Martes 27 de Septiembre de 2011

LOS TITULARES DE HOY

EL RESTO DE LA HORA DE DEMOCRACY NOW!

  • EE.UU. sigue apoyando a un líder afgano vinculado a una masacre y tortura de prisioneros ocurrida en 2006

    Splash_image20110927-12413-1rtg5k3-0

    Nuevas revelaciones sobre un líder regional respaldado por Estados Unidos en Afganistán plantean interrogantes sobre si, en su intento por derrotar a los talibanes, Estados Unidos violó sus propias leyes. La revista The Atlantic informa que Estados Unidos, tanto durante la presidencia de George W. Bush como la de Obama, apoyó activamente al jefe de la policía de Kandahar, general Abdul Raziq, a pesar de saber de su participación no sólo en hechos de corrupción y contrabando de drogas, sino también en graves violaciones a los derechos humanos, como torturas y asesinatos. Raziq ha sido una figura clave en la estrategia estadounidense de apoyar a líderes regionales afganos para que estos trabajen en estrecha colaboración con las fuerzas especiales de EE.UU. a fin de debilitar a los talibanes. Raziq fue ascendido a Jefe de la policía de Kandahar a principios de este año después de desempeñar un papel clave en el ataque apoyado por Estados Unidos contra los talibanes hace un año. A Raziq lo acusan de ser responsable de las torturas a dos adolescentes y del asesinato de 15 personas en 2006. De acuerdo con una investigación realizada por nuestro invitado, Matthieu Aikins, para la revista The Atlantic, Estados Unidos ha continuado apoyando a Raziq a pesar de estar al tanto "de que sobre Raziq y sus hombres pesan acusaciones creíbles de haber participado en una masacre de civiles a sangre fría".

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • La doctrina del shock en el servicio postal estadounidense: ¿hay una crisis fabricada detrás de la campaña a favor de la privatización?

    Splash_image20110927-12882-1yufjnx-0

    Hoy, los trabajadores postales y quienes los apoyan realizan actos en todo el país para exigir que quede sin efecto la resolución sobre el financiamiento de los beneficios y para expresarse en contra de los pedidos de privatización de su lugar de trabajo. Durante meses, los estadounidenses han escuchado anuncios tremendos sobre el inminente colapso del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) dada la insolvencia fiscal de ese organismo y la caída en el uso del servicio de correo. A principios de septiembre, el Director General de Correos de EE.UU. dijo ante el Congreso que USPS estaba a punto de entrar en cesación de pagos y presentó una serie de propuestas radicales para reducir costos despidiendo a más de 120.000 trabajadores, cerrando miles de instalaciones y reduciendo la distribución y los beneficios para los jubilados. Sin embargo, muchos trabajadores postales dicen que la tan mentada crisis que enfrenta el Servicio Postal de EE.UU. no es lo que parece. Según los trabajadores, el mayor volumen de correspondencia en los 236 años de historia del servicio postal se manejó en el año 2006. También señalan una ley del año 2006 que obligó a USPS a convertirse en el único organismo que debe financiar 75 años de beneficios de salud para jubilados en sólo un lapso de 10 años, y dicen que las exigencias de esta ley representan el 100 por ciento de los $ 20 mil millones de dólares en pérdidas del servicio en los cuatro años anteriores, sin lo cual el servicio habría dado ganancias. La semana pasada, los republicanos presentaron un proyecto de ley para reformar USPS, en respuesta a otro proyecto propuesto por los demócratas, que devolvería los 6,9 mil millones de dólares declarados en pagos de más al plan de jubilaciones de USPS, ofrecería jubilación anticipada e incentivos para retiros voluntarios, modificaría la obligación de prepago de los beneficios para los jubilados y preservaría la protección del trabajador que figura en los convenios colectivos de trabajo. Presentamos un debate entre Chuck Zlatikin, Director Legislativo y Político del Sindicato de trabajadores postales de la zona metropolitana de Nueva York, y Gene Del Polito, presidente de la Asociación de Comercio Postal en Washington, DC.

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • Video informe desde Libia: "Nunca pensé que seríamos libres"

    Splash_image20110927-12680-zw4kw3-0

    En Libia, un comandante de la brigada de combatientes revolucionarios dice que sus fuerzas se comunican con las familias atrapadas en la ciudad natal del coronel Muammar Gaddafi, que permanece sitiada, para tratar de sacarlas de un modo seguro. A más de un mes de haber tomado Trípoli y de haber puesto fin al gobierno de Gaddafi de manera efectiva, las fuerzas revolucionarias todavía se enfrentan a la feroz resistencia de los partidarios de Gaddafi en las ciudades de Sirte, Bani Walid y algunos focos en el desierto al sur del país. Mientras tanto, el Consejo Nacional de Transición ha retrasado el anuncio de un gabinete provisorio ampliado con hasta 36 miembros, que se supone es más representativo. A pesar de que la lucha continúa y siguen las dudas en torno al futuro político de Libia, en Trípoli, ciudad capital recientemente liberada, en gran medida el estado de ánimo es optimista. La corresponsal de Democracy Now! Anjali Kamat y Jacquie Soohen de Big Noise Films estuvieron en Trípoli la semana pasada y presentaron este informe.

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)