Martes 13 de Agosto de 2013

LOS TITULARES DE HOY

EL RESTO DE LA HORA DE DEMOCRACY NOW!

  • Una jueza determinó que la política de “detener y cachear” de la policía de NY es inconstitucional

    Stopandfriskplaintiffs
    En un fallo histórico, un tribunal federal determinó que la controvertida táctica de “detener y cachear” utilizada por el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York es inconstitucional. En una decisión duramente crítica, la jueza federal de distrito Shira Scheindlin dijo que la policía había basado el programa en lo que ella denominó “una política de discriminación racial indirecta”, que hizo que los agentes detuvieran de manera rutinaria a “negros e hispanos que no habrían sido detenidos si hubieran sido blancos”. Desde el año 2002, el departamento de policía realizó más de cinco millones de detenciones y cacheos. Según los informes del propio departamento de policía, casi nueve de diez neoyorquinos detenidos y cacheados eran inocentes. En las casi 200 páginas de la orden, la jueza Shira Scheindlin escribió “Nadie debe vivir con el temor de que lo detengan cada vez que sale de su casa para dirigirse a sus actividades cotidianas […] Detener a jóvenes negros e hispanos sobre la base de la supuesta conducta delictiva de otros jóvenes negros o hispanos viola los principios básicos de la igualdad”. Además, la jueza designó a un supervisor federal para que controle las reformas teniendo en cuenta las contribuciones de los miembros de la comunidad y de la policía. El alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, reaccionó con enojo ante el fallo y acusó a la jueza de negarle a la ciudad un juicio justo. Nos acompaña Sunita Patel, abogada del Centro para los Derechos Constitucionales y co asesora en el caso. "Esta es una victoria para cientos de miles de personas que fueron detenidas y registradas ilegalmente durante la última década”, sostiene Patel.
    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • EXCLUSIVO: el dueño de la empresa de correo electrónico que usaba Snowden cuenta por qué la cerró

    Ladarandlawyer1
    La empresa Lavabit de servicio de correo electrónico encriptado que —según se cree— había sido usada por el denunciante de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden, cerró inesperadamente. La medida se produjo en medio de una lucha legal en la que parecían estar en juego los intentos del gobierno estadounidense de acceder a los datos de los clientes. En una emisión exclusiva de Democracy Now!, nos acompaña el dueño de la empresa Lavabit, Ladar Levison, y su abogado, Jesse Binnall. “Desafortunadamente, no puedo hablar de eso. Me gustaría, créame”, afirma Levison. “Creo que si la ciudadanía estadounidense supiera lo que nuestro gobierno estaba haciendo, no le permitiría hacerlo de nuevo”. En un mensaje a sus clientes enviado la semana pasada, Levison dijo: “Me vi forzado a tomar una decisión difícil: ser cómplice de delitos contra los estadounidenses o retirarme después de casi diez años de trabajo duro y cerrar Lavabit”. Levison dijo que tuvo prohibido hablar de los acontencimientos en las últimas seis semanas previas a la toma de la decisión. Poco después, otro prestador de servicios de correo electrónico seguro denominado Silent Circle también anunció su cierre.
    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • Ex servidor de Internet cuenta cómo fue silenciado por una carta de seguridad nacional durante seis años

    Nickcalyx
    Continuamos el debate en torno a la vigilancia del gobierno y la privacidad en Internet, con alguien que permaneció silenciado por una orden del FBI durante seis años. A principios de 2004, Nicholas Merrill, que dirigía una empresa prestadora de servicios de Internet en la ciudad de Nueva York llamada Calyx, recibió una carta de seguridad nacional que le ordenaba entregar los registros privados y detallados de algunos de sus clientes. De acuerdo a la ley, quienes reciben ese tipo de cartas tienen prohibido contarle a nadie sobre sus encuentros con el FBI. Si bien no era el primer estadounidense en ser silenciado después de recibir una carta de seguridad nacional, Merrill fue el primero en desafiar las tácticas secretas del FBI. Merrill se presentó ante la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) que luego presentó el primer juicio que cuestionaba el estatuto de la carta de seguridad nacional. En el juicio, Merrill fue identificado con el nombre ficticio de Juan Perez. Recién en agosto de 2010, después de llegar a un acuerdo con el FBI, Merill pudo revelar su identidad. “El resultado del caso fue que la disposición de la carta de seguridad nacional de la Ley Patriota fue declarada inconstitucional dos veces”, afirma Merill. “Pero el problema fue que nunca logramos que la Corte Suprema emitiera un fallo final vinculante que fuera efectivo en todo el país. La preocupación en torno a la seguridad cibernética y la privacidad son realmente dos caras de la misma moneda. Hay muchos ejemplos no controvertidos de organizaciones y gente que necesita confidencialidad: la medicina es uno de ellos, el periodismo es otro, los organismos de derechos humanos es un tercer caso obvio. Tratamos de plantear que si se priva a los estadounidenses del derecho a encriptar sus datos y a tener información privada, habrá consecuencias graves y de gran alcance en muchos tipos de industrias, en nuestra democracia en su conjunto y en nuestra posición en el mundo”.
    Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes