Desde las dictaduras respaldadas por la CIA a la violencia narco: las raíces del conflicto de los refugiados centroamericanos

Breve09 de julio de 2018
S3 us dirty wars perpetuate migration crisis1

Miles de niños y niñas migrantes permanecen detenidos en diferentes lugares de Estados Unidos, luego de haber sido separados de sus familias en las fronteras por el gobierno de Trump. Pero a pesar de las noticias acerca de las violaciones de los derechos humanos de la gente migrante por parte del gobierno estadounidense, mucha gente sigue arriesgándose a viajar a Estados Unidos para solicitar asilo político. La abogada de derechos humanos Jennifer Harbury vive en el Valle de Río Grande, Texas, hace más de 40 años y tiene una larga trayectoria de trabajo con gente que huye de la violencia en Guatemala, El Salvador y Honduras. Además, conoce íntimamente las raíces de este conflicto. En la década de 1980, su marido, un comandante guerrillero de origen maya llamado Efraín Bámaca Velásquez, fue capturado y desaparecido por el ejército guatemalteco, que actuaba con el respaldo de EE.UU.. Después de una larga campaña de denuncia e investigación, ella descubrió la participación estadounidense en el encubrimiento de la tortura y asesinato de su marido.

Para conocer más sobre el tema, vea (en inglés) nuestra conversación con Jennifer Harbury desde Brownsville, Texas, acerca de su historia y la participación de Estados Unidos en los conflictos que hasta hoy siguen sacudiendo Centroamérica.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio