Informes sostienen que altos funcionarios de la Casa Blanca tenían conocimiento de las acusaciones de agresión de Rob Porter

Titular09 Feb. 2018
 h05 porter white house knowledge

La Casa Blanca declaró el jueves que había manejado mal el caso de Rob Porter, quien renunció a su cargo de secretario de personal esta semana, después de que dos de sus exesposas lo acusaran de agresión verbal y física. Estas son declaraciones del subsecretario de Prensa de la Casa Blanca, Raj Shah.

Raj Shah enunció: “Creo que es justo decir que todos podríamos haberlo hecho mejor en las últimas horas, o en los últimos días, en cuanto al manejo de la situación. Pero, ya saben, este era un Rob Porter que yo y muchos otros conocíamos, que [la secretaria de Prensa] Sarah [Huckabee Sanders] conocía, que otros funcionarios, incluido el jefe de gabinete, conocían, y los informes emergentes no reflejaban a la persona a la que habíamos llegado a conocer”.

La declaración de Shah se produjo cuando varios medios informaron que altos funcionarios de la Casa Blanca –incluido el jefe de gabinete, el general John Kelly– habían tenido conocimiento durante meses de que el FBI había escuchado el testimonio de las exesposas de Porter sobre agresiones verbales y físicas. Eso contradice la versión de Kelly de que él no estaba “completamente al tanto” de las agresiones hasta esta semana. Inicialmente Kelly había defendido a Porter, a quien calificó en un comunicado de un “hombre de verdadera integridad y honor”. La declaración, según informes, fue redactada en parte por la directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks, quien mantiene una relación romántica con Porter. Porter renunció el miércoles, después de que el medio The Intercept publicara fotos en las que se ve a su primera esposa, Colbie Holderness, con un ojo morado que ella afirma que fue provocado cuando Porter le dio un puñetazo durante un viaje a Italia en 2005. La publicación de las fotos se produjo cuando la segunda esposa de Porter, Jennifer Willoughby, también hizo públicos los detalles de las agresiones. Estas son declaraciones de Willoughby para el periódico The Washington Post.

Jennifer Willoughby expresó: “Sabía que mi matrimonio era malo. Sabía que no era sano, que las peleas y la agresión verbal y emocional que estaba soportando no eran, por decirlo de algún modo, ‘normales’. Pero no creo que me considerara a mi misma como una mujer maltratada, hasta ese momento”.

Como consecuencia de estas acusaciones de violencia doméstica por parte de sus exesposas, el FBI le negó a Rob Porter la autorización permanente para manejar información clasificada.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio