Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

Jueves 8 de Agosto de 2013

LOS TITULARES DE HOY

EL RESTO DE LA HORA DE DEMOCRACY NOW!

  • La policía de Nueva York pone fin al almacenamiento de datos de personas inocentes "detenidas y cacheadas"

    Stopandfriskreplacethumb

    A partir de un acuerdo con la Unión por las Libertades Civiles de Nueva York, el Departamento de Policía de Nueva York aceptó dejar de almacenar los nombres de las personas a quienes se arrestó o se llamó a comparecer ante las autoridades luego de haber sido detenidas y cacheadas, y posteriormente fueron absueltas de todo tipo de acusación penal. Durante años, la policía de Nueva York ha utilizado esta base de datos para orientar sus investigaciones penales hacia determinados grupos poblacionales, incluso sabiendo que ésta incluye personas que fueron víctimas de detenciones injustificadas. Desde el año 2002, el departamento de policía ha realizado más de cinco millones de detenciones dentro de su política de "detener y cachear". La gran mayoría de las personas detenidas eran negras o latinas. Según los propios informes del departamento de policía, aproximadamente nueve de cada diez neoyorquinos detenidos y cacheados eran inocentes. Hablamos con Donna Lieberman, directora ejecutiva de la Unión por las Libertades Civiles de Nueva York.

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • "No quiero morir en la cárcel": la abogada Lynne Stewart, enferma de cáncer, pide su liberación

    Lynnestewart3

    El equipo jurídico de la abogada presa Lynne Stewart presentará hoy ante un tribunal federal un pedido para que sea liberada. Stewart tiene 73 años y está muriendo de cáncer en una prisión de Texas. El mes pasado, el médico que la atiende en la cárcel estimó que su esperanza de vida es de aproximadamente 18 meses. La presentación de hoy sucede después de que la Oficina Federal de Prisiones denegara su solicitud de excarcelación anticipada. Los abogados de Stewart están apelando esta medida y esperan poder discutirla en la audiencia con el juez John Koeltl, quien dictaminó la primera sentencia de Stewart. En 2010, ella fue condenada a 10 años de prisión por entregar mensajes de su cliente, el clérigo islámico Omar Abdel-Rahman, a sus seguidores en Egipto. En una carta al juez Koeltl, Stewart escribió: "No tengo la intención de 'entrar dócilmente en esa buena noche', como escribió Dylan Thomas. Hay mucho por hacer en este mundo. Sé que no quiero morir aquí en la cárcel; un lugar extraño y sin amor. Quiero estar donde todo me es familiar; en una palabra, mi hogar. ...No tengo planes grandilocuentes; sólo aspiro a buena comida, conversación y música. Eso es lo que quiero. Y, por supuesto, a mi amado esposo Ralph, mi héroe y mi apoyo, mi corazón durante estos últimos 50 años. Lo necesito y necesito su fuerza y amor cerca mío, ahora que me preparo para los momentos que se aproximan, de transición y luego de descanso. Si usted realmente representa la mano misericordiosa de la ley, como lo opuesto, en este caso, a una burocracia despiadada, entonces no me castigue más. Concédame la libertad y permítame morir con dignidad". Hablamos con el esposo de Stewart, Ralph Poynter; su hija, Zenobia Brow; y su abogada, Jill Shellow.

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • Activistas denuncian infiltración de policía en manifestaciones contra la explotación laboral en Bangladesh

    Dcundercovercop3

    La organización Estudiantes Unidos contra la Explotación Laboral (USAS, por sus siglas en inglés) presentó una demanda para que el gobierno de Washington, DC, emita una orden que impida a la policía espiar las actividades del grupo. La demanda judicial alega que una oficial de policía llamada Nicole Rizzi se infiltró en las manifestaciones llevadas a cabo en abril contra la explotación laboral, tras el devastador incendio en una fábrica de Bangladesh en el que murieron más de 1.100 trabajadores. Los activistas dicen que pudieron descubrir la identidad de Rizzi por las pistas que fue dejando en las redes sociales. En una foto publicada en el sitio web YFrog se puede ver a Rizzi señalando un error de tipeo en un sobre dirigido al "Departamento de Policía Metropolitana de Washington D.C.". El dedo de Rizzi cubre parcialmente el renglón donde aparecen los datos, pero al parecer, se la identifica como Directora de la División de Inteligencia. Además, en un post de la cuenta que tenía en Tumblr, ya eliminada, Rizzi había escrito: "En el puesto que ocupo, es beneficioso usar ropa de calle. También en las tareas de civil, te pones lo que te ayude a integrarte". Hablamos con el periodista Mike Elk, de la revista In These Times, autor del artículo "Activistas identifican policía infiltrada en las manifestaciones contra la explotación laboral en Bangladesh".

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares