11 de Mayo de 2011

Obama pide una reforma migratoria en un momento en el que las deportaciones llegan a un nivel récord

Obama_button

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El martes, el presidente Obama visitó la frontera entre México y Estados Unidos por primera vez desde su elección en 2008, donde pronunció un importante discurso político sobre la necesidad de una profunda reforma de las leyes de inmigración. Mientras tanto, el gobernador de Illinois, Pat Quinn, y 38 legisladores del estado de Nueva York han pedido desvincularse del principal programa de Obama para el control de la inmigración, llamado Comunidades Seguras, el cual ha producido un número récord de deportaciones. Contamos con la opinión de Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración, y de Sunita Patel, abogada del Centro para los Derechos Constitucionales. "Este enfoque de aplicar la ley primero y reformarla después, simplemente no funciona. Los estados y el Congreso ya están perdiendo la paciencia", afirma Patel. Reconociendo el obstáculo político al que se enfrenta Obama a la hora de aprobar la reforma migratoria con un congreso dividido, Noorani comenta: "el presidente tiene la autoridad ejecutiva o administrativa de ordenar mejor sus prioridades en materia de recursos de vigilancia, para que se expulse a quienes estén provocando un daño real en nuestras comunidades y no a estudiantes o familias que se esfuerzan por trabajar".

Programas recientes Ver más

Programa completo

Titulares