Primero de Mayo: la policía ataca a los manifestantes contra la austeridad impuesta por la junta fiscal en Puerto Rico

Original en Español02 de mayo de 2018
Escuche
Otros formatos
Escuche

Relacionado

En Puerto Rico, miles de personas celebraron el Día de los Trabajadores con una huelga general realizada en San Juan, la ciudad capital, para protestar contra las medidas de austeridad que van desde el cierre de escuelas públicas hasta los aumentos de las matrículas universitarias. Cuando los manifestantes trataron de juntarse en el edificio donde la junta de control fiscal tiene sus oficinas, la policía disparó gas pimienta y gas lacrimógeno. La junta pidió la implementación de un recorte de diez por ciento a las jubilaciones, la eliminación de los bonos obligatorios de Navidad, la reducción del período de vacaciones y de licencia por enfermedad y el permiso a las empresas para despedir a los empleados sin tener que probar primero una causa justa. Esto se produce en momentos que, al menos, treinta mil personas siguen sin energía eléctrica, casi ocho meses después que el huracán María devastara la isla. Vea el informe especial desde las calles de San Juan de nuestro corresponsal Juan Carlos Dávila. Además, entrevistamos en nuestros estudios a Giovanni Roberto, director del Centro para el Desarrollo Político de Puerto Rico.

Transcripción

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

JUAN GONZÁLEZ: Bienvenidos a Democracy Now! Soy Juan González. Miles de puertorriqueños marcaron el Día Internacional de los Trabajadores en una huelga general en la capital de San Juan y también protestaron contra los cortes presupuestarios ordenados por la Junta de Control Fiscal de Puerto Rico. Vamos a ver primero un informe desde las calles de San Juan de esas protestas.

JUAN CARLOS DÁVILA: El Día Internacional de los Trabajadores una decena de organizaciones, incluyendo grupos de activistas y uniones de trabajadores, se manifestaron en el distrito financiero de Puerto Rico para protestar contra las nuevas medidas de austeridad propuestas por la Junta de Control Fiscal. Las organizaciones marcharon desde diferentes puntos de San Juan. Una de las marchas organizadas por el movimiento “Se acabaron las promesas” comenzó en el Departamento de Trabajo.

JOCELYN VELÁZQUEZ: Mi nombre es Jocelyn Velázquez, y pertenezco al colectivo “Se acabaron las promesas”. Nosotros exigimos la derogación de la Ley Promesa. Exigimos la eliminación de la Junta de Control Fiscal. Exigimos que se cree un proceso que sea democrático y participativo con una auditoría de la deuda en la cual sepamos dónde se votaron los dólares, cómo se votaron los dólares, y que desde ahí comencemos a hablar de la forma de identificar qué deuda es legal, qué deuda es ilegal, y a aquella deuda que es ilegal retirarla del panorama para entonces poder desarrollar un plan en el cual reconstruyamos el país y recuperemos nuestra nuestra economía. Ahora estamos tratando de hacer que la marcha avance. Tenemos el bloqueo de la policía que cortó la entrada de la voz del pueblo a la Milla de Oro, y nuestro reclamo es que tenemos el derecho de protestar en donde nosotros decíamos protestar.

JUAN CARLOS DÁVILA: Una de las frustraciones de los activistas fue que la policía bloqueó el acceso y restringió la capacidad de llegar hasta el frente del edificio Seaborne. Es aquí donde las oficinas de la Junta de Control Fiscal están localizadas. Escuchamos a Scott Barbés, uno de los organizadores del evento.

SCOTT BARBÉS: Aquí se ha mantenido la gente bastante en calma y la situación está bastante controlada, pero el planteamiento de cumplir con los objetivos está trazado y no tienen derecho [a impedirlo], y cualquier situación de violencia que surja es porque la policía de Puerto Rico está obstaculizando la marcha. Por favor, respondan al llamado de negociación y permitan que la marcha continúe su paso.

MARIANA NOGALES MOLINELLI: Mi nombre es Mariana Nogales Molinelli. Los organizadores quieren comunicarse, pero la policía no está siendo efectiva en términos de comunicación. Lo que ha ocurrido es que luego de haber dado una orden que parecía que decían que se iban a retirar, pues se han mantenido ahí. Vemos que detrás están los oficiales de arrestos especiales.

JUAN CARLOS DÁVILA: Eventualmente, hubo una conversación con un oficial identificado como el teniente Santos. El oficial aseguró que la policía se retiraría si los activistas se mantenían en calma. Escuchamos nuevamente a Scott Barbés.

SCOTT BARBÉS: Salieron unas personas y empeñaron su palabra en representación de estos caballeros que están aquí detrás de nosotros con los bastones. Pero entonces, ¿quién va a cumplir la palabra ahora? ¿Que se supone que debe hacer la gente? “No nos cumplieron su palabra, y nos vamos cabizbajos”. Esto es intimidación. Ellos no nos quieren en la Milla de Oro, bueno pues que nos dejen pasar y salir de la Milla de Oro, y ya. Nadie quiere estar en la Milla de Oro hoy. Nosotros no queremos estar peleando por nuestro futuro, pero no tenemos opción. Nosotros tenemos hijos e hijas, tenemos madres y padres, abuelos y abuelas. ¿Qué opción nos han dado? No nos dan opción, y aquí acabamos: puertorriqueños y puertorriqueñas confrontados.

JUAN CARLOS DÁVILA: La policía continuó en formación y mantuvo el acceso bloqueado. Entonces, una brigada de manifestantes cargando escudos de madera se acercó más a la línea de la policía. Fue ahí cuando empezó una confrontación donde la policía utilizó gas pimienta para dispersar a los manifestantes. Los manifestantes se dispersaron por toda la ciudad. Algunos de ellos, en particular los estudiantes, regresaron a Río Piedras, casa de la Universidad de Puerto Rico. En Río Piedras, algunos todavía sufrían los efectos del gas y hasta posiblemente golpes con balas de goma.

RAINA RAMÍREZ: Mi nombre es Raina Ramírez y soy estudiante de química del Recinto Universitario de Mayagüez. La experiencia que tuve hoy fue buena al principio, porque es impresionante y emotivo ver cómo un pueblo se une para luchar en contra de la injusticia que un Gobierno opresor está cometiendo contra todos nosotros. Después de eso, pasó un tiempito y cambió la situación. Nos acribilló la policía. Nos tapó de un lado, nos tapó del otro lado, no nos dejaban pasar, empezaron a tirarnos gases. Yo pude salir. Yo soy asmática, y en la corrida y con mi situación de asma, se me hizo bien difícil. Una compañera se tuvo que quedar atrás. Estuvimos esperándola y esperándola, pero después tuvimos que seguir corriendo porque los guardias seguían persiguiendo a los estudiantes. No solamente nos acorralaron, sino que seguían detrás de nosotros, insistiendo, haciendo daño. Es triste y también es impactante.

JUAN GONZÁLEZ: Gracias a Juan Carlos Dávila por ese informe. Ahora pasamos a hablar con Giovanni Roberto, coordinador del Centro para el Desarrollo Político Educativo y Cultural en Puerto Rico. Bienvenido, Giovanni.

GIOVANNI ROBERTO: Gracias, gracias.

JUAN GONZÁLEZ: Háblanos un poco de qué está pasando hoy en día en Puerto Rico y de estas protestas que ocurrieron.

GIOVANNI ROBERTO: La situación todavía sigue siendo desesperante para una gran parte de la población. Para algunos sectores en Puerto Rico todavía no hay electricidad, luz eléctrica. Para otros, lo que empieza suceder ahora es que el huracán social que viene después de un desastre natural está empezando a tomar fuerza. Estamos viendo cómo el gobierno de Puerto Rico, en alianza con la Junta de Control Fiscal, está intentando privatizar las escuelas y van a privatizar la energía eléctrica. Además, quieren recortan derechos sociales que ya fueron conquistados en el pasado como las pensiones y los derechos laborales. Muy probablemente la crisis que vimos después de María, la emergencia, se vaya a repetir en los próximos meses o años, pero producto de las decisiones gubernamentales.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Qué piensa de la postura del gobernador, Ricardo Rosselló? En estos en estas semanas, él está declarando que las acciones de la Junta son ilegales, pero usted no cree en lo que él está diciendo.

GIOVANNI ROBERTO: Los planes de la Junta y los planes del gobernador son bastante parecidos. Se pueden diferenciar quizás en algún detalle u otro, pero la política es la misma. Ambos siguen apostando a la destrucción del Estado en Puerto Rico, a la reducción de los servicios del Gobierno. Pero, claro, como es política, el gobernador está tratando de mantener, digamos, cierta diferenciación de la Junta, por propósitos políticos, pero realmente en la práctica ninguna de las dos instituciones está favoreciendo medidas que beneficien al pueblo.

JUAN GONZÁLEZ: Durante muchos meses después del huracán no vimos muchas protesta en la isla porque la gente estaba conmocionada por lo que había pasado. ¿Qué piensa ahora que está pasando en términos de organización, de protestar en contra de la política que está viviendo Puerto Rico hoy en día?

GIOVANNI ROBERTO: Pienso que la protesta de ayer demuestra que ya estamos un poco dejando atrás la peor parte del trauma que viene después de un desastre natural, y que en los próximos días, semanas y meses esperamos allá mayor movilización, porque razones sobran para que esa movilización se incremente. Pero hace falta todavía un grado mayor de confianza, un grado mayor de empoderamiento en la población. Y en grupos como los grupos donde yo trabajo estamos tratando de hacer ese trabajo de vincular lo que son las necesidades de la población con lo que son las demandas y la acción política que es necesaria también para que la población mejore su calidad de vida.

JUAN GONZÁLEZ: Hablando de su grupo de trabajo, podría contarnos un poco cómo fue la forma de organización que ustedes tomaron en las semanas después del huracán y la importancia de esa movilización para el pueblo que no esperaba ayuda del Gobierno.

GIOVANNI ROBERTO: Incluso antes de los huracanes Irma y María, nosotros ya sabíamos, la población ya sabía, que el Gobierno nos ha abandonado hace años. Llevábamos 12 años en una recesión económica. Llevamos por lo menos tres o cuatro años hablando ya de medidas, específicamente de austeridades y recortes. Entonces, la población no estaba dispuesta a esperar [la ayuda oficial luego del huracán], miles de personas alrededor de la isla actuaron: limpiaron carreteras o se organizaron para servir comida o para localizar agua. Algunos de esos espacios, de esos esfuerzos, tomaron forma de centros de apoyo mutuo, y nosotros participamos en algunos de ellos.

En estos centros nos encontramos ahora en una situación importante de organizar, de prepararnos para la próxima temporada de huracanes que comienza en junio. Nos organizamos por un lado por eso y por el otro lado porque sabemos que en los próximos años la crisis para la población se va incrementar. Todo lo que están haciendo este año, va a aumentar la pobreza, el hambre y las necesidades de la población, y solamente estamos en el primer año de la Junta de Control Fiscal. Esperamos que vamos a estar recibiendo esos ataque durante algunos años más, y hay que organizar la población para cambiar las cosas. No podemos esperar.

JUAN GONZÁLEZ: Y usted está en una gira aquí en Estados Unidos, hablando con líderes y activistas en la comunidad puertorriqueña en Estados Unidos. ¿Cuál fue la importancia de la diáspora en términos de ayuda para Puerto Rico? ¿Qué espera usted a futuro?

GIOVANNI ROBERTO: Podría decir que la diáspora puertorriqueña fueron nuestros principales aliados, incluso antes del huracán, ya la diáspora estaba organizándose, estaba reuniéndose, estaba localizando ayuda. La ayuda que no llegó a muchas de las organizaciones de base vino directamente de personas de la diáspora. Nosotros no recibimos en el Centro de apoyo mutuo de Caguas ninguna ayuda de la institución United for Puerto Rico, Unidos por Puerto Rico, que es la institución oficial del Gobierno. La ayuda que hemos recibido ha sido principalmente de personas en Estados Unidos que son puertorriqueños o aliados de los puertorriqueños. El rol de la diáspora en nuestra liberación me atrevería a decir que ha aumentado mucho en los últimos meses y nosotros esperamos, y es parte del propósito de la gira, seguir conectando a la gran nación puertorriqueña, que está acá y que está allá también en Puerto Rico.

JUAN GONZÁLEZ: Nos puede hablar acerca de los intentos del gobernador para privatizar la energía eléctrica y sobre qué ha aprendido el pueblo de este desastre en términos de la importancia de hacer un cambio radical en la forma en que la electricidad llega a Puerto Rico.

GIOVANNI ROBERTO: Hay mayor apertura en la conversación y en las acciones de la población en cuanto a formas alternativas de energía eléctrica. Somos muchos lo que estamos apostando por la energía solar. Algunos de nuestros centros de apoyo mutuo están recibiendo apoyos institucionales, de alguna corporaciones, de algunos proyectos, para tener energía solar y que nuestros espacios puedan ser espacios que sean un oasis tanto de agua como de comida y electricidad para que si algún desastre natural o algún desastre social sucede en los próximos meses, estemos listos para poder atender la población y ayudar a reorganizar el país en otra dirección.

JUAN GONZÁLEZ: Vamos a seguir los acontecimientos en Puerto Rico día por día como hemos hecho desde que empezó la crisis. Muchas gracias a Giovanni Roberto, coordinador del Centro para el Desarrollo Político Educativo y Cultural en Puerto Rico.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio