detenida.

MANIFESTANTES: ¡Nueva York, El Cairo, Wisconsin. Si nos bajan, nos volveremos a levantar!

AARON MATÉ: Cuéntanos qué sucedió.

MANIFESTANTE 2: Es la forma típica de dispersar una protesta, algunas un poco más pacíficas que otras. Quiero decir, resumiendo, los policías arrancaron durante el día, una especie de primer aviso de que algo iba a suceder. Luego todos los vendedores ambulantes que estaban cerca de aquí cerraron y se fueron como todos los días, pero lo hicieron todos al mismo tiempo. Algo estaba sucediendo. Después nos dijeron que dejáramos el parque. Distribuyeron volantes que decían las razones por las cuales debíamos sacar las carpas, recoger nuestras cosas y desocupar el lugar lo más pronto posible Después siguieron , los avisos con el megáfono. Los que se van a retirar, se retiran. Los que se van a quedar aquí y van a resistir, van a la cocina. Y ahora están formando una cadena tomados del brazo.

AARON MATÉ: ¿Cuántas personas hay allí ahora?

MANIFESTANTE 2: Yo diría que unas 250 más o menos.

AARON MATÉ: Esos son manifestantes, pero ¿cuántos policías?

MANIFESTANTE 2: Yo diría que unos 3 agentes de policía por lo menos, por cada manifestante.
bq. AARON MATÉ: Díganos qué pasó con las carpas. Oímos que la policía iba a sacar las carpas.

MANIFESTANTE 2: Por lo que vi, lo único que puedo decir es que de a poco iban entrando y arrancando las carpas.

MANIFESTANTE 3: El Departamento de Policía de Nueva York no tiene idea de lo que hicieron. Esta es la peor medida que pudieron haber tomado antes del aniversario, porque sin duda esto va a repercutir en gente diferente. La cosa se reduce a eso. Todos los que vieron esto por televisión y pensaron que no era nada, que sólo estábamos haciendo tonterías, les pregunto ¿creen ustedes que el Departamento de Policía de Nueva York hubiera destruido nuestro campamento si sólo hubiéramos estado haciendo tonterías? ¿Si no representáramos cierta amenaza? ¿Creen ustedes que nosotros representamos un riesgo para la salud y la seguridad? Tenemos médicos y paramédicos en el campamento que están evaluando la situación todo el tiempo. Si hubiera existido algún riesgo para la salud o la seguridad, nosotros lo habríamos manejado. Teníamos nuestro propio departamento de bomberos, equipo de seguridad, equipo de paramédicos formado por doctores y enfermeros con certificado de Trabajadores de Emergencias Médicas certificados, listos para ayudar. Equipos sanitarios que limpian el parque las 24 horas los 7 días de la semana, nunca paran. Nunca fuimos un riesgo para la salud o la seguridad, ni tampoco éramos un riesgo de incendio; casi todas las carpas tenían su propio extinguidor de incendio. De modo que no crea las mentiras que dicen.

AMY GOODMAN: Estamos hablando con George que permanece en el parque en este momento. ¿Nos puede decir cuántas personas hay allí? Por cierto, soy Amy del programa Democracy Now!. ¿Puede decirnos qué está pasando? Estamos grabando lo que dice. Un Segundo. Adelante.

GEORGE: Mi nombre es George [inaudible]. Estoy en el parque ahora. Estoy en la cocina en este momento. Los policías llegaron a la cocina. Hay unos 150 ó 200 agentes más o menos que están rodeando la cocina. Seguimos cantando. Cortaron algunos árboles [inaudible].

AMY GOODMAN: ¿Qué pasó con las carpas?, ¿la gente formó una cadena tomada de los brazos?

GEORGE: Sí, la gente formó una cadena tomada de los brazos alrededor de nosotros en la cocina. Luego [inaudible] atrás de la gente tomada de [inaudible] y la gente se tomó de los brazos alrededor, creo que atrás cuando la gente estrechó los brazos [inaudible].

AARÓN MATÉ: Ahora estamos justo frente a estos camiones de basura que se están llevando las pertenencias de los manifestantes. Desarmaron las carpas. Y vimos cómo esta fila de policías arrojaban las pertenencias de los manifestantes a la basura. Este camión que está justo frente a nosotros está completamente lleno. Lleno de objetos que pertenecen a los manifestantes.

MATT BALDWIN: ¡La policía está golpeando a la gente!

LIZ BALDWIN: ¡Están golpeando a la gente!

AARON MATÉ: ¿Qué está pasando? ¿Qué está pasando?

MATT BALDWIN: ¡Ahora la policía está golpeando a la gente con los bastones!

LIZ BALDWIN: La policía les está pegando. Los están haciendo pedazos.

MATT BALDWIN: A los que están tomados del brazo. La gente está tomada del brazo así. La policía les está pegando con los bastones.

LIZ BALDWIN: ¡Los están golpeando con los bastones! ¡Están arrastrándolos!

MATT BALDWIN: Están entrando y están empujando a la gente con palos y les están pegando con bastones.

LIZ BALDWIN: Y no se detienen.

MATT BALDWIN: Y son peligrosos. Están golpeando a las mujeres, a los niños; a todos.

AARÓN MATÉ: Cuéntanos qué viste. Cuéntanos qué viste.

MATT BALDWIN: ¿Que cuente? Bueno, esto es una agresión por parte de la policía. Ahí están agrediendo a la gente en este momento.

LIZ BALDWIN: ¡Están agrediendo!

MATT BALDWIN: Están atentando contra los derechos de la gente. Te dicen, "Ah, nosotros te podemos detener". Pero también ¿te pueden romper la cabeza? ¿Te pueden matar? ¿Hasta dónde van a ir?

LIZ BALDWIN: Sabemos cuáles son nuestros derechos. Sabemos cuáles son nuestros derechos.

MATT BALDWIN: ¿Hasta dónde piensan ir?

AARÓN MATÉ: ¿Eres paramédico?

MATT BALDWIN: Y todo lo que tenía estaba en mi carpa.

LIZ BALDWIN: Íbamos a quedarnos, hasta que empezaron a golpear a la gente.

MATT BALDWIN: Dicen que puedo recoger mis cosas acá. Pusieron todo en camiones de basura. Mis pertenencias. Más le vale al gobierno de la cuidad que me devuelva el dinero. Tengo recibo de mis pertenencias. Más le vale al gobierno de la cuidad que me devuelva el dinero.

AARÓN MATÉ: ¿Qué cosas tuyas se llevaron? ¿Qué se llevaron?

MATT BALDWIN: Se llevaron todo lo que mi esposa y yo teníamos. Todo.

REPORTERO 1: ¿Cómo te llamas? ¿Cómo te llamas?

MATT BALDWIN: Mi nombre es Matt.

REPORTERO 2: Matt, ¿cuál es tu apellido?

MATT BALDWIN: Baldwin. Ella es mi esposa, Liz.

AARÓN MATÉ: ¿De dónde son?

MATT BALDWIN: Yo soy de Boston y mi esposa es de Filadelfia. Nos casamos y vivimos aquí. Tuvimos problemas para conseguir vivienda, entonces decidimos sumarnos a este movimiento. No conseguía trabajo y por lo tanto no conseguíamos dónde vivir.

AARÓN MATÉ: Entonces, Amy, estamos caminando entre los escombros de este campamento.

AMY GOODMAN: Estamos caminando por el campamento. Hay cientos de policías antidisturbios aquí adentro. Hubo un informe sobre el gas pimienta. La gente salió a hablar y dijo que a algunas personas les estaban pegando. Estamos parados en medio de los escombros del campamento.

AARÓN MATÉ: No vemos a ningún otro periodista en este lugar. Estamos justo en frente del lugar donde la policía tiene rodeados al resto de los manifestantes. Nos dicen que hay de 200 a 300 personas adentro que se han tomado deL brazo y se niegan a salir. Podemos verlos en este momento.

AMY GOODMAN: Estamos rodeados de trabajadores de limpieza que están poniendo todas las carpas y demás objetos en camiones de basura ahora. Si bien dicen que la gente puede ir a recoger sus carpas en otro lugar mañana, no parece que esto se vaya a poder recoger.

AARÓN MATÉ: Aquí parece haber una estantería entre estos escombros.

AMY GOODMAN: Una de las instalaciones permanentes en Zuccotti Park era la Biblioteca del Pueblo que tenía miles de libros. Quizás esta sea una de las estanterías de la biblioteca.

AARON MATÉ: Aquí hay un maletín de alguien. Estos son los objetos personales de la gente. Les dijeron que los pueden recoger mañana en el predio de la policía.

AMY GOODMAN: ¿Y qué va a pasar con todas estas cosas?

AARON MATÉ: ¿Dónde se llevan estas cosas?

EMPLEADO DE LIMPIEZA 1: Me imagino que a la basura.

AARON MATÉ: ¿Cómo? ¿Puede repetir eso?

EMPLEADO DE LIMPIEZA 2: No digas "basura".

AARON MATÉ: Perdón, ¿puede repetir?

EMPLEADO DE LIMPIEZA 2: Que no diga "basura".

AARON MATÉ: ¿Se llevan todo a la basura?

Aquí estamos, caminando por este lugar. Logramos llegar hasta la plaza y nos acercamos a esta zona de cocina, en el centro del parque, donde los manifestantes que quedan se abrazaron formando una cadena y se niegan a retirarse.

AMY GOODMAN: Acabo de recoger un libro. Es “Nueva visita a un mundo feliz”, de Aldous Huxley. Uno de los logros más importantes del campamento fue su biblioteca popular. No estoy segura si este libro es de allí.

AGENTE DE POLICÍA 4: Circulen.

AMY GOODMAN: Bueno.

AGENTE DE POLICÍA 4: Tienen que salir de aquí.

AMY GOODMAN: Bueno, bueno.

AARON MATÉ: Quisiéramos hablar con algunas de las personas que siguen adentro para recoger sus testimonios.

AGENTE DE POLICÍA 4: Señor, por favor. Tienen que salir de aquí, por favor. ¿De acuerdo?

AMY GOODMAN: Bueno.

*AGENTE DE POLICÍA 4: ¿De acuerdo? Por aquí. Por aquí, señora.

AARON MATÉ: Ahora estamos caminando por la zona donde estaban las carpas que, como pueden ver, está totalmente despejada. Ya no queda nada, la desmantelaron completamente. La policía continúa rompiendo algunos objetos que después tira a camiones y contenedores de basura. Pero en este preciso lugar, hace solo unas horas, estaban las carpas. Aquí estuvo durmiendo la gente durante casi dos meses. Justo este jueves se cumplen dos meses. Ahora todo se ha reducido a una pila de basura. Hay objetos de la gente en el piso; aquí hay un guante, aquí hay comida, aquí hay una cajita que dice —con el formato de Bank Of America— "Banco sin valor social". Y ahora se están llevado todo.

AMY GOODMAN: Estamos en la esquina de Zuccotti Park, rodeados de camiones de basura, colectivos de la policía, agentes antidisturbios y personal de limpieza. Están desalojando el parque, según nos enteramos esta mañana a eso de la 1:00 de la madrugada. La gente no tuvo mucho tiempo. Varias personas nos entregaron este papel que era la orden de desalojar el lugar, que dice: "Deben retirar sus pertenencias de Zucotti Park". También dice que la gente podrá volver, pero sin carpas ni lonas, aunque en este momento no se puede pasar y nos obligan a cruzar la calle.

Aquí estamos, parados en la esquina suroeste del parque. Como pueden ver, hay legiones de empleados de limpieza tirando los desechos de la democracia a camiones de basura. Cuando les preguntamos qué van a hacer con esas cosas, responden que las llevan a la basura. Sin embargo, en la orden de desalojar el lugar que se repartió dice que, en nombre del propietario, Brookfield Properties, y de las autoridades de la cuidad de Nueva York, que a propósito, me pregunto si Brookfield tiene formalizadas las escrituras de dicha propiedad, recuerdan la famosa frase “Muestre la escritura si es propietario de este lugar” relacionada a las ejecuciones hipotecarias. Y al final de la orden dice: "Si usted no retira sus pertenencias de inmediato, lo haremos nosotros y las llevaremos al estacionamiento del Departamento de Sanidad ubicado en 650 West 57th, donde podrá recuperarlas hasta el mediodía de hoy con la identificación adecuada". Pero cuando observamos las cantidad de empleados de limpieza al otro lado de la calle que están tirando todo a camiones de basura, es difícil creer que alguien vaya a poder recuperar sus pertenencias. Lo que tenemos en frente son desechos de la democracia.

AMY GOODMAN: Este informe fue realizado con la colaboración de Aaron Maté, Hany Massoud, Ryan Devereaux, Mike Burke y Jon Gerberg. Este es el programa Democracy Now!, www.democracynow.org, el Informativo de la Guerra y la Paz.


Traducido por Alejandra Burgos, Carrie Beemer y Rosario Visabo; editado por Gabriela Díaz Cortez

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Titulares