6 de Noviembre de 2012 < Entrada Previa | Próxima Entrada >

En Florida, el grupo "True the Vote" vinculado al Tea Party cuestiona a los votantes que acuden a las urnas

Llegó el día de las elecciones 2012 y la batalla por la anulación del voto alcanzó un punto álgido en los estados más disputados. En Virginia voluntarios del grupo "True the Vote" vinculado al Tea Party están cuestionando a los votantes en las urnas.

Brentin_mock

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

6 de noviembre de 2012

Llegó el día de las elecciones 2012 y la batalla por la anulación del voto alcanzó un punto álgido en los estados más disputados. Desde Virginia, donde voluntarios del grupo "True the Vote" vinculado al Tea Party están impugnando a los votantes en las urnas, se comunica con nosotros Brentin Mock, principal periodista de la campaña Voting Rights Watch 2012, un trabajo conjunto de la revista The Nation y el sitio Colorlines.com. Mock también describe los intentos para anular votos en Florida, donde también el grupo "True the Vote" se dirige a los presuntos criminales que acudan a las urnas, para pedirles que emitan un voto provisorio si tratan de votar hoy.

AMY GOODMAN: Ha sido una larga espera, pero hoy es el día en que los ciudadanos de todo el país se dirigen a las urnas para emitir su voto, en lo que sigue siendo una contienda electoral muy pareja.
Mientras esto ocurre, defensores del derecho al voto están observando [los comicios] de cerca, controlando la confusión sobre si se debe mostrar o no una identificación personal con foto. De hecho, muchas de las nuevas restricciones de voto más estrictas a nivel estatal han sido bloqueadas o debilitadas por los tribunales, incluso en un Estado clave como Pensilvania.

Mientras tanto, en otro de los estados clave como Ohio, el Secretario de Estado republicano, Jon Husted, a último momento dio instrucciones, según las cuales se anularían los votos que no estuvieran acompañados de un formulario que documente con precisión el tipo de identificación utilizada. El gobernador republicano de Ohio, John Kasich, fue consultado sobre si esto podría conducir a un mayor número de votos provisorios y retrasar los resultados electorales. Esta fue su respuesta el lunes en CBS News.

GOB. JOHN KASICH: Muchas personas recibieron boletas electorales para emitir el sufragio de manera anticipada. Pero si no entregan dichas boletas a tiempo y luego el ciudadano se presenta a votar personalmente, uno se convierte en un operador de voto provisorio. Y entonces es posible que si los resultados son muy muy parejos, no sepamos los resultados de esta elección por un tiempo. Sin embargo, no soy un adivino y no puedo predecir eso. Las boletas provisorias pueden ser numerosas, pero, ya veremos. Todavía tenemos todo el día de hoy, y las personas pueden depositar ese voto en las urnas en el momento de la elección presidencial, en lugar de enviarlo por correo.

AMY GOODMAN: Durante el fin de semana, los demócratas de ese estado presentaran una demanda judicial que busca forzar al gobernador republicano de Florida, Rick Scott, a que extienda los horarios del voto anticipado. El año pasado, Scott y la legislatura estatal republicana redujeron los plazos para el mismo. Ahora se puede ver a los votantes haciendo colas de más de seis horas para llegar a las urnas. Más aún, se espera que esta elección 2012 establezca un récord de votos anticipados. Treinta millones de estadounidenses ya han emitido su voto mediante este método en 34 estados.

Para hablar más sobre lo que está pasando en los comicios, sobre lo que pueden esperar los votantes, y a quién deben acudir en caso de tener algún inconveniente, nos acompañan dos invitados: Myrna Pérez, abogada del Programa Democracia del Centro Brennan para la Justicia, Facultad de Derecho de la Universidad de New York y miembro de la línea permanente de ayuda al votante 1-866-OUR-VOTE impulsada por la Coalición de Protección Electoral.

Desde el disputado estado de Virginia se comunica con Democracy Now!, vía video-transmisión, Brentin Mock, periodista principal de la campaña Voting Rights Watch 2012, un trabajo conjunto de la revista The Nation y el sitio Colorlines.com. Su artículo mas reciente se titula "El grupo Tea Party impide el paso de los votantes en Florida y detiene la entrega de agua en las urnas”.

Les damos la bienvenida a Democracy Now! Explícanos por favor el título de tu artículo, Brentin.

BRENTIN MOCK: Si suena un poco ridículo es porque lo es. Quiero decir, vamos a la segunda parte del artículo, donde los observadores electorales están, básicamente, tratando de evitar que se distribuya el agua. Usted acaba de hablar de las largas colas en toda Florida, ya sea en Miami o Tampa. Acabo de estar en Tampa, y las colas salían de los centros de votación y ocupaban cuadras en muchos de los barrios negros. Lo que había allí era observadores electorales republicanos que estaban buscando, supongo, alguna actividad de fraude electoral, o algo por el estilo. Cuando los voluntarios de Protección Electoral repartían agua a las personas que estaban de pie en las filas esperando votar, los observadores electorales republicanos intervinieron, decían que eso era ilegal, decían que la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP) y los voluntarios de Sindicato de Empleados de Servicios (SEIU) estaban sobornando a los votantes negros con agua para que voten por Obama, sin ninguna prueba contundente. De hecho, ni siquiera ofrecieron pruebas de eso. Básicamente, solo había voluntarios alcanzando agua a las personas que esperan en las filas.

AMY GOODMAN: Cuéntanos de las colas de gente esperando.

BRENTIN MOCK: Ahora se está llevando a cabo la votación anticipada en Florida. Y al menos en Tampa, hay 15 lugares diferentes donde uno puede dirigirse para efectuar el voto anticipado, desde el sábado de la semana anterior hasta este sábado pasado. Tres de esos lugares que mencioné son predominantemente afroestadounidenses, están ubicados en barrios afroestadounidenses. Y desde el domingo de la semana anterior, cuando hubo una campaña “Souls to the Polls” (Almas a las urnas), las iglesias enviaban decenas de micros y camionetas llenas de gente a esos lugares para que voten. Como resultado eso, hubo varias cuadras la espera en colas para acceder a las urnas. Hacía bastante calor en Florida. Y había muchos ancianos y discapacitados haciendo fila, desafortunadamente. Pero hay que decir a favor de los defensores y voluntarios, que estuvieron allí afuera tratando de hacer todo lo posible para ayudar a acomodar a los votantes, no para hacerlos votar al alguien, sino simplemente para asegurarse de que tengan agua, y sillas para sentarse si la cola era demasiado larga. Hablé con personas que han estado esperando en la cola durante cinco, seis o siete horas.

AMY GOODMAN: ¿Quién financia “True the Vote” ?

BRENTIN MOCK: Creo que todavía estamos tratando de descifrar de dónde proviene el financiamiento. Sabemos que en Florida, específicamente, “True the Vote” ha tenido una serie de reuniones y entrenamientos con “Americans for Prosperity”. Sabemos que ésta última agrupación fue fundada y financiada mayormente por los hermanos Koch. No hemos podido establecer ninguna conexión entre los hermanos Koch y “True the Vote”, pero lo que sí sabemos es que “True the Vote” recibió dinero de la Fundación Bradley en Wisconsin. Ese fue el grupo responsable de poner carteles intimidatorios para los votantes en Wisconsin y en Ohio. Sabemos además que ellos recibieron dinero de un montón de grupos del Tea Party no solo en Texas —donde se formó- sino también de varias otras agrupaciones del Tea Party en todo el país. Así que el dinero les llega desde varios lugares, aunque no hemos podido encontrar al gran titiritero todavía.

AMY GOODMAN: ¿Las personas se identifican a sí mismas como “True the Vote” en los centros de votación?

BRENTIN MOCK: No. Por lo tanto está sucediendo algo bastante complejo en estos momentos. Quiero decir, “True the vote” en sí mismo, como organización, surgió del grupo del Tea Party llamado “King Street Patriots” en Houston, Texas. Sin embargo, tienen afiliados en todo el país. En Florida está el “Tampa Vote Fair”, que es un grupo de voluntarios entrenados por “True the Vote”. En Virginia donde estoy ahora, está “Virginia Voters Alliance”, también entrenados por ellos. Sin embargo, nos hemos enterado por el mismo jefe de esa alianza que “True the Vote” les ha dado instrucciones de no usar su nombre debido a todas las causas legales y demandas que tienen en Texas en la actualidad. Así que básicamente dijeron “no usen nuestro nombre, ni en sus títulos ni en nada, así podremos mantener una distancia bastante segura entre nosotros”.

Pero también creo, sobre la base de ciertas demandas judiciales que existen ahora, que “True the Vote” debe estar diciendo a esos grupos del Tea Party que no usen su nombre, principalmente porque si alguno de estos grupos que ellos ha entrenado salen a intimidar a la gente o se participan de actos ilegales, “True the Vote” puede lavarse las manos y decir “ese no es uno de nuestros grupos, nuestro nombre no se ve en ninguna parte”. Estas no son ideas mías, existen demandas judiciales reales que involucran a “True the Vote” en Ohio y también en Wisconsin, donde ellos han dicho literalmente en sus reclamos legales que no tienen lazos con esos grupos y que no son responsables de lo que esos grupos hacen cuando van a los comicios, a pesar de que esos grupos hayan sido entrenados por “True the Vote”.

AMY GOODMAN: Tú escribiste que un grupo afiliado al “True the Vote” impugnó a 75 personas en Tampa, les hizo una impugnación oficial, en la que la persona en cuestión debe firmar bajo juramento que saben que esa persona no puede para votar.

BRENTIN MOCK: Así es. Estuve señalando mucho este aspecto. Muchos periodistas que investigan el grupo “True the Vote” en los últimos meses, como es comprensible y con razón, han informado lo que sospechaban que “True the Vote” haría en los comicios, sobre la base de lo que la misma agrupación dijo que haría en los comicios.

Sin embargo esa no es en realidad la parte más peligrosa. El peligro es lo que “True the Vote” hace incluso antes de que las personas lleguen a las urnas. Y de eso se tratan las impugnaciones. En estados como Florida, un ciudadano o un fiscal de mesa puede presentar una impugnación legal, en la oficina electoral del condado, que es lo que ocurrió en el condado de Hillsborough, donde Tampa es la sede. Entonces, Kimberly Kelley, jefa de “Tampa Vote Fair”, una agrupación entrenada por “True the Vote”, presentó 77 impugnaciones contra personas del condado de Hillsborough, y cerca de la mitad de ellos en Tampa.

Y esta gente, cuando vota —cuando se cuestiona su capacidad para votar, no lo saben. No lo van a saber hasta que se presenten a votar, y alguien les diga “su voto está impugnado”. A esa altura la persona no está en condiciones de votar de manera normal. No tendrá otra opción que presentar un voto provisorio. Es completamente injusto para un votante no saber que su voto ha sido puesto en tela juicio y es comprensible la frustración y confusión que esto provoca, si alguien hace una cola de seis horas y cuando finalmente le llega el turno de votar les dicen “Tiene que presentar un voto provisorio porque alguien que no conoces te impugnó”.

AMY GOODMAN: Quiero hablar del estado de Virginia enseguida, luego del corte. Pero incorporar a la conversación a Myrna Pérez, que estuvo siguiendo junto al Centro Brennan el tema del derecho al voto y la anulación del voto. Myrna Pérez, ¿puede hablar de Florida?

MYRNA PÉREZ: Florida es un caso interesante porque allí la legislatura estatal aprobó una de las leyes más restrictiva que ocasionó una serie de cosas. Puso restricciones a los grupos de inscripción de votantes de las terceras fuerzas, grupos que entran en las comunidades que tradicionalmente están marginadas y desfavorecidas, grupos como la Liga de mujeres votantes, cuya a actividad básica es incorporar incluir gente en nuestra democracia. Y las restricciones que se han aprobado han hecho que su trabajo sea tan pesado que tienen que cerrar por un tiempo. Esa es también la misma ley que redujo el voto anticipado.

Por suerte, como fue el caso con otras leyes en el país, los defensores y los votantes dan pelea. Los tribunales definitivamente bloquean muchos de los aspectos de esta ley que crea dificultades para la gente que quieren votar.

Ahora bien, todavía estamos viendo algunas consecuencias. Es obvio que mientras las restricciones al voto anticipado son mejores de lo que eran antes, claramente hay una necesidad y una demanda para que haya más tiempo para votar en forma anticipada. Una de las cosas que me gusta de Florida es que les habla a una narrativa de votantes que resisten solos. Hubo una legislación muy opresora, se trató de silenciar al pueblo y éste respondió en grandes cantidades, dispuesto a hacer cola, entendiendo que los defensores están para apoyarlos, y están allí tratando de ejercer su derecho fundamental al voto frente a una ley que aprobó leyes para tratar de silenciarlos. Así que creo que necesitamos separar lo poderoso y lo hermoso que está sucediendo, es decir, la gente dándose cuenta de que el derecho al voto es fundamental, es algo que no deberíamos tener miedo de ejercer y que si hay alguien lo impugna, hay que denunciarlo.

AMY GOODMAN: ¿Estás recibiendo muchas llamadas en tu línea telefónica directa de protección al votante en Florida?

MYRNA PÉREZ: No estoy en el centro de llamadas que se encarga de Florida, pero una de las cosas que sí sabemos —y que no creo que los televidentes sepan— es que si un votante tiene algún inconveniente, debe llamar al 866-OUR-VOTE. Es una línea directa nacional y no partidaria atendida por voluntarios entrenados que pueden responder muchas preguntas, desde “No sé dónde debo votar”, “¿estoy empadronado?” o “Me pide que presente una identificación personal”.

En este día, como estadounidenses, estados todos juntos y nuestros votos tienen el mismo valor. No importa si eres rico o pobre, joven o viejo, y debemos garantizar este derecho y aprovechar esta oportunidad que se nos presenta. Es nuestra obligación cívica.

AMY GOODMAN: Continuaremos con nuestro debate luego del corte. Brentin Mock está con nosotros. Es periodista de Voting Rights Watch 2012. Myrna Pérez del Centro Brennan para la Justicia y se ocupa especialmente de la línea permanente de ayuda al votante a la que la gente puede llamar todo el día. Esto es Democracy Now!


Traducido por Alejandra Burgos

< Entrada Previa | Próxima Entrada >

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes