Martes 14 de Enero de 2014

LOS TITULARES DE HOY

EL RESTO DE LA HORA DE DEMOCRACY NOW!

  • Erin Brockovich y la organización de la población de Virginia Occidental tras el derrame químico

    Brockovich-new

    Virginia Occidental ha comenzado a levantar parcialmente la prohibición de usar el agua corriente cinco días después de un derrame de sustancias químicas en el río Elk. Más de 300.000 residentes del estado no han podido beber, cocinar o bañarse con el agua del grifo desde el jueves, cuando la empresa Freedom Industrias derramó en la red de suministro de agua unos 7.500 galones de 4-methylcyclohexanemethanol (Crudo MCHM), un agente químico utilizado en la extracción de carbón. Decenas de escuelas y comercios han permanecido cerrados, incluso en la capital del estado, Charleston. La prohibición ha sido levantada en cuatro zonas hasta el momento, pero todavía continúa en vigencia para una gran mayoría de los residentes. Decenas de personas fueron hospitalizadas desde el derrame, con síntomas como náuseas, vómitos, mareos, diarrea, erupciones y enrojecimiento de la piel. Hablamos sobre el tema con Erin Brockovich, la reconocida ambientalista, defensora de los consumidores y especialista en investigaciones jurídicas. Siendo madre soltera, con tres hijos a su cargo, trabajó como asistente jurídica y colaboró en la victoria a favor de la población en la mayor demanda colectiva de la historia estadounidense, contra la compañía eléctrica de California Pacific Gas & Electric Company por contaminar el suministro de agua de una ciudad. Su historia fue contada en la película ganadora del Oscar "Erin Brockovich". Brockovich y su equipo se encuentran investigando el derrame en Virginia Occidental. El lunes por la noche, Brockovich llevó a cabo una reunión en el ayuntamiento de Charleston para hablar sobre el derrame con los residentes locales. "La población se está organizando de una manera y con una fuerza como nunca antes había visto", dice Brockovich acerca de la auto-organización de los residentes de Virginia Occidental tras el derrame.

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • Virginia Occidental: derrame químico revela fallas en las regulaciones estatales y federales

    Elkriver3

    La planta de Freedom Industries donde sucedió del derrame de sustancias químicas en Virginia Occidental está a menos de dos kilómetros por el río de la planta de tratamiento de agua más grande del estado, propiedad de American Water. Además del peligro evidente para la fuente de suministro de agua potable del 16 por ciento de los residentes de Virginia Occidental, el derrame puso al descubierto importantes fallas en la forma en que el estado regula las sustancias químicas peligrosas utilizadas en la minería y el procesamiento del carbón, su principal industria. La sustancia química derramada, el 4-methylcyclohexanemethanol (MCHM crudo), no tiene un protocolo de supervisión estrecha ni a nivel federal ni estatal. Desde 1991, ningún inspector ambiental había visitado las instalaciones de Freedom Industries. De acuerdo a las leyes de Virginia Occidental, las instalaciones de almacenamiento de sustancias químicas ni siquiera son objeto de inspección. La planta tampoco tenía plan de protección de las aguas subterráneas. Hablamos con Mike Elk, periodista especializado en cuestiones laborales que trabaja para la revista In These Times. Elk ha investigado ampliamente la regulación sobre sustancias químicas en Estados Unidos y ha hecho cobertura de varios casos, entre ellos, la explosión en una planta de fertilizantes en West, Texas, donde 15 personas murieron el año pasado. También nos acompaña, desde Virginia Occidental, Erin Brockovich, la reconocida ambientalista y defensora de los derechos de los consumidores.

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)
  • EE.UU.: La estrategia política del racismo codificado que golpea a trabajadores y clase media

    Lopez-new3

    Dos meses después de que 47 millones de beneficiarios de cupones de alimentos se vieran afectados por un recorte de 5 mil millones de dólares en los programas sociales, muchos más están al borde de la misma situación. Los legisladores estadounidenses están finalizando la redacción de una nueva ley agrícola que probablemente recortará otros 9 mil millones de dólares en cupones de alimentos a lo largo de la próxima década. Esta medida provocaría que más de 800.000 hogares vieran reducida su ayuda en hasta 90 dólares por mes. Analizamos cómo muchos políticos apelan a una estrategia racial codificada para ganar apoyo para recortes como este —y otros proyectos similares— desde 1960. Hablamos sobre el tema con Ian Haney López, autor del nuevo libro "Dog Whistle Politics: Cómo la apelación a una estrategia racial codificada ha reinventado el racismo y arruinado a la clase media". Miembro asociado de Demos y profesor de derecho en la Universidad de California, en Berkeley, López sostiene que "se trata de usar cuestiones raciales para destruir a toda la clase media. Este tipo de racismo está siendo utilizado para impulsar a un montón de blancos a votar por los republicanos, cuya lealtad principal es con el interés de las grandes empresas".

    Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más

Programa completo

Titulares